Entre tumbas y epitafios

Escriben: Fernando Cabezas y Juan Manuel Miranda

De la tierra fuiste y a ella volvereis, reza en una de las paredes de un cementerio clandestino en El Alto y esa frase que resuena como una sentencia, es tan cierta como lo son cientos de poemas que hablan de la vida y que nos recuerdan que los seres humanos no llevaremos nada, ni soberbia ni riqueza; ni penas ni pobreza... nada, al más allá. Los actos humanos son un asunto exclusivo de vida; sin embargo y fuera de todo precepto, recorrer un cementerio es una invitación permanente para hurgar en la historia, y es que a través de los epitafios percibimos detalles, frases o fechas que parecieran haber sido dejados por los muertos, para que los recordemos.

Es así que al pasear por los panteones, surgen comentarios tales como " Acá está enterrado fulanito de tal, que murió tan joven. O, Mira, aquel murió justo cuando cumplía 52 años. O, Acá está el ex presidente de la República... Las paredes de los cementerios encierran historia y los muertos necesitan que los vivos los recuerden para recobrar vigencia.

A propósito de la celebración de la festividad pagano religiosa "Todos Santos", Bolivia.com recorrió los cementerios de La Paz y allí, entre otras, encontramos tumbas y epitafios de escritores, poetas, políticos, y artistas de otrora. Los invitamos a que nos acompañen en el recorrido entre tumbas y epitafios.

UNA GALERÍA PECULIAR

Cerca del portón de entrada del Cementerio General, caminando por un sendero situado a mano izquierda, se encuentra la Galería de Notables, un cuartel donde yacen los cuerpos de 128 ilustres personajes, unos más recordados que otros, cuyo paso por esta vida fue brillante y significativo.

EDUARDO PACIERI
"Fue un militar valiente que el Chaco defendió, su patria en noche oscura sin ley lo asesinó". Esa es la frase que sobresale en la lápida del soldado Eduardo Pacieri.

DANIEL SANCHEZ BUSTAMANTE
En su lápida se puede leer esta frase: "Maestro de la juventud boliviana, hijo predilecto de La Paz".

FERNANDO GUACHALLA
Un muchacho limpia y le coloca un nuevo vitral a la tumba de Fernando Guachalla, connotado político que estuvo a un paso de ser presidente del país pero el destino se le interpuso 13 días antes de ser posesionado el 6 de agosto de 1908. Con la mirada fijas en los trabajos que realiza el muchacho, doña Elena Guachalla, nieta de don Fernanado, recuerda cómo fue su abuelo, un hombre que era querido por todo el pueblo y que por una enfermedad extraña falleció a poco de asumir el mando de la nación.

"Dicen que le dio pulmonía, a lo que le acompañó una tos aguda. Muchos rumorearon por aquel entonces que fue envenenado", señala doña Elena Guachalla, quien junto a su marido Carlos Prado, visitan con regularidad la tumba del diplomático que fue embajador de Bolivia en Washington, México e Inglaterra.

Abel Iturralde, Nestor Cueto Vidaurre, José Carrasco, Juan Misael Saracho, Belisario Salinas, Carlos Tejada Sorzano, José Rosendo Gutiérrez, Evaristo Valle, Víctor Muñoz Reyes, Agustín Morales, Manuel Vicente Ballivián, Rosendo Villalobos y Porfirio Díaz Machicado, entre otros, también se destacan dentro de la galería.

GREGORIO REINOLDS
Después de recorrer el cuartel de los notables, subiendo por un sendero estrecho se puede ver la tumba de Gregorio Reynolds, hombre destacado de las letras por cuyo trabajo se hizo acreedor al título de "Príncipe de la Lírica", denominativo que precisamente se encuentra colocado sobre una plaqueta de reconocimiento situada en su lecho de granito como parte del homenaje que sus seres queridos quisieron brindarle. "Vivir sin hacer daño, morirse de repente, son la envidiable vida y la envidiable muerte" reza la frase esculpida sobre la superficie del feretro.

GERMAN BUSCH.
"Que Bolivia sea lo que debe ser, fuerte y poderosa. He medido la magnitud del paso que doy y sé que me acechan peligros de todo orden. Afronto sereno la situación…", esa es parte de la frase que se puede leer en la lápida del expresidente. Una fotografía de su retrato cubre la otra parte del mensaje que, por el tenor de la misma, parece que la escribió en un momento difícil de su carrera militar y política.


