Actualización: Lun, 20 / Mar / 2017 11:30 am
Lunes, 20 / Mar / 2017
Media: 4

Bolivia denuncia nueva agresión de Chile

Archivado en Política

Bolivia exige a Chile devolver a militares y aduaneros detenidos en la frontera. El gobierno asegura que la detención fue realizada en territorio boliviano.

Gobierno de Bolivia denuncia nueva agresión de Chile
El vicepresidente Álvaro García Linera en conferencia de prensa se refiere a la detención de bolivianos e por agentes chilenos. ABI

El Gobierno de Bolivia exigió a Chile la devolución "inmediata" de dos militares y siete trabajadores aduaneros detenidos el domingo en la frontera por agentes chilenos, tras asegurar que esos arrestos se produjeron en territorio boliviano.

En una conferencia de prensa, el vicepresidente del país, Álvaro García Linera, dijo que los hechos ocurrieron en el marco de una operación boliviana contra tres camiones con contrabando procedentes de Chile, que habían cruzado la frontera de Bolivia.

"Pedimos la devolución inmediata de nuestros ciudadanos", dijo García Linera, que informó de que el Gobierno de Evo Morales ya presentó una protesta formal ante el Ejecutivo de Santiago.

Además, la Cancillería de Bolivia evalúa la posibilidad de realizar una demanda en algún organismo internacional, agregó.

De acuerdo con los datos proporcionados por García Linera, el operativo boliviano detectó tres camiones con mercancía ilegal y pudo retener uno de ellos, con matrícula chilena, mientras que los otros dos escaparon y regresaron a territorio chileno.

Según esta versión, los funcionarios aduaneros y los militares bolivianos nunca abandonaron el territorio nacional e intentaron realizar el operativo a unos 350 o 400 metros de la frontera, cerca de un puesto castrense boliviano avanzado.

El vicepresidente alegó que los militares conservan fotografías de sus posiciones geolocalizadas por GPS como prueba de que nunca ingresaron en territorio chileno sin autorización.

García Linera calificó el operativo de los carabineros de Chile como un "secuestro" y "detención ilegal" de bolivianos, que después fueron trasladados a un poblado chileno donde los lugareños los agredieron causando tres heridos.

El Ejército boliviano recibió toda esa información de parte de uno de sus uniformados detenidos que, con el permiso de los carabineros chilenos, pudo comunicarse anoche con un jefe militar.

Los carabineros chilenos trasladaron a las personas detenidas hasta la subcomisaria de Colchane, en el norte de Chile, y los hechos tuvieron lugar cerca del salar de Coipasa.

En la conferencia de prensa, García Linera también mostró una fotografía del camión que fue retenido en un primer momento, visiblemente cargado de mercancía y con matrícula de Chile.

Agregó que el contrabando de productos procedentes de Chile es "un negocio de 350 millones de dólares" al año y que el norte de ese país "se está convirtiendo en una zona de una economía ilegal".

"Hay una especie de acompañamiento sistemático de un delito, y esto es lo que tiene que parar", acusó y añadió que el control no solamente se debe acometer en la frontera, sino que las autoridades de Chile deben hacerla en sus puertos de donde sale las mercancías.

Según la información procedente de Chile, los carabineros detuvieron a los bolivianos en el sector conocido como Panavinto, en territorio chileno correspondiente el Salar de Coipasa.

Las autoridades chilenas aseguran que los militares y los siete aduaneros bolivianos controlaban vehículos de carga y fueron detenidos cuando se incautaban de un camión en territorio chileno.

Para reclamar la devolución sin problemas de sus compatriotas, García Linera recordó que en una anterior oportunidad varios agentes chilenos cruzaron la frontera alegando que se habían perdido, pero inmediatamente fueron trasladados al límite fronterizo.

"Del lado boliviano siempre ha habido una acción de colaboración, de hermandad, de trabajo conjunto y de respeto al hermano pueblo chileno y a sus instituciones, pero esa actitud no es recíproca", cuestionó el vicepresidente. EFE

Media: