Actualización: Dom, 03 / Dic / 2017 12:48 pm
Domingo, 03 / Dic / 2017
Media: 4

¿Verduras de postre? Opciones con zucchini y remolacha 

El gran momento de una cena llega al final y se trata del postre. Sin embargo, estos no siempre tienen que ser clásicos como el tiramisú, la mousse de chocolate, las fresas con nata o el flan. 

¿Verduras de postre? Opciones con zucchini y remolacha 
Foto: DPA

Una nueva tendencia original pero no por eso menos deliciosa son los postres de verdura. 

¿Cómo? Sí, como leyó. De todas formas, esto no es del todo novedoso: el ruibarbo, que suele servirse como compota con salsa de vainilla, es una verdura. También se sirven en algunos lugares sorbetes de espárrago, pepino y remolacha.

Sin embargo, las nuevas propuestas son más osadas, como crema de regaliz con arvejas o sambayón de curry y zanahorias. El premiado chef español Jordi Roca es uno de los cocineros que se animaron a esta tendencia y escribió un libro con varias propuestas.

¿Qué tal un muffin de verdura cruda?

La receta es simple: raspar bien finito 220 gramos de zanahoria y 250 gramos de zucchini. Hacer puré con 140 gramos de dátiles sin semilla. Añadir la verdura rallada, añadir 170 gramos de nueces de macadamia y 50 gramos de semillas de lino molidas. Amasar con la mano.

Añadir luego 70 gramos de ralladura de coco, la cáscara de medio limón, dos cucharaditas de canela y una cucharada de azúcar. Engrasar los moldes de muffin con aceite de coco y rellenar con la masa. Colocar unas tres cucharadas de ralladura de coco encima de los muffins y ponerlos por lo menos seis horas en la nevera. Y listo.

También los tomates dulces, convertidos en chutney, son ideales como postre. El chutney se puede coronar con una bocha de helado de albahaca. Otra variante es una compota de cebollas dulces. Incluso se puede hacer con hinojo caramelizado, con una nota de anís.

Sin embargo, hay verduras que deberían evitarse a la hora de los postres, como el ají, que tiene un sabor demasiado dominante. Tampoco se recomienda usar coles. Con la remolacha es distinto. Se la puede servir con unos hongos, los Craterellus cornucopioides, que en un helado aportan un sabor similar al del chocolate con leche.

¿Como prepararla?

Lavar 120 gramos de remolacha y envolverla en papel de aluminio con una ramita de verbena. Hornear unas 12 horas a 120 grados. Sacar del aluminio, pelar y cortar en rodajas. Para el helado de hongos, calentar 140 gramos de leche y nata con 55 gramos de azúcar. Añadir 50 gramos de yema sin dejar de revolver. Rallar 30 gramos de hongos y añadir a la otra preparación con un gramo de sal. Colocar en una máquina para hacer helados.

Para la salsa, lavar 150 gramos de ciruelas Reina Claudia y colocarlas en un frasco de vidrio con tres gramos de sal. Dejar reposar el frasco unos cuatro días a temperatura ambiente. Pasado ese periodo, calentar y colar. Listo.

Para los streusel o la arenilla, dorar 25 gramos de harina de trigo en el horno a 200 grados durante unos ocho minutos hasta que esté marrón. Una vez que se haya enfriado, mezclar con 25 gramos de mantequilla y azúcar negra.

Para servir, colocar el helado en el plato con la salsa, las rodajas de remolacha y el streusel. Adicionalmente se puede decorar con hierbas frescas.

DPA

Media: