Actualización: Mar, 12 / Ago / 2014 6:48 pm
Martes, 12 / Ago / 2014
Media: 3

Ignacio Don, el arquero argentino que prefiere ser paraguayo

El arquero argentino Ignacio Don, alabado por la prensa local como el mejor portero del torneo por su papel con Nacional, llegó a Paraguay para quedarse.

Ignacio Don, el arquero argentino que prefiere ser paraguayo
Ignacio Don, el arquero argentino que prefiere ser paraguayo. EFE

El encargado de impedir los goles del San Lorenzo en la final de la Copa Libertadores nació en Argentina en 1982, y tras pasar por el Newell's Old Boys y el Rosario Central, y con algunos pasos en el fútbol chileno, arribó a este país en 2010 para jugar en el humilde Nacional.

Desde entonces Don no ha vuelto a Argentina. Ha sido padre en Paraguay y busca nacionalizarse para poder jugar en la selección guaraní.

A pesar de los años vividos en Asunción, aún prefiere el mate caliente al típico tereré paraguayo, infusión preparada con la misma yerba pero tomada con agua fría.

Su seguridad entre los palos le convirtió rápido en una figura codiciada en el mercado paraguayo. Una semana de prueba a sus 23 años bastó para convencer de su calidad al pequeño pero guerrero Nacional, que salía de una crisis futbolística de años.

Don es una garantía cuando sale al corte de centros aéreos gracias a su estatura, 1,81 metros, además de saber achicar en los mano a mano. Sus debilidades están solo en el juego bajo.

Destacado jugador de la pasada temporada en el torneo local, fue una pieza clave de la victoria de Nacional en el Apertura.

Don fue elegido como el mejor arquero del la primera división de Paraguay en 2011.

También fue el encargado de la importante tarea de enfrentar los gustos del Santo Padre, reconocido seguidor del San Lorenzo.

Don dijo antes del partido de ida, que quedó 1-1 en Asunción, que el hecho de que el papa Francisco sea hincha declarado de San Lorenzo no influye en estos decisivos encuentros.

La Academia ya ha hecho historia y ahora busca la gloria con el partido del miércoles en Buenos Aires.

Don agradece estar en un plantel sin estrellas, donde ningún jugador recibe más focos que el resto.

"No hay una figura principal en este equipo, somos todos obreros", dijo recientemente sobre los jugadores, el cuerpo técnico y la directiva. EFE

Media: