Actualización: Mar, 16 / Sep / 2014 10:42 am
Martes, 16 / Sep / 2014
Media: 4

Abren segunda escuela de gastronomía para jóvenes bolivianos

Archivado en El Sabor de Bolivia

El chef danés Claus Meyer inauguró la segunda de las 14 escuelas-cafetería que pondrá en funcionamiento su fundación, Melting Pot Bolivia, en la ciudad de El Alto, dentro del proyecto Manq'a (comida en lengua aimara) dirigido a jóvenes en situación de riesgo, informó la entidad.

Abren segunda escuela de gastronomía para jóvenes bolivianos
El chef danés Claus Meyer (d) degusta un plato tradicional durante el inicio de la construcción de una tercera escuela gastronómica en la ciudad de El Alto. EFE

La nueva escuela, situada en la zona 1 de Marzo en el lado oeste de El Alto, tendrá unos 50 estudiantes, el mismo número de jóvenes que se graduó hoy del primer centro de formación inaugurado en el barrio alteño de Santa Isabel en julio pasado.

En el discurso pronunciado en la graduación, Meyer sostuvo que la formación de jóvenes en las escuelas Manq'a "es un lindo paso dentro del movimiento de la cocina boliviana que llegará a tanta gente que cree en la idea de revitalizar la cultura gastronómica boliviana".

El danés confesó que cuando su fundación puso en funcionamiento en La Paz el proyecto del restaurante Gustu, le preocupaba que esa iniciativa alcance solo a 30 jóvenes que aprenden gastronomía durante dos años.

"Por supuesto que es una buena educación porque dura dos años, pero también pensamos que era muy pequeño, que había que llegar a más que solo 30 personas, porque sino todo nos tomaría más tiempo. Ahora estoy feliz de que con Manq'a enseñaremos a 3.000 jóvenes a cocinar y así alcanzar un mejor futuro", agregó Meyer.

El danés, socio del restaurante Noma, considerado el mejor del mundo en 2014, expresó a los jóvenes alteños su deseo de que "enseñen a sus padres todo lo que han aprendido" en la escuela y que lleven "la buena vibra de Manq'a" a otros muchachos de esa ciudad y "les inspiren a hacer cosas buenas en sus vidas".

El restaurante Gustu, uno de los proyectos estrella impulsados por Meyer en La Paz, comenzó a funcionar en 2013 con la consigna de impulsar una revolución en la gastronomía boliviana y este año se situó en el puesto 32 entre los mejores 50 de América Latina, en una lista presentada hace unos días por la revista británica Restaurant.

En el caso del proyecto Manq'a, su programa de formación dura tres meses, con 36 clases y 144 horas de capacitación a cargo de chefs bolivianos y extranjeros.

Las escuelas-cafetería funcionan gracias a la unión de fuerzas entre Melting Pot Bolivia, el Banco de Desarrollo de América Latina - CAF, la organización holandesa ICCO y la empresa social i3 Impacto Social.

La idea de que funcionen cafeterías o comedores populares en las mismas escuelas apunta a que el proyecto sea sostenible y contribuya a que mejore la alimentación de los habitantes de cada zona, al ofrecerles comida saludable y preparada con productos locales.

En el nuevo centro inaugurado hoy en el barrio 1 de Marzo, los jóvenes aprenderán solamente panadería y pastelería, mientras que en la escuela en Santa Isabel también se les capacita en cocina nacional e internacional.

Meyer también participó en un ritual ancestral andino para iniciar la construcción de una tercera escuela en la zona alteña de Santa Rosa, donde la junta de vecinos le recibió con coronas de flores y otras formadas con patatas, papalisas (una variante de la patata) y el tubérculo andino llamado oca.

El gastrónomo inaugurará mañana la tercera edición del Simposio Gastronómico "Tambo 2014" con participantes de ocho países y que este año abordará la importancia de la producción familiar y su contribución a la gastronomía y la cultura culinaria. EFE

Media: