La Kespiyariña, una costumbre andina de Semana Santa


Es Viernes Santo, Jesús ha muerto en la cruz y resucitará al tercer día. Este momento es aprovechado por las comunidades andinas del norte de La Paz para realizar la tradicional kespiyariña.

Cuando atardece en el campo después del fallecimiento de Cristo, comunarios se valen de  la circunstancia para realizar la kespiyariña (madrugar) o la luntataña (robar), que significa hurtarle al vecino una cría de oveja, llama o cualquier otro animal.

El sociólogo David Mendoza explicó que esta costumbre es habitual dentro de las comunidades, las cuales las llevan a cabo sin un sentido de malicia, sino que es un acto lícito ya que “Jesús está muerto y no los puede ver”.

“La Kespiyariña quiere decir madrugarle al vecino o a un familiar, es como una tradición de robarle de forma lícita porque se dice que Jesucristo a muerto y no está viendo a nadie en ese momento, no hay quien los castigue. Entonces, el día viernes por la tarde y el sábado por la mañana, mucha gente se roba ganado del vecino o tal vez  entran a las chacras a robar papa y no hay demandas al respecto”, explicó Mendoza.

Provincias como Achacachi, Aroma y Omasuyos; son las que tienen este tipo de costumbres al margen de participar en las celebraciones eucarísticas.


Los coros aymaras

Mendoza también mencionó que ciertos grupos de feligreses solían cantar en los famosos qochus, que en castellano quiere decir precisamente canto o coro. Esta costumbre, dijo Mendoza, se ha ido perdiendo con el tiempo.

“Me parece que los qochus ya no se realizan como antes, dicen que en Copacabana hay algunos grupos de mujeres y estudiantes que todavía cantan en aymara en las celebraciones de Semana Santa.


La comida

Otra costumbre en la región andina es al de invitar a comer a parientes y amigos en la Pascua de Resurrección después de participar activamente en las actividades litúrgicas.

“Dicen que en algunos lugares dan varios platos como banquetes con el fin de que el alimento siempre sea abundante el resto del año”, acotó.


Las misiones

Al otro lado del país, en el oriente, las costumbres religiosas varían dentro de las comunidades indígenas, Mendoza explicó que el campesino de la chiquitanía ha sido culturizado de una manera diferente con relación al campesino del occidente.

“Los campesinos de la región andina tienen conflicto con la religiosidad católica porque a ellos les ha entrado con sangre, en cambio, en las misiones la religión les ha entrado con dulzura, con música de violín, hay una especie de encanto, de magia, con predicas a la naturaleza. Es por eso que el hombre andino se ha rebelado contra eso y el del oriente lo ha adaptado”, dijo Mendoza al analizar la forma de vivir la Semana Santa en estas regiones.

Es por eso que el indígena de las misiones jesuíticas vive con menos paganismo las celebraciones en esta época de año. Los templos se llenan para conmemorar la pasión y muerte de Jesús en poblaciones como San Javier o San Ignacio.

La música, dijo Mendoza, es compuesta por ellos en sus idiomas y tienen un carácter renacentista y barroco. Estas comunidades se abstienen de comer carne los viernes de cuaresma y todos los pobladores participan activamente de las celebraciones litúrgicas porque de no hacerlo se sienten marginados.“Es algo exuberante participar de una de las ceremonias en las misiones jesuíticas”.


Una competencia

Mendoza explicó cómo el Domingo de Resurrección las devotas de María Magdalena y los devotos de San Juan realizan una competencia.

“En las dos esquinas de las iglesias, ambas imágenes compiten por llegar primero a la puerta para ver a Jesús resucitado. El primero que llegue es el que ha ganado este año, las mujeres ganan con la escultura de María Magdalena y los hombres con el de San Juan, es toda una costumbre”, añadió.

A
l margen de esta competencia, los fieles suelen dar ofrendas de frutas y todo tipo de productos a Jesús resucitado en la Pascua de Resurrección. 

Volver


Especial elaborado por el departamento de Prensa de Bolivia.com

Diseño Gráfico: Erik Cerruto
Programación: Boris Gutierrez C.
Prensa: Juan Manuel Miranda M.
Fotografías: La Razón y Catholic.org

Agradecimientos:
Padres: Fernando Forgues, Magno Huanto


Envíe sus comentarios a: prensabolivia@interlatin.com

©  BOLIVIA.COM®  2000-2001,  Inc.  Derechos reservados.