Inicio E-Mail Chat Postales Humor Especiales Horóscopo Clasificados BoliviaMall.com Turismo Fútbol
Informativos
El País
Internacional
Economía
Sociedad
Deportes
Fútbol
Ciencia y tecnología
Servicios
Amigos y contactos
Cambio de moneda
Chat
Clasificados
E-mail gratis
Postales
Encuestas
Tv Bolivia
Radios
Entretenimiento
Actualidad
Cine
Horóscopo
Humor
Juegos
Modelos
De Bolivia
Turismo
El sabor de Bolivia
Históricos
Campeones del 63
Guerra del Pacífico
Revolución del 52
Los Kjarkas
Otros especiales
Más especiales
14 de enero, 2004

El ajuste al RC-IVA será menos duro que el impuestazo de Goni

(La Paz - La Razón)

La mitad del descuento será directo (6,5% del RC-IVA) y la otra mitad podrá ser descargada con facturas, tal como ocurre actualmente. Otro de los cambios es que la deducción se hará protegiendo cinco salarios mínimos.

Las modificaciones planteadas por la actual administración al RC-IVA tienen una gran diferencia con la modificación que pretendía aprobar el gobierno del entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada.

La propuesta de la anterior administración era gravar directamente el salario de los trabajadores con un impuesto del 12,5 por ciento, vale decir, la alícuota correspondiente al RC-IVA.

El plan de Goni era que al sueldo total debería descontársele dos salarios mínimos nacionales (880 bolivianos) y a ese monto recién aplicar el descuento automático del 12,5 por ciento. Por ejemplo, si un dependiente ganaba 1.000 bolivianos, el descuento le hubiese significado la suma equivalente a 15 bolivianos.

Otro ejemplo. Si un trabajador ganaba 5.000 bolivianos, se le restaba dos salarios mínimos. A ese monto final había que calcular el 12,5 del RC-IVA y el descuento final resultaba ser de 515 bolivianos.

Ahora la figura es distinta. Primero, porque el Gobierno fijará un tope sobre el que se hará la deducción del RC-IVA —que puede ser de 3.000 ó 4.000 bolivianos— y, segundo, porque la mitad del RC-IVA estará sujeta a descuento automático. La otra mitad podrá descontarse con facturas (crédito fiscal), tal como se lo hace actualmente.

Es decir, las personas asalariadas deberán pagar en forma directa un 6,5 por ciento del RC-IVA, sin posibilidades de descargarse con facturas como lo pueden hacer hasta el momento. Una persona que gana arriba de 3.000 ó 4.000 bolivianos —según lo determine el Gobierno a través de una reglamentación—, sólo podrá descontar con facturas la mitad de este ingreso.

Otro de los cambios es que el descuento del 6,5 por ciento se lo hará previa deducción de cinco salarios mínimos nacionales (2.200 bolivianos). Por ejemplo, si un asalariado gana 4.000 bolivianos, se le resta cinco salarios mínimos nacionales y queda 1.800. Se le calcula el 6,5 por ciento del RC-IVA y el descuento directo es de 117 bolivianos.

Sobre el particular, el presidente del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN), Eduardo Zegada, dijo ayer que el planteamiento del Ejecutivo es "técnicamente posible", aunque "hay que ver si el impacto es positivo o negativo y los márgenes en los que se mantenga este tema".

“Impuestos Nacionales, como una institución técnica, no ha recibido ningún tipo de comunicación o consulta al respecto. Si es que así lo hacen (las autoridades del Poder Ejecutivo), el SIN se pronunciará y tendremos una posición institucional sobre este tema", puntualizó.

Actualmente, una persona, independientemente de que gane 1.800 ó 30.000 bolivianos, puede descargar el RC-IVA entregando facturas de las compras realizadas para no sufrir ningún descuento en su salario.

Ahora, con la pronta aprobación del decreto supremo que normará el ajuste progresivo del RC-IVA, las personas de mayores ingresos tributarán en la misma proporción que su salario.

Con el ajuste propuesto por el Ejecutivo, el Tesoro General de la Nación (TGN) podrá obtener algunos ingresos adicionales que le ayudarán a reducir el elevado déficit fiscal, que en la pasada gestión orilló el 9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Esto significa que algo más de 700 millones de dólares se fueron al gasto, sin contar para ello con un respaldo financiero. Según datos oficiales, en los últimos años los ingresos corrientes (impuestos, fundamentalmente) apenas llegan a cubrir el 84 por ciento de los gastos corrientes.

El Gobierno definió esta situación como una quiebra técnica del Estado boliviano, que ahora se mantiene con donaciones y créditos de todo tipo.

El ajuste progresivo al RC-IVA

Propuesta de Sánchez de L.
Bs 1.000 de sueldo • Se le restaba dos salarios mínimos y quedaba 120. Se le calculaba el 12,5% del RC-IVA y el descuento directo era de 15 bolivianos.

Bs 5.000 de sueldo • Se le restaba dos salarios mínimos y quedaba 4.120 bolivianos. Se calculaba el 12,5% del RC-IVA y el descuento al final resultaba ser de 515 bolivianos.

Bs 10.000 de sueldo • Se le restaba Bs 880 y quedaba 9.120. El 12,5% es 1.140 bolivianos que se descontaban directamente de su total ganado.

Propuesta de Mesa Gisbert
Bs 4.000 de sueldo • Se le resta cinco salarios mínimos y queda 1.800. Se le calcula el 6,5% del RC-IVA y el descuento directo es de 117 bolivianos.

Bs 5.000 de sueldo • Se le resta cinco salarios mínimos (2.200) y queda 2.800. Se calcula el 6,5% del RC-IVA y el descuento al final resulta ser de 182 bolivianos.

Bs 10.000 de sueldo • Se le resta 2.200 y queda 7.800. El 6,5% de 7.800 es 507 que se descuentan directamente de su total ganado.




Correspondencia, sugerencias e informaciones a:
prensabolivia@interlatin.com
Fax : 591-2-225734 

Exprese su opinión en los foros de Bolivia.com

 

 


 
Correspondencia, sugerencias, informaciones ingrese a: Contáctenos
Anuncia en Bolivia.com | Acerca de Interlatin | Información Corporativa | Información Legal

Visite: Colombia.com | Futbolargentino.com
Bolivia.com no está afiliado al Gobierno Boliviano. Bolivia.com es una marca de Interlatin Corp.
Bolivia.com is not affiliated with nor sponsored by the Government of Bolivia. Bolivia.com is a trademark of Interlatin Corp.