Inicio E-Mail Chat Postales Humor Especiales Horóscopo Clasificados BoliviaMall.com Turismo Fútbol
Informativos
El País
Internacional
Economía
Sociedad
Deportes
Fútbol
Ciencia y tecnología
Servicios
Amigos y contactos
Cambio de moneda
Chat
Clasificados
E-mail gratis
Postales
Encuestas
Tv Bolivia
Radios
Entretenimiento
Actualidad
Cine
Horóscopo
Humor
Juegos
Modelos
De Bolivia
Turismo
El sabor de Bolivia
Históricos
Campeones del 63
Guerra del Pacífico
Revolución del 52
Los Kjarkas
Otros especiales
Más especiales

La Tricolor, símbolo de la unidad boliviana

(La Paz - La Razón)


La bandera del rojo, amarillo y verde nació en noviembre de 1851. La primera enseña –que era bicolor– fue creada el 17 de agosto de 1825, un día como hoy.

Habían pasado 11 días de la declaración de la independencia del yugo español y entre los asambleístas existía premura para que el flamante Estado del Alto Perú tuviese símbolos patrios propios. Los doctores JM Serrano, C. Olañeta y Manuel Martín, entre otros, consideraban de urgencia crear una bandera que "diera expresión blasonada a la República".

En la sesión del 17 de agosto de 1825, la Asamblea General de la República Bolívar aprobó una enseña bicolor. Dos franjas de color verde, de unos 30 centímetros, flanqueaban una franja horizontal, del doble de ancho, de color rojo intenso, que se llamaba "punzó", sobre la que iban bordadas cinco estrellas doradas, cada una descansando sobre ramas de olivo y laurel en óvalo.

La bandera demandaba mucha laboriosidad especialmente en el bordado y, probablemente, esa fue una de las razones por las que, un día después, a la llegada de Bolívar a La Paz, los vecinos colocaron las banderas de las otras flamantes repúblicas y, aparentemente, cuando el Libertador llegó a la cima del cerro de Potosí, clavó las banderas de Chile, Perú, Argentina y Colombia, pero no la de la República Bolívar, aunque este asunto todavía genera polémica entre los historiadores, algunos de los cuales sostienen que Bolívar clavó también la bandera verde-roja.

Aunque, por pertenencia al Virreinato de Buenos Aires, la bandera del Alto Perú debía ser azul, "los criollos y naturales",

dice Eduardo Ocampo en su libro La historia de la Bandera Nacional, optaron por el verde, un color que junto con el rojo y el azul se había estado utilizando en la lucha contra la Colonia española.

A partir de la insurrección de Cochabamba, en agosto de 1731, era frecuente enarbolar la bandera colorada de la rebelión, color éste que, años más tarde, se unió al azul para identificar a los ejércitos auxiliares del Alto Perú. Cuenta Ocampo que el presbítero Primo Arrieta encontró, hacia 1885, dos banderas –una azul y blanco de los ejércitos de Belgrano y otra azul y roja de los ejércitos auxiliares– en las capillas de Pumpuri y Tumiri (cantón Macha de la provincia Chayanta), que argentinos y altoperuanos lograron salvar del enemigo.

Los flamantes republicanos declinaron utilizar el azul por una cuestión de superstición: el coronel argentino Juan Martín de Pueyrredón celebraba el primer aniversario de la declaración de independencia de Argentina cuando cayó de su caballo arrastrando también la bandera. Impresionado, el pueblo interpretó este hecho como de mal agüero.

De otro lado, el rojo y amarillo fueron los colores enarbolados por los regimientos realistas que luchaban contra los patriotas insurrectos y no se los quería, menos en una bandera que emergía de los gritos de libertad.

La bandera verde y punzó empezó a usarse en La Paz durante el primer homenaje a la batalla de Ayacucho, el 9 de diciembre de 1825, pero estaba ya condenada a ser sustituida por otra antes de cumplir un año de su creación.

Por iniciativa del diputado

Manuel Padín y del ministro del Interior Juan Crisóstomo Unzueta y Casimiro Olañeta, la bandera fue modificada y se aprobó mediante una ley del 25 de julio de 1826. La franja verde superior fue sustituida por otra amarilla y la franja roja quedó con el escudo de armas de la República y la franja inferior verde.

Esta segunda bandera fue consagrada y jurada el 6 de abril de 1831 en el templo de San Francisco de La Paz, indica el Diccionario Histórico de Bolivia (Primer Tomo) de Josep Barnadas.

Para 1851, casi un cuarto de siglo después, el presidente Manuel Isidoro Belzu recomendó al Congreso nacional la modificación de la enseña boliviana, en el primer paso encaminado a dar un mayor realce y respeto, honra y solemnidad a la bandera.

El profesor Luis Bullaín Renjel, citado por Ocampo, cuenta que el presidente Belzu viajaba de La Paz a Oruro, donde iba a celebrarse un congreso extraordinario para analizar el concordato con la Santa Sede negociado por Andrés de Santa Cruz. En las cercanías de Pasto Grande, Belzu quedó embelesado al contemplar un arco iris.

"Y frenando su caballo blanco delante de un caballero que montaba un alazán que chapoteaba en los charcos rojizos del camino, le dijo: — Doctor Unzueta, esos colores dominantes del arco iris deben ser los de la futura bandera boliviana, tienen una gran tradición.

— Evidentemente, Excelencia. Y algo más viene a reforzar nuestro anhelo: es el dato del cura Cisneros de que en Kollana, las gentes de esa comunidad veneran unas hermosísimas flores de tres matices.

— Es cierto, son las

kantutas. Para el 30 de octubre, a más tardar, enviaré a la Convención que se reune en Oruro un amplio memorial que justifique el cambio del lábaro. Tengo el pálpito de que se aprobará el cambio (propuesto por) del Ejecutivo".

El 31 de octubre de 1855 la Convención reunida en Oruro aprobó la nueva enseña tricolor, que se mantiene hasta ahora. La bandera así diseñada fue izada en el faro de Konchupata de Oruro, declarado monumento nacional.

A partir de 1864 se dispuso la creación de las banderas departamentales, que se crearon en forma errática hasta 1986, cuando nació la enseña de Beni.

Belzu está considerado como uno de los pocos mandatarios empeñado en darle un sitial de privilegio a la bandera boliviana. Dispuso que debía izarse solemnemente todos los domingos en la Casa de Gobierno, y los días cívicos también en edificios públicos y domicilios particulares.

Encargó también a la Policía velar por que "no se vilipendien los colores" pintándolos en las calles o en los patios de las casas, sino que su uso estaba reservado "para el interior de las habitaciones de los ciudadanos".

El presidente Gregorio Pacheco dispuso, el 14 de julio de 1888, que la bandera del Ejército debía ser en tela de seda y, al centro, bordadas en hilo de oro las armas de la República sobre dos ramos de olivo y laurel. La bandera del Palacio, de seis metros de largo por cuatro de ancho, debía tener el escudo pintado entre dos ramas de olivo y laurel. La bandera para las fechas cívicas izadas en casas particulares o edificios públicos no debía llevar el escudo.

 

 

Correspondencia, sugerencias e informaciones a:
prensabolivia@interlatin.com
Fax : 591-2-2225734

Exprese su opinión en los foros de Bolivia.com

 

 
 


 
 
Correspondencia, sugerencias, informaciones ingrese a: Contáctenos
Anuncia en Bolivia.com | Acerca de Interlatin | Información Corporativa | Información Legal

Visite: Colombia.com | Futbolargentino.com
Bolivia.com no está afiliado al Gobierno Boliviano. Bolivia.com es una marca de Interlatin Corp.
Bolivia.com is not affiliated with nor sponsored by the Government of Bolivia. Bolivia.com is a trademark of Interlatin Corp.