Primavera: tiempo de calor combinado con lluvias

El calendario marca que cada 21 de septiembre se inicia la primavera, tiempo en que las plantas reverdecen ya que las temperaturas tienden a subir debido a que la tierra está más cerca del astro sol.

De acuerdo a las explicaciones del Jefe del Departamento de Metereología del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología, Reynaldo Maldonado, la primavera se caracteriza por ser un periodo de mucho sol durante sus primeros días hasta que llegan las precipitaciones pluviales. Es así que, de manera alternada, lluvia y sol se fusionan durante tres meses hasta que el 21 de diciembre se da paso al verano.

"Son los días en que las primeras lluvias van a reverdecer los campos, aunque tenemos todavía algunos días de mucho sol porque no hay ninguna invasión de masa de aire, pero puede que después de tres o cuatro días aparezca un frente frío. Este suceso es constante en esta época del año", dijo Maldonado a tiempo de recordar que de acuerdo a estudios científicos es el día 23 el que da inicio al equinoccio de primavera, pero por razones estipuladas dentro del calendario se le asigna el día 21 como el inicio de esta etapa climatológica.

Más alejado del sol

Maldonado explicó que esta etapa es cuando más cerca se está del sol y que el verano es todo lo contrario, es decir que es el periodo en el que el planeta está más alejado del astro rey. Sin embargo, indicó que curiosamente es en la estación de verano cuando los rayos solares más impactan el hemisferio sur del contienente, en especial a países como Chile, Argentina, Uruguay o Paraguay, donde las temperturas son más elevadas.

Ese comportamiento climatológico no se produce en Bolivia en el verano ya que el país está influenciado por la zona de convergencia intertropical la cual produce un frente húmedo.

"Cuando llega el verano esta zona se inflecciona hasta nuestras latitudes, lo que representa un área de mal tiempo o bajas presiones. Con la incursión de frentes fríos hace que ese periodo sea totalmente húmedo y las tempertauras no se las sienta como en otras latitudes", acotó.

Según Maldonado, otros países como Chile o Argentina están influenciados por los frentes fríos, masas polares que marcan cuándo es el verano y cuándo el invierno, aspecto que no es tan notorio en Bolivia donde se tiene la influencia de la zona de convergencia intertropical.

Sin embargo, esta tendencia natural puede alterarse en ocasiones ya que existen fenómenos como el del "Niño" que ocasionan olas de intenso calor y sequía en periodos de frío como el invierno. En ese marco, la forma de comportamiento de la zona de convergencia intertropical puede que no sea la misma siempre, explicó Maldonado, quien hizo referencia al pequeño veranillo que se vivió en invierno debido a anomalías en el clima.

En todo caso, la primavera ya está aquí, dispuesta a brindar días de intenso calor combinados con lluvia, aspectos que le vendrán bien a la madre naturaleza para su desarrollo.