Bolivia.com

Especiales - Bolivia.com

Cambio de Moneda - Bolivia.com

Turismo - Bolivia.com

Clasificados - Bolivia.com

Cultura - Bolivia.com

Correo Electrónico - Bolivia.com

Síguenos en:
Facebook
Twitter
Bolivia.com en Google+
Aumentar tamaño de letra Disminuir tamaño de letra

Ruptura entre Bolivia y Chile seguirá con izquierda o derecha en La Moneda

El "divorcio" entre Bolivia y Chile por la demanda marítima se mantendrá ya sea con un nuevo Gobierno de izquierda o de derecha en La Moneda, debido a la decisión boliviana de llevar demanda a La Haya.

Política
Bolivia.com - La Paz -

Archivado en:

Michelle Bachelet y Evelyn Matthei. EFE
Michelle Bachelet y Evelyn Matthei. EFE

El tema ha vuelto a cobrar interés esta semana en Bolivia debido a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Chile que se realizará este domingo.

Ese día, la candidata de la coalición de centro e izquierda Michelle Bachelet, que logró un 46,69 % de los votos en la primera vuelta de noviembre, se enfrentará a la representante de la derecha oficialista, Evelyn Matthei, que cosechó el 25,01 % de los apoyos.

La relación bilateral ha sido históricamente de altibajos, pero el "clima auspicioso" que supuso el acercamiento entre Bolivia y Chile en 2006 tomó un curso diferente cuando el Gobierno de Evo Morales "tomó la decisión soberana" de llevar la reclamación boliviana a la CIJ, dijo a Efe el excanciller Armando Loaiza.

Debido a esta decisión no será "tan fácil" reanudar el diálogo con el nuevo Gobierno chileno, opinó.

"Mientras el tema esté en La Haya, no veo muchas perspectivas de reanudar un diálogo sobre el tema marítimo porque la clase política chilena, incluyendo a la señora Bachelet, considera que la demanda marítima es una actitud hostil de Bolivia", dijo Loaiza.

Bolivia perdió ante tropas chilenas 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de superficie en la llamada Guerra del Pacífico, librada a fines del siglo XIX.

Estos países no tienen una relación a nivel de embajadores desde 1962, salvo un paréntesis entre 1975 y 1978, durante las dictaduras militares de Augusto Pinochet y Hugo Banzer.

En 2006, Morales y Bachelet, entonces presidenta de Chile, establecieron una inédita agenda de diálogo de 13 puntos que incluyó por primera vez el reclamo marítimo.

Aquel "idilio" empezó a deteriorarse con la llegada al poder del actual presidente chileno, Sebastián Piñera, y la relación se terminó de tensar en 2011, cuando Morales anunció que llevaría la aspiración boliviana a un tribunal internacional, lo que ocurrió en abril pasado.

La Paz argumenta que Santiago le hizo perder tiempo con el diálogo y por ello presentó la demanda, en busca de que la CIJ emita un fallo que obligue a Chile a negociar la petición boliviana.

Se creía que el eventual retorno de Bachelet a la Presidencia chilena podría implicar que ambos países retomarán el diálogo sobre la reclamación marítima.

Pero la exmandataria y candidata ya ha anticipado que la cesión de soberanía en un enclave marítimo "nunca ha estado en discusión" y que considera la demanda de Bolivia un error porque supone abandonar el camino del diálogo, aunque La Paz cree que es posible transitar por ambas vías a la vez.

El mismo presidente Morales sorprendió esta semana al descartar que un eventual regreso de Bachelet a la Presidencia chilena conlleve un nuevo acercamiento.

En una rueda de prensa, Morales señaló que los principales partidos de Chile tienen "una postura común" contraria a esta aspiración y ratificó que "el diálogo sigue abierto", pero sin retirar la demanda ante la CIJ.

Morales también echó por tierra la hipótesis de que hubo una especie de idilio con el Gobierno de Bachelet.

"Hemos caído en una trampa en la gestión de Bachelet sobre la agenda de los 13 puntos", señaló el jefe de Estado.

Para el analista de temas internacionales Gustavo Aliaga, con esta declaración, el mandatario ha anticipado que con Bachelet "tampoco va a pasar nada" respecto a la demanda boliviana.

"El presidente que más éxito ha tenido con Chile hoy día reconoce que ha sido una trampa y un engaño, es lo peor que nos ha podido pasar", lamentó Aliaga.

Loaiza consideró que la agenda de los 13 puntos logró "avances importantes" en otros temas que al final no se concretaron por la interrupción que supuso la decisión boliviana de recurrir a la CIJ.

En estos momentos "la sociedad chilena no está preparada para abordar una salida negociada con Bolivia que suponga la cesión de soberanía", sostuvo.

Por ello, sugirió a las autoridades "un poco de sosiego" y retomar la vía de la diplomacia.

"Las relaciones se construyen, hay que seguir trabajando hasta tanto se vayan generando condiciones mejores", dijo Loaiza y agregó que se podría avanzar en otros temas específicos de la agenda bilateral, como el intercambio comercial o la controversia por el uso de las aguas fronterizas del Silala.

Aliaga recomendó buscar el reencuentro con Chile como sucedió con Paraguay, país con el que Bolivia retomó la semana pasada la relación bilateral tras año y medio de distanciamiento. EFE 

Bolivia.com
www.colombia.comwww.futbolargentino.comwww.whatthegirl.com