Bolivia.com
J A I M I T O

Un viernes le dice Jaimito a la maestra:
- Maestra yo quiero irme a pasar el fin de semana a su casa.
La maestra le responde:
- No Jaimito, tu mamá no te da permiso.
- No se preocupe maestra que ella me dijo que sí.
- Bueno Jaimito pero me prometes portarte bien.
A las siete de la noche después de haber senado le dice la maestra:
- Ese es el cuarto y la cama donde vas a dormir Jaimito.
- Maestra, yo estoy acostumbrado a dormir con mi mamá. No sea malita déjeme dormir con usted.
La maestra al ver la insistencia y tener como consuelo que Jaimito no ofrece ningún peligro porque apenas tiene siete años acepta que duerma con ella. Aproximadamente a las nueve de la noche la maestra le dice a Jaimito que es hora de dormir, se encaminan a la cama y le ofrece una cobija para que se cubra del frío y le señala su lado.
- Bueno Jaimito que duermas mucho.
- Este. maestra, lo que pasa es que yo para dormirme le pongo el dedito a mi mamá en el ombligo, de lo contrario no duermo en toda la noche.
- Está bien Jaimito, ponme el dedito en el ombligo para que te duermas.
A eso de las dos de la mañana la maestra toda adormitada le dice a Jaimito:
- Jaimito, ese no es el ombligo.
Jaimito le responde:
- Ese tampoco es el dedito maestra.

  ADVERTENCIA: El contenido de algunos de los chistes listados en nuestras secciones son para mayores de edad .
 
Envía aquí tu chiste