Actualización: Jue, 17 / Nov / 2016 2:28 am
Jueves, 17 / Nov / 2016
Media: 4

Bolivia toma aliento mas sigue en crisis

Pese a los esfuerzos por recuperar terreno y autoestima, la selección boliviana de fútbol no ha logrado este año salir de su crisis permanente porque cuando no ha perdido en el campo lo ha hecho en los despachos de la FIFA.

Bolivia toma aliento mas no sale de su crisis
Los jugadores Alejandro Chumacero (d) y Néstor Ortigoza (c) de Bolivia y Paraguay respectivamente en disputa por el balón, en el encuentro jugado el jueves en La Paz. EFE

Tras una nefasta participación en la Copa América Centenario que le costó el cargo al técnico boliviano Julio César Baldivieso, la entrada del argentino Ángel Guillermo Hoyos en agosto pasado no ha arrojado resultados inmediatos.

Hoyos se hizo con las riendas de la Verde para intentar la mejor lucha por una complicada clasificación para el Mundial de Rusia 2018, una competición en la que Bolivia no participa desde 1994.

El objetivo se anticipaba ya como una gesta, porque el argentino se encontró a la selección con sólo tres puntos de 18 posibles, producto de una victoria de local contra Venezuela.

El inicio de Hoyos fue esperanzador, ya que logró una victoria por 2-0 contra Perú en su debut y volvió de Chile con un sufrido empate sin tantos, un resultado con sabor a victoria contra el país que suma dos títulos consecutivos en la Copa América.

La alegría duró poco, porque a este buen inicio le siguió una goleada de 5-0 a manos de Brasil y las primeras denuncias ante la FIFA por alineación indebida del paraguayo Nelson Cabrera, que disputó minutos en la segunda parte de los partidos contra Chile y Perú los días 1 y 6 se septiembre.

El 1 de noviembre, casi dos meses después de la infracción, la FIFA resolvió privar a Bolivia de los cuatro puntos ganados en el campo y dar los partidos por derrotas por 3-0 debido a que Cabrera, nacionalizado en 2016, no contaba con el tiempo de radicación en el país necesario para disputar partidos oficiales.

Para entonces la Verde había vuelto a sus horas bajas, tras sufrir en casa un empate contra Ecuador el 11 de octubre en un partido que empezó ganando 2-0 en la primera parte y en el que acabó sellando la igualdad al encajar un gol en el minuto 89.

Los jugadores, afectados por la pérdida de cuatro puntos, cayeron por 5-0 ante Venezuela, hasta entonces último en la eliminatoria.

Hoyos, que desde el inicio ha sostenido que su proyecto es a largo plazo y ha traído de vuelta a veteranos de la selección determinantes como Pablo Escobar o Marcelo Martins, ha pedido tiempo para dar resultados y quiere continuar al mando de la selección.

El argentino aspira a seguir, al menos, hasta el fin de las eliminatorias, en octubre de 2017, y reivindica el trabajo de futuro supervisando las selecciones sub'20 y sub'17.

La Verde cerró 2016 con una sufrida victoria ante Paraguay este martes en La Paz. Ganaron por 1-0 con gol en el minuto 77, después de sufrir la expulsión de un jugador en el minuto 59.

Hoyos respiró un poco de aire fresco y Bolivia sonrío por un momento, escudriñando el horizonte en busca de una nueva identidad para el equipo. EFE

Media: