Inicio E-Mail Chat Postales Humor Especiales Horóscopo Clasificados BoliviaMall.com Turismo Fútbol
Informativos
El País
Internacional
Economía
Sociedad
Deportes
Fútbol
Ciencia y tecnología
Servicios
Amigos y contactos
Cambio de moneda
Chat
Clasificados
E-mail gratis
Postales
Encuestas
Tv Bolivia
Radios
Entretenimiento
Actualidad
Cine
Horóscopo
Humor
Juegos
Modelos
De Bolivia
Turismo
El sabor de Bolivia
Históricos
Campeones del 63
Guerra del Pacífico
Revolución del 52
Los Kjarkas
Otros especiales
Más especiales
28 de junio, 2004

En los pueblos originarios prima la equidad de género

(La Paz - La Razón)

En cada región, las autoridades indígenas visten ropa de distintos colores. La denominación que reciben varía por sectores.

La estructura dirigencial de los pueblos indígenas y originarios de tierras altas es diferente en cada lugar. Lo que es invariable es el poder de decisión equitativo que ostentan las autoridades originarias, sean hombres o mujeres.

"En nuestras comunidades, la mama tiene el mismo rango que el tata. El hombre no es más que la mujer", dice Antonio Machaca, arquiri apu mallku del Consejo Nacional de Ayllus y Marcas del Qollasuyo (Conamaq).

Lorenza Mostacedo es mama t'alla —denominativo que reciben las mujeres que son autoridades máximas en una comunidad— en Chuquisaca. Su esposo apellida Flores, pero la mama Lorenza conserva su apellido y goza del mismo respeto en su marca.

Contrario a lo que muchas personas creen, Machaca señala que en las culturas aymara y quechua siempre hubo igualdad de derechos para hombres y mujeres. Un caso concreto de ello es que dentro de la cultura occidental, la mujer desplaza el apellido paterno por el de su esposo cuando se casa. Mientras que en la cultura originaria, la mujer conserva su apellido paterno.

Al igual que las organizaciones sociales tienen secretarios ejecutivos, las autoridades originarias aymaras y quechuas se estructuran de forma diferente según el lugar donde habiten.

En algunos suyos, el jilakata y la mama t'alla son las autoridades máximas. En otras regiones los gobernantes reciben otros denominativos, como son los curacas y apu mallkus, entre otros.

Así como varían las denominaciones, la vestimenta también es distinta entre un suyo y otro. Las autoridades de la marca Poopó visten de verde y los dirigentes de la nación Soras (en Oruro) visten ponchos guindos, pero todos tienen en común el uso de las vestimentas originarias y características de cada región.

El territorio que hoy se conoce como Bolivia antes era el Tawantinsuyo. Pese a la división política por departamentos, aymaras y quechuas aún utilizan los nombres originarios con que se distinguen diferentes regiones.

El lugar que se conoce como La Paz es el Qollasuyo. También están el jachasuyo Pacajaqes, el jacha Carangas, la nación Soras, el Jatun Qillacas, los ayllus de Cochabamba. Antonio Machaca explica que esa es la "división ancestral" del territorio nacional.

Las autoridades originarias no se identifican con el sindicalismo. Machaca indica que la mayor incursión del sindicalismo en las culturas originarias se produjo con la Ley de Refoma Agraria. "Así nació el sindicalismo agrario. Pero esto vino de Estados Unidos, no es parte nuestra".

El apu mallku enfatiza en la dependencia existente entre el sindicalismo y la política. "Ese es un aspecto perjudicial para el movimiento indígena originario. Nosotros no estamos en contra de ellos (los sindicalistas), pero mediante un proceso se llegará a dejar de lado el sindicalismo".

Pero no es lo mismo decir campesino que indígena u originario. Antonio Machaca precisa que la diferencia existente entre ambos términos es abismal.

"Cualquiera que tenga tierra, la habite y la trabaje puede ser campesino, pero el originario es el que ha nacido en las entrañas de la Pachamama, sus antepasados siempre han estado aquí".

No obstante, los originarios no ven con buenos ojos el denominativo de campesino. Machaca explica que esto se debe a que en anteriores gestiones gubernamentales, se dio a entender que el campesino era un "pongo político" al servicio de los partidos.

Rufo Calle, dirigente de la Federación Departamental de Campesinos Túpac Katari, coincide con Machaca al señalar que el término "campesino" está mal empleado y añadió que existe la posibilidad de cambiar el nombre de la federación, pero que este cambio no se produciría "de la noche a la mañana".

Calle indica que no existen diferencias entre el Conamaq y la entidad que conduce. "La única diferencia es que nosotros manejamos como instrumento de lucha el sindicalismo, pero todos somos originarios". Román Loayza, dirigente campesino nacional, enfatiza en la necesidad de crear una Coordinadora Nacional de Pueblos Indígenas, pues todos son una misma raza.





Correspondencia, sugerencias e informaciones a:
prensabolivia@interlatin.com
Fax : 591-2-2225734 

Exprese su opinión en los foros de Bolivia.com

 


Correspondencia, sugerencias, informaciones ingrese a: Contáctenos
Anuncia en Bolivia.com | Acerca de Interlatin | Información Corporativa | Información Legal

Visite: Colombia.com | Futbolargentino.com
Bolivia.com no está afiliado al Gobierno Boliviano. Bolivia.com es una marca de Interlatin Corp.
Bolivia.com is not affiliated with nor sponsored by the Government of Bolivia. Bolivia.com is a trademark of Interlatin Corp.