Notas del Día del Maestro
Al maestro con cariño
Escribe: Fernando Cabezas

El sacerdote jesuita, Vicente María Beneyto llegó a Bolivia hace 50 años y su vida, tal como prometiera en su Valencia natal, al tomar los hábitos fue un apostolado al servicio de la niñez y la juventud.

El maestro de maestros

Nombre: Vicente María Beneyto Gacet
Nació en: "Valencia (España) 15 de mayo de 1926, soy del Viejo Testamento"
Lugar y fecha de su consagración como sacerdote: Barcelona el 30 de julio de 1958
Llegó a Bolivia: 29 de octubre de 1951
Cargo actual: Rector del Colegio San Ignacio de La Paz
Colegios en los que trabajó: San Calixto y San Ignacio (La Paz)
Hobby: La música clásica Compositores preferidos: Beethoven y Tchaikovski
Plato preferido: "el indio sale siempre. Por lo tanto la paella valenciana; pero de Bolivia, todos menos el rostro asado. Lo probé pero me dio un poco de aprehensión, porque comemos más por la vista que por la boca." Un libro: El Quijote de Cervantes

Su nombre, su voz, su imagen y sus enseñanzas están ligadas a los colegios San Calixto y San Ignacio de la ciudad de La Paz, a la que adoptó y quiere como suya.

El Padre Beneyto o simplemente el Beneyto como lo llaman cariñosamente sus alumnos, hizo un paréntesis en sus tareas cotidianas para atender nuestro visita y contestar algunas preguntas que nos servirán para hacer un homenaje al oficio que eligió. Un homenaje a los maestros, a su labor y a su entrega. Don Vicente, como le llamamos en el transcurso de la entrevista nos dejó la agradable sensación que produce el conversar con un hombre íntegro.

Bolivia.com: ¿Los maestros de antes eran más dedicados que los maestros de hoy?
Vicente María Beneyto (VMB): (esboza una sonrisa, quizás sorprendido por la pregunta a quemaropa y luego contesta con la seguridad de siempre) Mal puedo decir si más dedicados o menos dedicados. Yo lo que digo es que las condiciones de la sociedad han cambiado muchísimo, y entonces, la dedicación que veíamos en los maestros antiguos, causaban la impresión de mayor dedicación. Pero yo creo que el maestro de hoy, dadas las condiciones de formación es dedicado porque tiene una vocación de servicio.
Bolivia.com: ¿Un maestro nace o se hace?
(VMB): Un maestro nace y se hace. Porque todos tenemos una vocación interna de algo, pero debemos aprender. Yo, por ejemplo, cuando llegue a Bolivia, a mis 26 años, empecé a sentir el gusto por la enseñanza, pero naturalmente luego ese gusto tuvo que ser reforzada con cursillos, universidades, etc, etc. Por lo tanto, el maestro nace y se hace si tiene interés.
Bolivia.com: ¿Es suficiente la actual capacitación que reciben los docentes en las Normales?
(VMB): No es conveniente. Lo que está haciendo el Gobierno y lo que está haciendo Bolivia no es lo conveniente. Los maestros necesitan muchísima más formación. No se olvide que hemos comenzado el siglo 21 que es el siglo del conocimiento y el siglo de la competitividad. Y en ese aspecto, la primera condición que debe tener el puesto del maestro es la formación. Y si tiene que ir a universidades, pues, tiene que ir.

Cambiamos el rumbo de las preguntas para acercarnos más al educador, para conocer algo de su extensa carrera; y para cambiar el rumbo de la entrevista optamos por volver a disparar a quemaropa.
Bolivia.com: ¿Cuál es el recuerdo más bonito de su vida de maestro?
(VMB): Me pilla usted, como dicen en España, con el toro delante y no se qué hacer. Pero... fenómeno. Tengo gratísimos recuerdos de mis 50 años en Bolivia. Pero puedo decirle que yo me enamoré de esta juventud a los 2 ó 3 meses de haber llegado al colegio San Calixto y los recuerdos son grandiosos. Le voy a decir en forma general: Al boliviano cuando más se le exige, con amor y si injusticia, más rinde.
Otra cosa: Hijos de familias unidas, aunque sean humildes, no pueden salir malos. Y yo en esto, tengo mucha experiencia.
Bolivia.com: En 50 años de docencia vaya que debió haber conocido a muchos buenos maestros. Pero ¿Se animaría a dar el nombre de alguno, o me va ha decir que aquí también lo encontré en curva?
(VMB): Ahí no me pilla en curva. Me pilla en recta y lo tengo muy claro. Don Roberto Soto, profesor de Educación Física durante 46 años en el San Calixto. Yo llegué, no era sacerdote y este buen hombre, cochabambino, lindo profesor me enseñó a ser boliviano. Le guardo un recuerdo hermoso. Don Roberto Soto murió el 31 de mayo de 1982, y para mí ha sido un verdadero modelo.

Bolivia.com: ¿Qué es para usted La Paz, qué significa esta ciudad?
JMB: Es mi vida. La Paz ha sido el enamoramiento de un joven que vivió en ella todo el tiempo que está en Bolivia, menos 10 meses que vivió en Cochabamba. Tengo grandes recuerdos y aquí forjé entrañables amigos.

Nos despedimos a don Vicente María Beneyto, felicitándonos por haberlo escogido para rendir, a través suyo, un homenaje al Día del Maestro. Seguros que también él pasó un momento grato. Lo dejamos allí en el rectorado del San Ignacio pensando en los 50 años que vive en Bolivia. Pensando en su amigo, don Roberto Soto.