Actualización: Mié, 14 / Feb / 2018 10:24 am
Miércoles, 14 / Feb / 2018

Secretos para mantener a tu piscina feliz

Si una piscina está en perfectas condiciones se puede disfrutar mucho más. Aquí te contamos cómo cuidarla.
 

Secretos para mantener a tu piscina feliz
Foto: Infocasas

Que las piscinas no tengan rostro no quiere decir que no sonrían. O mejor dicho: el rostro feliz de tu piscina es el tuyo y el de tu familia. 

Por eso, si una piscina está en perfectas condiciones se puede disfrutar mucho más. Te contamos cómo cuidarla.

Te puede interesar: ¿Cómo ganarle al calor en casa?

Limpiando la piscina

La higiene, en todo orden, previene problemas de salud, y la piscina de tu casa no es la excepción. 

Paso 1: Limpiar la piscina antes de colocarle el agua. En estos casos, tu primera idea puede ser usar jabón, pero no es recomendable ya que genera una reacción negativa con el cloro que luego vas a agregarle al agua. Así que mejor usa cepillos y ácidos. En el caso de piscinas de gran tamaño, agrega alquicidas.

Paso 2: Hay que revisar el desgaste y buscar roturas o fisuras antes de colocarle agua. Y de encontrarlas, lo más recomendable es repararlas usando un epóxido.

Paso 3: El PH del agua indica la acidez o alcalinidad, y debe mantenerse entre el 7,2 y el 7,6% (se mide con un tester, muy fácil de conseguir en cualquier comercio que se dedique al rubro), lo que se logra usando cloro todos los días. El secreto está en usar un dosificador para no preocuparse constantemente del asunto, ya que se regulan por cantidad de litros.

Paso lluvia: Este paso es solo si llueve y la piscina no estaba debidamente cubierta (suele usarse una lona para evitar que el agua se mezcle con impurezas: agua de lluvia, hojas de árboles, insectos, residuos, plumas de pájaros, entre otras cosas de pájaros...). Cuando una tormenta cae sobre nuestra piscina, debemos duplicar la dosis de cloro habitual.

Pasó la noche: Mientras tu piscina no esté en uso (por lo general por la noches), asegúrate que esté cubierta. Eso la mantendrá limpia, el agua no se evaporará y conservará su temperatura. Puede ser una simple lona, o si tiene techo, mejor.

Recomendaciones generales

Nunca vacíes tu piscina: La única razón para vaciar tu piscina es para realizar tareas en la estructura o porque el fondo está tan lleno de hojas que que no hay otra forma de sacarlas. Vaciar tu piscina es más un problema que una solución: lo creas o no, el peso del agua y su volumen mantienen la piscina en su lugar en terrenos con nivel freático alto, evita que salga de la tierra como expulsada.

El proceso comienza una semana antes de usarla: Hay que limpiar el filtro todos los días mientras se purifica el agua; el proceso demora aproximadamente una semana. Y siempre con la piscina cubierta. El proceso termina cuando se ve el fondo  con claridad.

Con estos consejos puestos en práctica, vas a disfrutar de tu piscina sin problemas, a pleno, con familia y amigos. Si pudieran, los peces pagarían por conocerla, estamos seguros.

Infocasas.com.bo