Inicio E-Mail Chat Postales Humor Especiales Horóscopo Clasificados BoliviaMall.com Turismo Fútbol
Informativos
El País
Internacional
Economía
Sociedad
Deportes
Fútbol
Ciencia y tecnología
Servicios
Amigos y contactos
Cambio de moneda
Chat
Clasificados
E-mail gratis
Postales
Encuestas
Tv Bolivia
Radios
Entretenimiento
Actualidad
Cine
Horóscopo
Humor
Juegos
Modelos
De Bolivia
Turismo
El sabor de Bolivia
Históricos
Campeones del 63
Guerra del Pacífico
Revolución del 52
Los Kjarkas
Otros especiales
Más especiales
6 de junio, 2004

Donde se mete la cuchara hay mineral en Bolivia

(La Paz - La Razón)

Oro, estaño, arena, sal, piedras preciosas, son una muestra de la explotación minera. Sólo un 16% del territorio ha sido explorado. La inestabilidad política impide avanzar en políticas.

-¿Bolivia puede seguir siendo un país minero? ¿De qué minerales? Fueron los principales cuestionamientos a los técnicos del sector minero, y la respuesta fue positiva porque Bolivia tiene un gran potencial de minerales metálicos y no metálicos para duplicar la producción actual, pero las trabas siguen siendo las mismas para explotarlos en beneficio del país.

El bajo nivel de exploración minera no permite revelar el cien por ciento de ese potencial. Algunas estimaciones señalan que sólo se ha explorado el 16 por ciento, a pesar de que Bolivia es un país minero desde hace 450 años.

El Escudo Precámbrico, en el oriente y norte de La Paz, es uno de los mejores blancos de prospección en la búsqueda de oro y en la petición de concesiones mineras.

Esta región, que constituye cerca del 25 por ciento del territorio, presenta un contexto geológico análogo al del Escudo Canadiense donde se encuentran importantes yacimientos de oro, cobre y zinc.

En la región andina se han descubierto importantes reservas de zinc y plata. El incremento de los precios internacionales de los minerales tradicionales, como el estaño, abren más opciones.

Este hecho permite que la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) se lance a promocionar internacionalmente la fundición de Karachipampa con una capacidad de tratamiento de 51.131 toneladas de concentrados de plomo-plata, y la posibilidad para tratar concentrados de zinc-plata. Los minerales no metálicos, como el boro, bórax, la sal, las piedras preciosas o el hierro del Mutún pueden abrirse mercado.

Si se mejoran los métodos artesanales para producir una sal de mejor calidad, hay oportunidades para exportar al mundo. El 55 por ciento del consumo mundial se dirige al sector químico para fabricar cloro y soda cáustica, el resto es para alimentación. Estados Unidos y Japón son los principales importadores.

De acuerdo con información del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sergeomin), las minas que están en producción tienen reservas para 10 ó 15 años y otras sólo para cinco años.

Es poco tiempo y para el largo plazo se necesita inversión en exploración para ubicar reservas y desarrollarlas.

“Donde se mete la cuchara se encuentra minerales”, comparó la riqueza minera boliviana el director general ejecutivo del Servicio Nacional Técnico de Minas (Setmin), Edwin Pérez.

Existe material sobre la exploración minera en la faja metalogénica Oruro-Uyuni que cubre una superficie de 43.000 kilómetros cuadrados. En este proyecto participaron el Sergeomin y JICA, agencia de cooperación del Japón.

Estos y otros datos continuamente son difundidos en ferias mundiales para atraer inversionistas de grandes compañías. Los interesados se quedan en una llamada a Comibol para saber si todavía hay inestabilidad política e inseguridad jurídica en el país.

Sin embargo, existen 8.397 concesiones mineras que pagan sus patentes según el nuevo Código Minero. Bolivia ha sido dividida en 4.453.488 cuadrículas (25 hectáreas de superficie) mineras y sólo están concedidas 71.794 cuadrículas. A esta cifra se suman 69.153 concesiones por pertenencia concedidas antes de la nueva normativa.

La recaudación de las patentes para el 2004 se estima en más de 19 millones de bolivianos. El 28 por ciento se destina a Sergeomin para que invierta en exploración, pero no es suficiente. Si se pudiera explorar las reservas de las más de 22.000 concesiones mineras de Comibol se podría llevar a los cooperativistas a nuevas áreas de explotación. “Mientras no tengamos esos elementos no vamos salir de esta crisis”, insistió Oscar Kempff, director de Sergeomin. Comibol tiene 16 contratos de riesgo compartido y arrendamiento con Comsur, Valle Hermoso, Andean Silver, Corp. Bolivia, Panamerican Silver, Allied Deals, ASC Bolivia, Samex, Tiwanaku, Bolivian Gold, Lambol, Eureka, Don Mario, Colquiri, Himalaya.
87 son los contratos con las cooperativas mineras. 15 en La Paz, 17 en Oruro y 55 en Potosí. Un contrato exitoso está en Chorolque.

Comibol tiene más de 2.000 concesiones

Comibol cuenta con 2.030 concesiones mineras por pertenencias y por cuadrícula.
Antes de la promulgación del Código Minero, las concesiones se realizaban de acuerdo al tamaño pedido por el concesionario y su forma era irregular.
Posteriormente a la nueva norma, todo el territorio nacional está dividido en cuadrículas.

Las sobreposiciones generadas por esta división del territorio fueron solucionadas con el catastro que tuvo la ayuda de imágenes satelitales. El sistema informático del Setmin no permite que una misma cuadrícula sea asignada a otro concesionario. Una cuadrícula minera corresponde a un cuadrado de 500 metros por lado con una superficie de 25 hectáreas.

De acuerdo con información del Setmin, en concesiones por pertenencias las empresas con un mayor número son: Comibol con 2.022; le sigue Emusa con 113; Comsur con 102; Barrosquira con 76; Orlandini con 49; Cooperativa Minera Reserva Fiscal con 36 concesiones. Coboce tiene 26.

Según la clasificación por cuadrícula, el que mayor concesiones tiene es Wálter Efraín Arce Chirinos con 107; le sigue la Comibol con 68, San Cristóbal con 65. También están las cementeras Coboce (45) y Soboce (40). Así pueden explotar el material para producir.
Para explotar arena u oro se necesita una concesión de la Superintendencia de Minas.


La incertidumbre evita la llegada de mayor inversión

Políticas • El Gobierno trata de reactivar el Consejo Nacional de Minería para el consenso.
Al menos ocho razones explican la relativa ausencia de inversiones mineras y porque el boom minero de los 90 pasó de lado por el país, pero la principal continúa siendo la falta de seguridad jurídica y estabilidad política.

El encargado del proyecto y consejero técnico del proyecto ReforMin, Marc Arpin, señala en un artículo en internet que en Bolivia se invoca generalmente al bajo precio de los metales, problemas de financiamiento, falta de infraestructura, pequeñez del mercado, falta de interés por la explotación de los minerales tradicionales, un régimen fiscal poco competitivo y un riesgo país elevado.

Explica que los primeros tres aspectos afectan también a otros países y enfatiza que cuando un yacimiento sustancial está definido, las compañías mineras toman todas las medidas para acceder a ellos. Un ejemplo es San Cristóbal, que ha movido completamente de lugar a una población cercana.

El tamaño del mercado depende de las exportaciones.
Arpin puntualiza que la estabilidad social, política y económica es uno de los elementos clave para que las compañías mineras decidan invertir en cualquier país.

Para el director de Sergeomin, Oscar Kempff, los grandes proyectos mineros que están listos como el de Kori Chaca (en Oruro de la empresa Inti Raymi) o el del Cerro de Potosí (Cour D'Arlain) están a la espera de un clima social favorable. “Decirle a un inversor que lo haga en un país donde los cooperativistas están asaltando las minas (caso Caracoles)”, es difícil.

Cuando recién asumió sus funciones, el viceministro de Minería, Eduardo Gutiérrez, se comprometió a avanzar en la política minera. Por el momento, elaboran el documento sin fecha límite. Pero el consenso es imprescindible para el éxito del instrumento y analizan la reactivación del Consejo Nacional de Minería, donde participarán todos los actores.
“El riesgo son las soluciones inmediatistas y no de largo plazo”, advirtió Kempff.




Correspondencia, sugerencias e informaciones a:
prensabolivia@interlatin.com
Fax : 591-2-225734 

Exprese su opinión en los foros de Bolivia.com

 

 


 
Correspondencia, sugerencias, informaciones ingrese a: Contáctenos
Anuncia en Bolivia.com | Acerca de Interlatin | Información Corporativa | Información Legal

Visite: Colombia.com | Futbolargentino.com
Bolivia.com no está afiliado al Gobierno Boliviano. Bolivia.com es una marca de Interlatin Corp.
Bolivia.com is not affiliated with nor sponsored by the Government of Bolivia. Bolivia.com is a trademark of Interlatin Corp.