Media: 4

Chairo de tunta (La Paz)

Chairo de tunta
Chairo de tunta

Ingredientes

  • 1/4 kg. pecho de res

    1 colita o nudo de cordero

    1 lonja de chalona mediana

    1 queso mediano

    1/2 lb. tunta remojada y pelada

    1 taza de tunta pequeña seca

    3 papas medianas

    1 cebolla

    1 zanahoria

    1 nabo

    1 platillo de habas y arvejas

    1 ramo de apio

    1 ramo de perejil

    1 ramo de hierba buena finamente picada

    1 cucharilla de orégano desmenuzado

    4 cucharillas de perejil finamente picado

    1 diente de ajo picado fino

    1 cucharilla de pimentón colorado

    Sal al gusto

    1 cuchara de aceite

Preparación

En olla a presión con dos litros de agua hirviendo, cocinar la carne de res, con el cordero y la chalona previamente pasada por agua tibia quince minutos antes.

Dejar cocer durante treinta minutos. Conservar caliente.

En otra olla con aceite caliente, saltear la cebolla, la zanahoria y el nabo rayados junto con el ajo, las arvejas y la hierba buena. Mezclar y añadir el pimentón pare darle color.

Incorporar a estas verduras salteadas el caldo previamente colado que conservo con el apio, el perejil enteros lavados y sazonar con sal; cocinar durante veinte minutos.

Pelar y lavar en un recipiente la tunta remojada y con las manos poco a poco exprimir suavemente, eliminando el agua. Nuevamente sumergir en otra agua y seguir la misma operación 4 o 5 veces más (Si utiliza tunta seca, remojar la noche anterior).

En un batan martajar un poco cada tunta, no muy molido, ni enteros y colocar en un recipiente con agua que lo cubra. Dejar reposar durante quince minutos, hasta que se asiente la tunta bien molida en la base.

A la olla de las verduras, agregar la tunta martajada: cogiendo este solo la parle de arriba y exprimiendo, enseguida escurrir el agua que sobró, cuidando de no eliminar los residuos (la borra) que queda, sirve para espesar. Agregar el trigo, el mote cocidos y las papas cortadas al hilo (finos).

Una vez que la papa se encuentre cocida, retirar del fuego y espolvorear el orégano.

Servir el chairo con su presa y adornar con una cucharilla de perejil; acompañar con el queso cortado en tajadas.

Media: