Inicio E-Mail Chat Postales Humor Especiales Horóscopo Clasificados BoliviaMall.com Turismo Fútbol
Informativos
El País
Internacional
Economía
Sociedad
Deportes
Fútbol
Ciencia y tecnología
Servicios
Amigos y contactos
Cambio de moneda
Chat
Clasificados
E-mail gratis
Postales
Encuestas
Tv Bolivia
Radios
Entretenimiento
Actualidad
Cine
Horóscopo
Humor
Juegos
Modelos
De Bolivia
Turismo
El sabor de Bolivia
Históricos
Campeones del 63
Guerra del Pacífico
Revolución del 52
Los Kjarkas
Otros especiales
Más especiales
30 de octubre, 2005

La minería es aún el tercer pilar del país y ayuda a combatir la pobreza

(La Razón)

Hace 20 años, cuando llegó la crisis del estaño y muchas minas se cerraron, se pensó que la era de la minería había muerto en el país. Pero no es así, este sector mantiene su peso en la economía nacional y hoy, más que nunca, es un generador de empleos.

Las mañanas suelen ser heladas en las laderas del Cerro Rico. Pero el clima no es un problema para los mineros, hombres y mujeres, que han hecho de la búsqueda del mineral su razón de vivir y su medio de subsistencia.
Como siempre, toma el sendero que lo llevará al desmonte que explota junto a sus “camaradas”. Junto a él camina Joaquín, su hijo menor (lleva este nombre por una estrella del fútbol boliviano que juega en México), quien aún luce su mandil blanco. Por delante va Marco Antonio (lleva este nombre por su ídolo Marco Antonio Etcheverry), el mayor de la familia. Apenas pasó los 12 años, pero ya casi van dos que dejó el mandil blanco para ponerse un viejo guardatojo (casco industrial de minero). “Ahora hay más trabajo y tenemos que aprovechar”, dice Pedro (no quiso dar su apellido), dirigente de la Federación de Cooperativas Mineras de Potosí (Fedecomin), quien en los días pasados estuvo en La Paz para tratar temas sindicales.

El sector cooperativista tiene cada año más peso. Entre enero y junio de este año, las exportaciones mineras llegaron a 299 millones de dólares, de los cuales 86 millones se generan desde las cooperativas, 45 en Comibol y 118 en la minería mediana.

En general, la minería nacional muestra que aún es importante en la economía nacional. Su aporte al Producto Interno Bruto (PIB) bordea el cinco por ciento y ocupa el tercer lugar en las exportaciones nacionales, después de las manufacturas y el gas.

“Pedro de Potosí”, como le llamaban por las inmediaciones de Fencomin en La Paz, no se corre a la hora de relatar su rutina y la forma en la que trabajan. “Nuestra herramienta está vieja, pero aun así producimos bien. Si no pregunte aquí a nuestros dirigentes”, señala.

El dirigente está consciente de la extrema pobreza en la que viven él y sus camaradas. Aun así lo único que piden es “un poco de apoyo, para producir, nada más”.

Las cifras dan la razón a Pedro. La minería, 53 años después de la nacionalización y casi 20 de la gran crisis del estaño, aún es un sector importante en la economía, pero hoy más que nunca también se ha convertido en un instrumento de lucha contra la pobreza y un refugio para quienes no encuentran otra salida de subsistencia, afirma Carlos Barragán, experto ingeniero de minas, asesor general de la Federación Nacional de Cooperativas Mineras de Bolivia.

Aunque por el dinamismo propio del sector las cifras van cambiando, se estima que el sector de la minería chica y cooperativizada acoge a más de 60 mil personas reunidas en unas 500 cooperativas. Genera, además, unos 15 mil empleos indirectos.

“Si bien no son empleos de primer nivel, al menos son empleos. La estrategia de sobrevivencia es la que hace que mucha gente se albergue en la minería”, explica.

“Las cooperativas son intensivas en mano de obra. De todo el sector de la minería la que más genera mano de obra es la cooperativizada. Así se lucha contra la pobreza”, dice también Hugo Uriona, secretario general de la Asociación Nacional de Mineros Medianos, quien explica que su sector, al contrario, es más intensivo en capitales y mecanización.

Uriona, cuyas manos y rostro muestran a un hombre de gran experiencia en este sector, asegura que la minería mediana y chica también emplea a por lo menos unas 13 mil personas. El 2004, de los 2.159 millones de dólares que el país exportó, 936 vienen de la industria manufacturera, 795 del gas y 295 millones de dólares de la minería.

Mejor aún, las perspectivas son buenas, dice Uriona, los precios de los minerales se mantienen en un buen nivel (ver cuadros) gracias al despegue y pujanza económica de China y de la India.

“De todas maneras, el comportamiento de los precios de los minerales es cíclico, es decir que así como hay temporadas en los que suben, también hay épocas que bajan”, explica Uriona.

“No podemos hablar de dos, tres o cuatro años. Eso no se puede saber”, añade Barragán, para quien la experiencia le hace ver que “nunca hay que confiarse”.

De todas maneras, para este año se espera un importante aumento en las exportaciones, no tanto en volumen, pero sí en valor. “Será mejor que el 2004”, señala.

“Hace 20 años, cuando varias minas de estaño se cerraron, se habló de que la minería había muerto, pero a pesar de todas las adversidades la minería se mantiene”, afirma Uriona.

Algunos minerales, como el oro, bajaron en su producción, otros como el estaño se mantienen, pero hay muchos, como los polimetálicos y no metálicos que suben.

“En los últimos años hemos mantenido el tonelaje de producción, lo que sí hemos subido es el valor de los minerales en general. Eso ha significado un importante incremento el 2004 y este año esperamos un aumento más”.

Estos precios son los que hacen pensar en un buen año. Sólo el estaño retrocedió un poco, de 4,30 dólares la libra fina a principios del 2004, a 2,90 y tres a la fecha, lo que también es un precio interesante. Los demás, como la plata, el plomo y el zinc, siguen en ascenso.

Situación

Los mineros llevan 20 años resistiendo la crisis
Después de la crisis de los 80, en Bolivia se declaró, prácticamente, la muerte de la minería. Sin embargo, el sector resistió el golpe y sigue vigente. Sólo en la Asociación de Mineros Medianos hay 12 empresas adscritas, 10 en plena operación y dos en proyecto. Se espera para este año buenos resultados, según su secretario General, Hugo Uriona.

Las cooperativas entran al escenario económico
Sueltos ya de la mano de la Comibol, reducida a su mínima expresión en los 80, los mineros que quedaron en las calles y no encontraron otra fuente de sobrevivencia fundaron las cooperativas mineras. Comenzaron a trabajar en los desmontes de los viejos centros mineros, con una producción netamente artesanal. Según Fencomin hay 500 cooperativas con 60 mil socios.

En las cooperativas reina la producción artesanal
La producción en las cooperativas mineras tiene dos características: es intensiva en mano de obra y baja en mecanización. Es decir da empleo a mucha gente, pero el trabajo es artesanal. En muchas cooperativas trabajan familias íntegras, incluso niños. Se habla de hasta 15 mil niños que estarían en las minas. Las mujeres ya son parte del trabajo.

China y la India impulsan una buena temporada
El crecimiento económico y productivo de China y la India, nuevas potencias mundiales, apoyan en la actualidad una buena época para la demanda y los precios de los minerales, entre ellos el plomo, el zinc y el estaño, que también se producen en el país. Fruto de este impulso las exportaciones bolivianas suman ya 290 millones de dólares.

Bolivia espera el apoyo de dos grandes proyectos
En Bolivia la reactivación minera espera el apoyo de dos grandes proyectos: San Cristóbal y San Bartolomé, ambos en plena etapa de habilitación. Se espera que entren en operación en el segundo semestre del 2007. Estos dos proyectos más el apoyo a las cooperativas tanto en capital como en equipos, podrían significar el inicio de la reactivación de este sector en el país.


Las inversiones y el plan de reactivación se dejan esperar

PERSPECTIVAS • Hace años que sólo se habla de San Cristóbal o de San Bartolomé. Los cooperativistas quieren ser parte de los planes y proyectos.
Tal vez la historia de los minerales sería distinta con inversiones y un plan de reactivación. “Potencial hay”, dice Carlos Barragán, asesor general de Fencomin.

En Bolivia hace años que no llegan nuevos capitales y, pese al buen momento por el que atraviesa el sector, no se termina de definir una estrategia de reactivación.

“No tenemos grandes proyectos, los que tenemos son los que se están manejando desde hace años”, asegura también Hugo Uriona, secretario general de la Asociación Nacional de Mineros Medianos, y nombra a San Cristóbal, San Bartolomé o Korichaca, que aún están en proceso de instalación. “Los países vecinos como Chile, Perú y Argentina, éste último sin ser minero, han tenido inversiones. Nosotros estamos retrasados con relación a ellos”.

En el caso de las cooperativas no se necesitan millones, asegura Barragán. Para proyectos de extracción inmediata se necesitaría un máximo de 500 dólares por cooperativa, unos 2,5 millones de dólares al año. Para proyectos de corta maduración se habla de 20 mil dólares por cooperativa y para operaciones de largo plazo unos 100 mil dólares. Al momento hay unas 500 cooperativas en operación por lo que la cifra sumaría poco más de 10 millones de dólares.

“Si bien no son grandes capitales, en cambio, lo que se ganaría sería mucho, porque con esos recursos nosotros estaríamos en condiciones de subir en 85 por ciento o más la producción que tenemos actualmente. Estamos hablando de duplicar el valor”, señala.

Para Uriona lo que hace falta es capital de riesgo, más inversiones. De esta forma se podrían descubrir nuevos yacimientos y encarar la reactivación. De todas maneras aclara que la inversión en minería es a largo plazo, desde la exploración hasta la explotación casi siempre pasan de ocho a 10 años

Sin embargo, Barragán señala que la reactivación no sólo debería comenzar con grandes proyectos, sino también con el apoyo a las cooperativas. “Por suerte las actuales autoridades están entendiendo el verdadero valor de las cooperativas y su aporte al empleo y la economía”, dice.

La historia

Tres hombres tenían el control de la producción
Antes de la nacionalización de las minas, tres hombres, Patiño, Hotschild y Aramayo, habían creado todo un imperio de la minería en Bolivia. Tenían el control de la producción y las ventas de los principales centros mineros del país. Aparte de tener todo el poder económico, este grupo también extendió su poder hacia el terreno político.

Con la revolución del 52 el Estado entra en acción
Poco después de consolidado el movimiento revolucionario del 9 de abril de 1952, junto al MNR y líderes como Víctor Paz Estenssoro y Hernán Siles Suazo, los centros mineros pasan a control del Estado el 31 de octubre de ese año, en lo que se conoce como la Nacionalización de las Minas, dando después surgimiento también a la Corporación Minera de Bolivia.

La gigante Comibol y el sostén de la economía
Con el tiempo Bolivia se convirtió en un gran exportador de minerales, sobre todo de estaño, lo que convirtió a la Comibol en una de las empresas estatales más grandes del país que incluso llegó a tener hasta 30 mil trabajadores. Después de la revolución y por más de cuatro décadas la minería fue el sostén de la economía boliviana.

La crisis de los 80 obligó a cerrar varias minas
La década de los 80 comenzó con la caída de los precios del estaño, principal producto de exportación de Bolivia. Para 1986 el costo de la libra fina bajó de siete dólares a dos, incluso menos. La producción nacional no pudo resistir este golpe y el Gobierno, casualmente también de Víctor Paz, tuvo que declarar el cierre de las principales minas.

Más de 20 mil mineros se quedaron en las calles
En aquellos años se produjo también uno de los hechos más duros en la historia del movimiento laboral de Bolivia. Más de 20 mil trabajadores mineros, vanguardia de este sector, quedaron en las calles con el rótulo de relocalización. La denominada Marcha por la vida fue el epicentro del drama que vivieron estos obreros y sus familias. Nada frenó este masivo despido.




Correspondencia, sugerencias e informaciones a:
prensabolivia@interlatin.com
Fax : 591-2-225734 

Exprese su opinión en los foros de Bolivia.com

 

 


 
Correspondencia, sugerencias, informaciones ingrese a: Contáctenos
Anuncia en Bolivia.com | Acerca de Interlatin | Información Corporativa | Información Legal

Visite: Colombia.com | Futbolargentino.com
Bolivia.com no está afiliado al Gobierno Boliviano. Bolivia.com es una marca de Interlatin Corp.
Bolivia.com is not affiliated with nor sponsored by the Government of Bolivia. Bolivia.com is a trademark of Interlatin Corp.