CARLOS PALENQUE
La tumba fue colocada bajo un árbol, la imagen de la Vírgen de Urkupiña vela el sueño de quien en vida adoptó el pseudónimo de "compadre", su nombre era Carlos Palenque. Sus seguidores colocaron una serie de fotografías.

Las flores en torno a su lecho suelen ser cambiadas todo el tiempo. Y es que el amor que gran parte del pueblo le profesó no se perdió con el tiempo. Considerado el defensor de los pobres y los oprimidos, Palenque tiene un lugar privilegiado dentro del cementerio. A la cabeza de su tumba se puede leer "En homenaje a la memoria del líder perpetuo, defensor de los pobres y mentor de la nueva nación". Sin lugar a dudas, la muerte del compadre fue una de las más lloradas de los últimos tiempos.

EN EL CEMENTERIO JARDIN

15 kilómetros separan al Cementerio General del Cementerio Jardín, el primero de los panteones privados. Hay quienes sostienen que no existe un cementerio lindo, pero el Cementerio Jardín se ha convertido en uno de los campos verdes más grandes y mejor cuidados de la ciudad. Allí también pueden encontrarse las tumbas de gente recordada.

RAMIRO CASTILLO
Cuando los amantes del fútbol recuerdan aquel 18 de octubre de 1997 no pueden más que sentir tristeza e impotencia por lo acontecido. Ramiro Castillo falleció esa fecha y dejó un gran hueco en el deporte nacional. Sus restos se encuentran enterrados en el Cementerio Jardín en el sector denominado Cristo; José Manuel, su pequeño hijo, lo acompaña y una frase resume el sentimiento de dolor de la familia Castillo Salinas: "Hijito amado por siempre".

RAUL SALMON Y ELVIRA DE A LLOZA
Los esposos Raúl Salmón de la Barra y Elvira Llosa de Salmón también están reunidos en un sólo ataúd. "Dos ciudadanos ejemplares", esa es la frase corta y concisa que resume el sentir de la gente que los conoció e imitó sus legados dejados a la ciudad de La Paz.



HERNAN SILES ZUAZO
"Bolivia debe ser tierra de hombres libres". El mensaje de el hombre más importante de la Revolución de Abril perdura a través de su epitafio. Esa frase esculpida en su lápida en el sector denominado Eucaliptus en el cementerio Jardín, se suma a otra que hace referencia a sus mandatos contitucionales: "9 de abril de 1952, líder de la revolución nacional, 1956-1960, Presidente Constitucional de la República y 1982-1985, Presidente Constitucional de la República".

CELSO TORRELIO
Otro expresidente enterrado en el Cementerio Jardín es el General de División, Celso Torrelio Villa, cuya familia inscribió el siguiente texto en su lápida: "Te amábamos tanto, pero Dios te había amado más. Tu esposa, hijos y nietos".

YOLANDA BEDREGAL
En la tumba de Yolanda Bedregal, connotada poetisa nacional, se puede leer: "A la noche eterna devolví mi rostro, no lloró mi ángel, acunó mi sueño". Un Cristo tallado en una sola pieza de piedra comanche, cuya altura es de 7 metros de altura y peso de 5 toneladas, se encarga de velar el sueño eterno de los restos de los difuntos que descansan ahí.

 

MARIO MERCADO VACA GUZMAN
Y a las tumbas de las personalidades de otrora, se suma la de quien fuera carismático empresario, político y hombre de fútbol; quizás el mecenas número uno para el balompié boliviano: Mario Mercado Vaca Guzmán. Decir Mario Mercado es hablar del legendario Bolívar y de su camiseta celeste. Su tumba está en la entrada misma del cementerio Jardín. Una escultura del Arcángel Gabriel, notoria y bien trabajada adorna el sitio.

VICTOR AGUSTIN UGARTE
Era tupiceño, no terminó la primaria, llegó a La Paz montado en vagones de categoría segunda del tren Tupiza - La Paz, nadie lo conocía hasta que pisó el césped del Estadio Hernando Siles con la camiseta de su Bolívar amado. De Víctor Agustín Ugarte se asegura que fue el mejor jugador boliviano de fútbol de todos los tiempos. La lápida en su tumba en el cementerio Los Angeles fue pagada por 2 amigos, las flores son una muestra que alguien no se olvida de él. Su epitafio solo dice " Maestro del fútbol boliviano"




Especial desarrollado por el equipo de Bolivia.com
Escríbanos a Prensabolivia@interlatin.com
© BOLIVIA.COM® 2000-2002, Inc. Derechos reservados.