Actualización: Vie, 23 / May / 2014 9:09 am
Viernes, 23 / May / 2014
Media: 4

Lisboa releva a Londres como sede de la final y dará el testigo a Berlín 2015

Archivado en Fútbol Internacional

Lisboa, convertida estos días en el gran escenario del fútbol europeo, fue elegida en marzo de 2012 por la UEFA para albergar la final de la principal competición de clubes, y cederá el testigo a Berlín que la acogerá en 2015. 

Lisboa releva a Londres como sede de la final y dará el testigo a Berlín 2015
Lisboa releva a Londres como sede de la final y dará el testigo a Berlín 2015. EFE

La capital portuguesa ya fue designada para la final de 1967, cuando el Celtic derrotó al Inter de Milán y el Estadio de la Luz, ha vuelto a engalanarse para un acontecimiento de esta magnitud, diez años después de haber sido la sede de la final de la Eurocopa 2004, en la que Grecia derrotó a la selección anfitriona.

El Comité Ejecutivo de la UEFA elige con unos dos años de antelación habitualmente, entre las ciudades que lo soliciten, las sedes de las finales de sus competiciones, de forma que el año pasado optó por el estadio Olímpico de Berlín para la Liga de Campeones 2015 y por el Nacional de Varsovia para La Liga Europa.

Sólo el estadio londinense de Londres ha repetido recientemente como escenario con dos finales en tres años, ya que después celebrar el último título logrado por el Barcelona frente al Manchester en 2011 volvió a ser la elegida por la UEFA para 2013, para conmemorar el 150 aniversario de la Federación Inglesa de fútbol.

La última ciudad española que albergó la gran cita fue Madrid, en el estadio Santiago Bernabéu al término de la temporada 2009-2010, cuando el Inter de Milán se hizo con el título frente al Bayern de Múnich, en la primera final jugada en un sábado.

El Bernabéu era uno de los cinco aspirantes a convertirse en sede, junto al nuevo Mestalla, el Fußball Arena de Múnich -que ganó la de la temporada 2011-2012, el Olympiastadion de Berlín -que acogerá la del año que viene, y Wembley en Londres, última sede hasta que mañana la releve Lisboa.

Hasta entonces, el Camp Nou había sido el último campo español sede de una final de la Champions, cuando albergó la de la temporada 1998-99, en la que el Manchester United conquistó el título frente al Bayern de Múnich.

Londres (2011), Roma (2009) y París (2006) fueron los escenarios que presenciaron los últimos títulos logrados por un equipo español, en este caso el Barcelona, después de los tres ganador por el Real Madrid en cinco temporadas en Amsterdam (1998), París (2000) y Glasgow (2003).

La capital francesa fue la última que celebró una final española, la que enfrentó a Real Madrid y Valencia en el año 2000, y Wembley, el año pasado, la que acogió la última entre dos equipos de un mismo país, con la final alemana en la que el Bayern Múnich alzó la Copa tras superar al Borussia Dortmund.

Las otras ciudades que esperan finales de competiciones de clubes de UEFA son Varsovia, que celebrará la Liga Europa 2015, junto a Cardiff (Gales), sede la Supercopa de este año el próximo agosto, y Tiflis (Georgia) en 2015. EFE  

Media: