Inicio E-Mail Chat Postales Humor Especiales Horóscopo Clasificados BoliviaMall.com Turismo Fútbol
 
Informativos
El País
Internacional
Economía
Sociedad
Deportes
Fútbol
Ciencia y tecnología
Servicios
Amigos y contactos
Cambio de moneda
Chat
Clasificados
E-mail gratis
Postales
Encuestas
Tv Bolivia
Radios
Entretenimiento
Actualidad
Cine
Horóscopo
Humor
Juegos
Modelos
De Bolivia
Turismo
El sabor de Bolivia
Históricos
Campeones del 63
Guerra del Pacífico
Revolución del 52
Los Kjarkas
Otros especiales
Más especiales
9 de octubre, 2003

Jorge Ortiz habla de su dramática pasión

(Cochabamba - Opinión)

Después de 18 años de trabajo el artista confiesa que sigue aprendiendo y todavía tiene muchísimo que aprender.

En el cierre del XIII Festival “Peter Travesí”, hoy se presenta la obra “El Corredor de la Catedral” escenificada por el destacado actor paceño Jorge Ortiz. La función comenzará a las 19:30 horas en el Teatro Achá.
La pieza es una adaptación de un cuento del escritor paceño Víctor Hugo Viscarra, plasmada en su libro “Alcoholatum y otros drinks”.

En el texto, el autor relata una vivencia suya en el mundo marginal. La narración está escenificada en el corredor de la catedral cochabambina, en una noche a inicios de la década de los ochenta, cuando Viscarra vivía en esta ciudad. La obra teatral, cuya duración es de alrededor de 45 minutos, está dirigida a un público adulto y enmarcada en el drama.
Ortiz, quién en esta oportunidad estará acompañado de la actriz Carol Saba, es un actor de sobresaliente trayectoria en Bolivia. Desde hace 18 años trabaja en teatro, incursionando también en el cine donde ha sido protagonista de importantes películas nacionales.

Ortiz es considerado como uno de los principales exponentes del arte escénico nacional. El actor sostiene que existe un “auge hasta cierto punto ridículo” por la cantidad de personas que hacen teatro. Sin embargo, pronostica que esta especie de moda desaparecerá con el tiempo y se quedarán solamente los actores y dramaturgos que realicen un trabajo serio y continuado.

OPINION (Op.): ¿Cómo ha asumido el reto de plasmar el drama personal y vivencial que plantea Viscarra en una obra de teatro en la que se supone, desde luego, que la actuación es la base?
Jorge Ortiz (J.O.): Lamentablemente tenemos muy pocos dramaturgos y por ello apelo a utilizar las obras de escritores bolivianos. Fundamentalmente baso mi trabajo en respetar absolutamente la concepción que tiene el autor de un texto en el ámbito literario. He establecido una relación de amistad con Víctor Hugo, le comenté el proyecto y le encantó la manera en la que yo estaba enfocando su obra. Nosotros como actores, Carol Saba y yo, no buscamos ningún protagonismo dentro de esto, sino más bien tratamos de rescatar la vivencia de una persona, no tan especial diría, común y corriente como Víctor Hugo.

Op.: Los textos de teatro, obviamente, están pensados para una puesta en escena. ¿Qué trabajo de adaptación se ha hecho con la obra tomando en cuenta que Viscarra expone un relato testimonial donde el drama social es lo fundamental?
J.O.: Lo que sucede es que el cuento está escrito en base a la voz de un relator y entonces éste cuenta lo que está viendo. En el momento de hacer un trabajo de texto he tenido la necesidad de incorporar otros personajes más, que se los debe ver necesariamente. Luego, hay un relator que está contando la historia y otros que la están viviendo como tal. El personaje que yo hago es una mezcla de relator y al mismo tiempo personaje. El que hace Carol es uno de los personajes, más otros dos elementos u objetos de apoyo que necesariamente hacen de personajes. Apelo fundamentalmente a la concentración que debe tener el espectador para entrar en este mundo que parece muy difícil, pero es muy sencillo y simple de entender. Lo que ha vivido Víctor Hugo lo ha vivido cualquiera de las personas que vive en las ciudades de este país y cualquier otro de Latinoamérica. Es la miseria y la pobreza que duerme en nuestras calles todos los días y a nosotros nos importa un comino porque estamos muy contentos y calentitos en nuestra cama. Eso es lo que me interesa resaltar a mí, más allá de una respuesta social. Lo que me interesa es mostrar a gente que está viviendo mi misma realidad aunque no tan descubierta. Ellos respiran el mismo aire que yo respiro, viven en el mismo país, pero son marginales porque así los hemos caracterizado nosotros.

Cuento desnudo
Op.: ¿Fuera de la escasez de textos para el teatro, por qué eligió a Viscarra? La obra del paceño le ha merecido apodos como el “Bukowski boliviano”, etc. ¿Está de acuerdo con esto?
J.O.: Cuando se trata de calificar a la gente se buscan cincuenta mil términos pero a mí nunca me ha preocupado eso. Originalmente conocí a Víctor Hugo cuando se hizo la presentación de la revista “Correveydile” en La Paz, a fines de los noventa. Manuel Vargas, el editor de la publicación, me invitó a que leyera un cuento y entonces yo le dije “no puedo leer un cuento porque no me parece correcto. Yo no soy un lector de cuentos. Soy un actor y entonces puedo hacer un trabajo actoral con esta obra”. El cuento de Viscarra se llama “Anoche en un putero” y lo interpreté en el Goethe Institute. Le planteé a Manuel que iba a hacer una cosa que tal vez no le guste a la gente o le choque mucho. El me dio una respuesta positiva y conté el cuento desnudo. Me desnudé delante del público porque así se entendía mejor la historia y se transportaba al espectador a lo que el cuento te decía porque quién lo está contando se supone que en algún momento está desnudo. A través de esto yo me fui acercando más a la obra de Víctor Hugo. Nos hemos vuelto amigos y tenemos largas conversaciones, por lo menos dos veces al mes, sobre estos temas. El está encantado con la idea de que yo siga trabajando sus textos. Felizmente, él me ha dado una autorización para hacerlo y no hay ninguna pretensión de su parte, más allá de hacer conocer su trabajo literario. Esto es importante porque en algún momento de la vida hemos pasado por las mismas circunstancias y creo que conocemos bastante esto.

Op.: ¿Comparte algunos rasgos de la vida o mentalidad de Viscarra?
J.O.: Seguro que sí. Compartimos un anarquía basada absolutamente en la identidad del ser humano porque Víctor Hugo, yo y otras personas que trabajamos en el arte jamás nos hemos identificado con una línea política. Mi única línea política es el respeto por el ser humano. Nosotros estamos enfocados en esto y creo que es más importante que ponerse una sigla política o una bandera, escudo o denominación que caracterice nuestra manera de pensar. Mi trabajo está basado en esto.



Correspondencia, sugerencias e informaciones a:
prensabolivia@interlatin.com
Fax : 591-2-225734 

Exprese su opinión en los foros de Bolivia.com

 


 
Correspondencia, sugerencias, informaciones ingrese a: Contáctenos
Anuncia en Bolivia.com | Acerca de Interlatin | Información Corporativa | Información Legal

Visite: Colombia.com | Futbolargentino.com
Bolivia.com no está afiliado al Gobierno Boliviano. Bolivia.com es una marca de Interlatin Corp.
Bolivia.com is not affiliated with nor sponsored by the Government of Bolivia. Bolivia.com is a trademark of Interlatin Corp.