Pueblos Indígenas u Originarios

Aymaras

Nombre Del Grupo:
Aymara.
Familia Sociolinguistica:
La lengua aymara es parte de la familia lingüística jaqi. Otras lenguas que pertenecen a este grupo son el Kawki y el Jaqaru, ambas habladas en el Perú (Hardman, 1974:7).

El aymara es una lengua aglutinante y polisintética, recurre a una serie de sufijos para emisiones gramaticales. No existe la categoría gramatical del género, pero se utiliza, específicamente, sustantivos femeninos o masculinos (Guzmán de Rojas, 1982:23).

Otras características gramaticales, a las que Hartman llama "Postulaciones lingüísticas", son: el conocimiento personal y el reconocimiento indirecto. La relación determina el uso de pronombres humanos en contraste con los no humanos. Es decir, el sistema básico de cuatro personas gramaticales (Hartman, 1972:37-46).

Primera: hablante incluido, destinatario excluido.
Segunda: destinatario incluido, hablante excluido.
Tercera: los dos excluidos.
Cuarta: los dos incluidos.

Antecedentes Y Organizacion Social:

Actualmente los aymara hablantes están ubicados en los Andes del Perú, Bolivia y parte de Chile, desde el extremo norte del lago Titicaca hasta el salar de Uyuni, en la parte sur del lago Poopó. Al sudeste del lago Titicaca, hacia las cabeceras de los ríos que bajan de las costas del Pacífico; y hacia el este hasta los valles subtropicales de los Yungas. Pero su dominio está ubicado principalmente en el altiplano.
En Bolivia, según el antropólogo Xavier Albo, las principales regiones aymaras son:
a) el departamento de La Paz, las provincias Tamayo, Saavedra, Camacho, Muñecas, Manco Capac, Omasuyos, Larecaja, Los Andes, Murillo, Ingavi, Nor Yungas, Sud Yungas, Pacajes, Aroma, Loayza, Inquisivi y Villarroel.
b) En Oruro, Sajama, Carangas, Cercado, Atahuallpa, Litoral, Saucarí, Dalence, Poopó, Cabrera y Abaroa.
c) En Potosí, por las provincias Ibañez, Bustillos, Bilbao, Charcas, Chayanta, Quijarro, Frías, Campero y Campos.
d) En Cochabamba, enclaves por la zona oeste, que incluye las provincias Tapacarí y Ayopaya.
c) En Chuquisaca, la provincia Oropeza.

Organizacion Politica:

Es bastante alto el espíritu democrático que evidencian en la constitución de sus autoridades tradicionales y en la manera de encarar los problemas de carácter público.

La autoridad indígena se origina en el achachilismo y en la forma estrictamente subordinada, de la cual la máxima denominación es el Achachila, seguido por el Mallku, quien asume la conducción de un grupo; luego está el Jilakata, jefe de un Ayllu.

La jilakatura es la expresión de un poder político entregado por la voluntad de la comunidad. Es una carrera político-religioso, una escala de servicios prestados a la comunidad, acompañado de un testimonio moral demostrado en la vida práctica para infundir respeto y poder (Urquidi, 1982, pág. 122-147; Valda 1973).

En cada una de las comunidades aymaras, el patrimonio territorial comprende un sector de parcelas individualizadas, otro de tierras semicomunales y un tercero, de tierras plenamente comunales. Teniendo en cuenta la magnitud de las tierras poseídas, tradicionalmente los comuneros se dividen en originarios, agregados, semiagregados y los simplemente acogidos (Urquidi, 1982; 122-147).

Organizacion Economica:

Las actividades de los aymaras, varían de acuerdo con las regiones de asentamiento; aunque de manera general la economía de las comunidades aymaras se basa en la agricultura y la ganadería rudimentaria.

En las regiones altas, la principal actividad es el pastoreo de auquénidos y una escasa producción de papa. En las regiones intermedias, la principal actividad es la agricultura, dividida en tres épocas: cosecha, siembra y una intermedia para aventar los granos y deshidratar algunos tubérculos. Los cultivos más generalizados son: la papa, quinua, cañahua, haba y cebada.
La ganadería está concentrada en la crianza de auquénidos, ovinos y, en menor escala, bovinos, cerdos y ganado caballar.

Cultura Material:

La creación artística de los aymaras se expresa en una gran variedad de tejidos, cerámica, cestería, escultura, danza y el cultivo, innato, de la música pentatónica.

En los Ayllus más alejados, la vestimenta todavía se realiza de manera artesanal con lana de oveja, alpaca, llama, vicuña y conejo. También conocen una amplia gama de técnicas de teñido.

La cerámica ha sido desarrollada primitivamente para cubrir las necesidades domésticas. Los que habitan en las cercanías del lago construyen balsas de totora y paja que utilizan como medios de transporte y para uso doméstico. Los habitantes de los valles producen cestas o canastas y en diferentes tamaños y usos (Valda, 1973; Urquidi, 1982, 122-147).

Fuente: Etnias y lenguas de Bolivia, 1985, Instituto Boliviano de Cultura (IBC), Pedro Plaza Martínez y Juan Carvajal Carvajal.

Araona
Aymaras
Baure
Bororó
Canichana
Caripuna
Cavineño
Cayuvava
Chacobo
Chimane
Chipayas
Chiquitano
Esse Ejja
Guaragsug'we
Guarayo
Ignaciano
Itonama
Joaquiniano
Leco
Machineri
More
Moseten
Movina
Moxeño
Pacawara
Quechua
Sirionó
Tacana
Toromona
Yaminawa
Yuqui
Yuracaré

 

Ingrese al nuevo sitio del Viceministerio de culturas en: www.culturasdebolivia.gob.bo

Sitio web desarrollado y mantenido por
Bolivia.com  Derechos Reservados 2002