Actualización: Mar, 16 / Sep / 2014 9:55 am
Martes, 16 / Sep / 2014
Media: 4

Claus Meyer, orgulloso de que Gustu esté entre mejores restaurantes

Archivado en El Sabor de Bolivia

El chef danés Claus Meyer afirmó que se siente muy orgulloso de que el restaurante Gustu ("sabor", en quechua), que ayudó a fundar en La Paz, esté en la lista de los 50 mejores restaurantes de Latinoamérica de la revista británica Restaurant.

Claus Meyer, orgulloso de que Gustu esté entre mejores restaurantes
El chef danés Claus Meyer (d) junto a jóvenes recién graduados de su escuela. EFE

"Es el primer restaurante social que entra en una lista de este tipo y estamos muy orgullosos de eso, es como un cuento de hadas", dijo Meyer a Efe.

El gastrónomo, que también es socio del restaurante danés Noma, considerado el mejor del mundo en 2014, llegó a Bolivia para participar esta semana en diversas actividades dentro de la tercera edición del Simposio Gastronómico "Tambo 2014", promovido también por su fundación, Melting Pot Bolivia.

En Gustu, que comenzó a funcionar en 2013 en la zona sur de La Paz, trabaja una treintena de jóvenes chefs bolivianos formados en la escuela que Meyer fundó un año atrás en esta ciudad.

El objetivo de esa iniciativa es generar un movimiento para revolucionar la cocina boliviana y que los jóvenes que se capaciten en esa escuela sean emprendedores culinarios.

El restaurante, dirigido por la chef danesa Kamila Seidler y el venezolano Michelangelo Cestari, se situó en el puesto 32 entre los mejores 50 de América Latina, según Restaurant.

En declaraciones a Efe, Meyer afirmó hoy que inicialmente la gente se mostró un tanto "conservadora" ante el concepto de la comida ofrecida en Gustu, si bien ahora la cantidad de bolivianos que van al restaurante "está creciendo bastante rápido".

"Estoy particularmente contento de que tengamos más y más bolivianos que entiendan la comida que hacemos, que entiendan por qué la hacemos y que les guste", afirmó.

A su juicio, el restaurante también está "abriendo el país a todo el mundo, porque tiene algo de sabor internacional", por lo que han recibido a comensales de otros países.

Meyer indicó que la idea de abrir el restaurante en La Paz era dar una buena educación a los jóvenes bolivianos y hacerlo de tal forma que "el mundo hable de Bolivia", algo que, según dijo, ya se está logrando y "puede significar mucho para el turismo".

Según el chef danés, en unos años Bolivia puede alcanzar el nivel de la gastronomía peruana, muy reconocida a nivel mundial, si bien la rapidez con que esto se logre dependerá de que se hagan "las alianzas adecuadas con la gente correcta".

Además de Gustu, la fundación de Meyer tiene otros dos proyectos para llegar con su revolución culinaria a más jóvenes y también a las mujeres microempresarias.

Uno de los proyectos son las escuelas-cafetería Manq'a ("comida", en lengua aimara) que Melting Pot comenzó a instalar este año en la ciudad de El Alto, vecina de La Paz, en las que jóvenes en situación de riesgo aprenden cocina y panadería y venden su producción a los vecinos del barrio.

Un tercer proyecto es el Suma Phayata ("bien cocinado", en aimara), por el que se inaugurará este jueves un circuito de comida callejera en La Paz.

Esta iniciativa apunta a optimizar las capacidades de las mujeres que venden comida en las calles, mediante capacitación gratuita en aspectos como la manipulación de alimentos, higiene, atención al cliente, principios básicos de mercadeo y finanzas y administración de microempresas. EFE

Media: