Inicio E-Mail Chat Postales Humor Especiales Horóscopo Clasificados BoliviaMall.com Turismo Fútbol
 
Informativos
El País
Internacional
Economía
Sociedad
Deportes
Fútbol
Ciencia y tecnología
Servicios
Amigos y contactos
Cambio de moneda
Chat
Clasificados
E-mail gratis
Postales
Encuestas
Tv Bolivia
Radios
Entretenimiento
Actualidad
Cine
Horóscopo
Humor
Juegos
Modelos
De Bolivia
Turismo
El sabor de Bolivia
Históricos
Campeones del 63
Guerra del Pacífico
Revolución del 52
Los Kjarkas
Otros especiales
Más especiales
10 de diciembre, 2003

El arte de restaurar Niños y Nacimientos

(La Paz - La Razón)

La refacción de imágenes requiere un trabajo minucioso y detallado que demora según el grado de deterioro que se presente.

Cuando las figuras del Niño Dios están muy desportilladas, rotas o deterioradas, algunos dueños deciden cambiarlos y los abandonan en las iglesias. Sin embargo, el cariño y la devoción hacia la imagen del Niñito son motivos suficientes para que otras personas opten por su restauración.

Zoila Hidalgo compró a su Niño Dios hace 20 años y es la primera vez en todo ese tiempo que lo hará restaurar. “Le tengo mucho cariño porque tiene la misma edad que mi hija”.

Al igual que ella, otras dos personas más llegaron al taller de Roberto Ramos Quiroga en la calle Murillo para encomendarle la tarea de arreglar a sus Niños.

“Todo tiene solución, menos la muerte”. Para Roberto Ramos Quiroga no hay trabajo imposible, por muy deteriorada que esté la imagen. La restauración de imágenes se convirtió en un oficio familiar que se transmite de generación en generación.

Don Roberto pertenece a la tercera generación de restauradores en su familia. Heredó el gusto por el oficio de su padre y lo perfeccionó estudiando en la Escuela de Bellas Artes. “Durante el año llegan pocos Niños y más en los meses cercanos a la Navidad”.

Cada Niño que llega al taller de Don Roberto se registra con una tarjeta numerada para evitar pérdidas y confusiones. Una infinidad de imágenes restauradas se exponen en su taller. Muchas de ellas permanecen allí por mucho tiempo, pues nadie las recogió. “No están a la venta porque en ocasiones los dueños aparecen después de años”.

De igual manera, la familia Frías hace imágenes de santos y también restauraciones desde hace casi 60 años. Graciela viuda de Frías recibe los encargos en la calle Pichincha y cuenta que fue su suegro quien inició el oficio.

“Mi esposo ya falleció, y ahora son mis hijos y nietos quienes se encargan del trabajo”, cuenta Doña Graciela en medio de las figuras de Cristos, vírgenes y santos que hay en su tienda.

Las restauraciones en cera son la especialidad de los Frías, pero también reciben imágenes de otros materiales, como yeso, estuco e incluso cemento.

El tiempo de entrega depende del tipo de trabajo que se tenga que realizar. Los Niños cusqueños son los que toman más tiempo, pues son los más finos y delicados por el detalle y material con que están hechos.

No obstante, cualquier trabajo de restauración requiere gran dedicación y cuidado. “En ocasiones traen verdaderas reliquias que son herencias familiares”, asegura Don Roberto.

Lo mínimo que se cobra por una restauración son 20 bolivianos. No obstante, el costo varía de acuerdo al trabajo que se tenga que aplicar y al material en que está hecha la figura, pues es imprescindible restaurarla usando los mismos elementos para que el trabajo sea preciso.

Es recomendable llevar los Niños a restaurar por lo menos con dos semanas de anticipación a la Nochebuena, para dar opción a que se realice un trabajo satisfactorio y bien hecho.

Precios y materiales

Cusqueños • El detalle con que están hechos justifica el precio. Los ojos y boca de un Niño cusqueño son de vidrio o cristal. El material con que se fabrican puede ser cera fina o pasta de arroz. Los dedos se tallan uno por uno y el cabello y pestañas parecen reales. Los precios varían entre los Bs 120 y 250.

Nacionales • Variedad en tamaños y material es la oferta de los artesanos bolivianos que recrean al Niño Dios. Se puede encontrar Niños pequeños hechos en estuco y yeso desde los Bs 2, los más grandes cuestan entre Bs 15 y 20. No tienen tanto detalle como los cusqueños, pero son igualmente enternecedores.

Distintos tipos de Niños Jesús están en oferta en La Paz

Detalles mínimos

Se les llama Niños cusqueños, pero fueron hechos por los hijos de doña Graciela vda. de Frías. La elaboración empieza desde los ojos, que están hechos de cristal. Estos Niños se moldean en pasta de arroz y, a diferencia de otros, se tallan al más mínimo detalle. Dedos largos en manos y pies pueden apreciarse a simple vista, y las pestañas son colocadas una a una. El taller de los Frías está en San Pedro, y la tienda en las gradas de la Pichincha. El precio no supera los 120 bolivianos.

Tamaños y colores

Hay familias en las que cada miembro tiene su propio Niño Jesús, incluso los más pequeños de la casa. La variedad en tamaños y formas abunda en la ferias paceñas. La posición de los brazos y piernas es diferente de uno a otro, así como la expresión de los rostros. Hay Niñitos de cinco centímetros, negritos, con y sin pañal. El color del cabello también varía, desde los tradicionales cafés y negros hasta moder- nos tonos violeta. Se pueden comprar desde dos bolivianos.

Ropita típica

Antes se solía vestir al Niño Jesús únicamente con batas y túnicas. El ingenio de los vendedores presenta este año diferentes modelos de ropa para el Niño. Una de las innovaciones fue hecha por Betti, que ofrece ropitas típicas para que el Niño Dios luzca más boliviano. Ojotas de goma, sandalias de cuero, "polkos", coloridos ponchos y gorritos en tela de aguayo, entre otros, pueden encontrarse en la feria de San Francisco desde los Bs 3.



Correspondencia, sugerencias e informaciones a:
prensabolivia@interlatin.com
Fax : 591-2-225734 

Exprese su opinión en los foros de Bolivia.com

 


 
Correspondencia, sugerencias, informaciones ingrese a: Contáctenos
Anuncia en Bolivia.com | Acerca de Interlatin | Información Corporativa | Información Legal

Visite: Colombia.com | Futbolargentino.com
Bolivia.com no está afiliado al Gobierno Boliviano. Bolivia.com es una marca de Interlatin Corp.
Bolivia.com is not affiliated with nor sponsored by the Government of Bolivia. Bolivia.com is a trademark of Interlatin Corp.