Actualización: Mar, 24 / Ene / 2017 1:44 pm
Martes, 24 / Ene / 2017
Media: 4

Creatividad de los artesanos, clave de la transcendencia de la Alasita

La creatividad, inspiración e ingenio de los artesanos que participan en la feria de Alasita son algunas de las claves para que la Alasita haya trascendido en el tiempo.

Creatividad de los artesanos, clave de la transcendencia de la Alasita
Casas en miniatura, típicas de la Alasita. BC

A sus 76 años, Jorge Zárate Flores, más conocido como Jorge Argollas, toma la pinza con firmeza cuando tiene que introducir una piedra miniatura (número 1) dentro de un anillo mientras que artesanos de 30 años menores que él utilizan una especie de lupa conocida como visor.

Así, este joyero oriundo de Jesús de Machaca y con 64 años de experiencia, plasma una de las tantas joyas en miniatura que expondrá su sobrino en la feria de Alasita que se inaugura este martes 24 de enero en el Campo Ferial Bicentenario y durará hasta el 19 de febrero.

Zárate considera que la pericia es una de las cosas claves para el trabajo, y que la creatividad permitirá que su trabajo dure en el tiempo. No es el único que piensa así.

La investigadora de la Secretaría Municipal de Culturas, Vida Tedesqui considera que la creatividad, inspiración e ingenio en la elaboración de diversas miniaturas son la llave para la   posteridad y permiten que la gente siga soñando con lograr sus objetivos materiales e inmateriales.

“La creatividad de los artesanos está ligada también a la lectura del contexto social, político o económico del país para elaborar miniaturas como el Pumakatari, el teleférico, el satélite Túpac Katari y, este año, casitas con tanques de agua vinculada a la crisis del líquido que vive La Paz”, indica Tedesqui.

Jorge Argollas participa en la Alasita desde 1975, es uno de los 28 trabajadores dedicados a la joyería del sindicato San Eloy de la Alasita y que junto a hojalateros, carpinteros, yeseros, trabajadores en cuero y en plomo, confeccionistas de ropa de Barbie, entre otros forman parte de los artesanos que anualmente dan vida a la tradicional feria de la abundancia.

Según datos de la Alcaldía, este año se esperan más de tres mil expositores en la feria. El secretario Ejecutivo de la Federación Nacional de Artesanos y Expositores de la Feria Navidad y Alasita (Fenaena), Freddy Butrón, informó que se tendrá más de 50 actividades que buscarán resaltar el rol de las miniaturas.

“La feria de la Alasita ofrece sueños que se hacen realidad. Uno compra un títulos pequeños y en cinco años sale abogado (…) se ha soñado con el título de La Paz ciudad maravilla y ahora nuestra ciudad es una de las siete maravillas del mundo”, expresó Butrón.

La investigadora resaltó que los trabajos que trascendieron en el tiempo y son cotizados por la gente son los autitos elaborados en lata, las alcancías en cerámica (chanchitos), las t’ixitas (muñecas de trapo) y otros productos.

Tedesqui destacó también que hoy en día se encuentran artefactos de la modernidad como computadoras, teléfonos celulares o billetes de euros, visas para viajar, diplomas de las universidades, refrigeradores, casitas y terrenos, entre muchos otros que son parte de la inventiva de los artesanos.

Las miniaturas, los ritos y creencias trascendieron las fronteras del país, pues llegaron a Perú, Brasil, Argentina y otros lugares gracias a que los artesanos viajan constantemente a comerciar sus obras de arte.

“A pesar de que ya no se gana como antes, porque los productos chinos han invadido el mercado, es una satisfacción haber enseñado a mis hijos y nietos este rubro, así nuestras tradiciones pueden perdurar en el tiempo. Además, se ha mejorado poco a poco las técnicas para ofrecer mejores producto a los clientes”, dice Zárate quien tampoco tiembla al agarrar un instrumento, y sólo se le debe hablarle con voz muy alta por su sordera.

AMN

Media: