Inicio E-Mail Chat Postales Humor Especiales Horóscopo Clasificados BoliviaMall.com Turismo Fútbol
Informativos
El País
Internacional
Economía
Sociedad
Deportes
Fútbol
Ciencia y tecnología
Servicios
Amigos y contactos
Cambio de moneda
Chat
Clasificados
E-mail gratis
Postales
Encuestas
Tv Bolivia
Radios
Entretenimiento
Actualidad
Cine
Horóscopo
Humor
Juegos
Modelos
De Bolivia
Turismo
El sabor de Bolivia
Históricos
Campeones del 63
Guerra del Pacífico
Revolución del 52
Los Kjarkas
Otros especiales
Más especiales
19 de septiembre, 2005

Contra la ley, no aceptan a maridos como beneficiarios

(La Razón)
Los requisitos para que un asegurado en el sistema nacional de la seguridad social incluya a sus hijos y a su cónyuge en este servicio son los mismos para varones y mujeres, y éste es un derecho consagrado en la Constitución Política del Estado.

Sin embargo, cuando es la mujer trabajadora quien quiere ejercer este derecho, el Reglamento de Afiliación de Esposo y Padres (ver cuadro gris) exige que presente una declaración jurada del esposo, conviviente o padre, que avala que no tiene actividad laboral, renta personal y por ende vive a expensas de la asegurada.

La exigencia fue confirmada por La Razón, tras recibir la versión de una ciudadana que se resignó a no asegurar a su esposo enfermo. Ante el requerimiento informativo, la jefa de Afiliación dio una explicación luego de que no prosperaron los intentos de hablar con el presidente de la CNS, Alexis Arandia, ni con la asesora jurídica Carmen Avilés. La fuente en la CNS dijo que los requisitos de afiliación son coordinados con el Instituto Nacional de Seguros de Salud (Inases), la entidad dependiente del Ministerio de Salud encargada de la tuición de los entes gestores de los seguros de salud, aunque no supo explicar por qué se pide la declaración jurada en el caso de las titulares mujeres y no así para los varones.

La funcionaria señaló que la CNS “descubrió” el caso de un consultor que intentó afiliarse con el seguro de su esposa; y preguntó “si es justo que un consultor, que gana bien, se haga asegurar, cuando hay casos que sí realmente lo necesitan”.

El Inases, como ente tutor de la seguridad social, es el encargado de hacer cumplir un fallo constitucional en el que se corrige la discriminación que se comete, según explicó en encargado de asuntos constitucionales y legislativos del Defensor del Pueblo, Marcelo Claros.

Desde la declaración de la inconstitucionalidad de los incisos a) y c) del artículo 14 del Código de Seguridad Social, el titular del seguro sea hombre o mujer debe cumplir los mismos requisitos.

Según el Anuario 2004 de la CNS, los aportantes eran 423.306 y las cónyuges aseguradas llegaban a 279.678. La diferencia entre ambos revela que más de 100 mil mujeres son afiliadas titulares.

Para el Defensor del Pueblo, aún no es visible el grupo real afectado, pero existe.

Según el abogado laboralista Fernando Santalla, las declaraciones juradas deberían ser legalmente justificadas por los solicitantes, y en caso de tratarse de una imposición a las que intentan asegurarse, las afectadas están en el pleno derecho de interponer un amparo constitucional contra lo que consideran una injusticia en su contra.

“Con esta medida errada se envía a los esposos a engrosar las filas de desocupados en el país y se atacan los recursos económicos de la familia”, dijo Santalla.

Las disposiciones polémicas

Código de Seguridad Social • Una sentencia constitucional modificó los incisos a) y c) del artículo 14 de la siguiente manera: “En caso de enfermedad, reconocida por los servicios médicos de la Caja, el asegurado y los beneficiarios tienen derecho a las prestaciones que dichos servicios consideren indispensables para la curación, o sea la necesaria asistencia médica y dental, general y especializada, quirúrgica, hospitalaria y el suministro de medicamentos”.

Son beneficiarios los siguientes familiares a cargo del trabajador: a) La esposa o la conviviente inscrita en los registros de la Caja, o el esposo. b) El padre y la madre, siempre que no dispongan de rentas personales para su subsistencia.

Para afiliar al varón • Según el reglamento del Inases, se debe presentar, entre otras cosas, solicitud de incorporación del esposo, certificado de nacimiento original con sello seco, certificado de matrimonio, resolución judicial de convivencia, fotocopia del carnet de identidad, formulario de no afiliación en otro seguro y declaración jurada ante un juez de instrucción en lo civil, de que (el varón) no cuenta con ingresos económicos ni trabajo.


Algunos casos

“He querido asegurar a mi marido”
ELVIRA. Cumple labores de aseo urbano
“Mi esposo trabaja voceando en minibús, está muy enfermo. Cada vez le duele la barriga... cuando ha ido a la posta de mi barrio el médico le ha dicho que tal vez sea su hígado, o su vesícula. No puede ir cada vez porque es un gasto. Tengo tres hijos, dos mujeres y un varón; el mayor tiene 14 años, las otras nueve y 11. Cuando he empezado a trabajar para la empresa me han asegurado, después yo he pedido que mis hijos también tengan seguro. Ahora sólo los cuatro estamos asegurados en la Caja. Cuando he querido asegurar a mi marido me han pedido que él vaya a declarar en el Juzgado que no tiene ingresos de dinero, pero él trabaja y trae unos 10 pesos diarios. Una señorita de la Caja me dijo: 'mejor dile que se afilie por cuenta propia'. Cuando le pregunté cuánto cuesta, me dijo: 'se debe pagar 119 bolivianos, cada mes'. ¿Se están haciendo la burla de mí?, le dije, y me fui no más. Por eso él no está asegurado hasta ahora y tiene que aguantarse sus dolores de estómago, sólo toma mates”.

“Estoy asegurada y tengo ingresos”
Julia. Odontóloga independiente, esposa de un asegurado
“Estoy asegurada hace años, mi esposo trabaja en el Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (Inlasa) y él nos ha incluido, a mis hijos y a mí, aunque yo tengo mis propios ingresos. Tengo mi consultorio privado, pero nunca me pidieron que jure que no trabajo. No he pensado en hacerme asegurar en otro lado, porque quiero que los documentos de mi familia estén en un solo lugar, además no acudo con frecuencia a la consulta del seguro; cuando tengo algo grave no me atienden bien y prefiero, a veces, consultar a un médico privado; lo mismo para mis hijos, es mejor tratar con especialistas. Lo que a veces nos ayuda son los medicamentos; también tuve mi último hijo en el Materno Infantil, porque la atención allí sí está mejor que en otros lados. A veces en los privados cuesta más internarse. Pero también hay que reconocer que en la Caja y el seguro algunos médicos son buenos y no fallan en sus diagnósticos; pero hay otros que no saben o atienden de mala gana, renegando...”.

“Estamos en contra de la Caja”
Fernando. Auditor
“Soy empleado de una organización no gubernamental que ejecuta proyectos de desarrollo integral en áreas rurales y periurbanas de la ciudad de La Paz. En mi institución somos 60 empleados, entre mujeres y varones. Todos nos pusimos en contra de la Caja Nacional de Salud, especialmente los que trabajan en el área rural, porque no les atienden bien y tienen que estar muriéndose para que los trasladen y los atiendan. Para evitar las quejas, la organización gestionó nuestro traslado a la Caja Bancaria, donde estamos asegurados. El traspaso fue complicado porque en algunos casos la Caja se quedó con los documentos. Yo pude afiliar a mi esposa. Para mi nueva afiliación llené formularios y me preguntaron sobre mi pareja, si trabajaba o no. Cada caso ha recibido diferente trato. Una compañera logró afiliar a su esposo, estaba muy enfermo y demostró esa situación. Lamentablemente él murió al poco tiempo”.




Correspondencia, sugerencias e informaciones a:
prensabolivia@interlatin.com
Fax : 591-2-225734 

Exprese su opinión en los foros de Bolivia.com

 
 
Correspondencia, sugerencias, informaciones ingrese a: Contáctenos
Anuncia en Bolivia.com | Acerca de Interlatin | Información Corporativa | Información Legal

Visite: Colombia.com | Futbolargentino.com
Bolivia.com no está afiliado al Gobierno Boliviano. Bolivia.com es una marca de Interlatin Corp.
Bolivia.com is not affiliated with nor sponsored by the Government of Bolivia. Bolivia.com is a trademark of Interlatin Corp.