Inicio E-Mail Chat Postales Humor Especiales Horóscopo Clasificados BoliviaMall.com Turismo Fútbol
Informativos
El País
Internacional
Economía
Sociedad
Deportes
Fútbol
Ciencia y tecnología
Servicios
Amigos y contactos
Cambio de moneda
Chat
Clasificados
E-mail gratis
Postales
Encuestas
Tv Bolivia
Radios
Entretenimiento
Actualidad
Cine
Horóscopo
Humor
Juegos
Modelos
De Bolivia
Turismo
El sabor de Bolivia
Históricos
Campeones del 63
Guerra del Pacífico
Revolución del 52
Los Kjarkas
Otros especiales
Más especiales
10 de septiembre, 2004

Chorolque, minería a 5.600 metros de altitud

(La Paz - La Razón)
La cooperativa del sur de Potosí ha dado un paso capital para entrar al mundo empresarial. Ahora, una esperanza nace desde el frío de esta montaña nevada, y es la de aumentar la exportación de estaño, gracias a un nuevo yacimiento llamado San Bartolomé.

Chorolque? ¡Huy!”, se asombra la gente en el camino. “Ahí dicen que no hay ni perros ni gallinas y que para que las wawas nazcan hay que ir hasta Atocha, sino se mueren”. La hostilidad del clima que acosa a este cerro lo llena de leyendas, aunque sus 5.600 metros de altura presentan otro desafío: la minería del siglo XXI.
Para dar este paso, la Cooperativa Minera Chorolque ha tomado una decisión histórica: contratar a un gerente administrativo para ingresar al mundo empresarial. Los residentes están contentos y para compartir la iniciativa, invitaron al presidente ejecutivo de Comibol, Arturo Tamayo Daza.
Pero el ingreso a Chorolque —segunda sección de la provincia Sud Chichas, Potosí— no es sencillo. La vida del minero pasa del frío de la nieve al calor de los socavones. Y no son pocos trabajadores. A la cooperativa están afiliados 1.100 socios, que conforman, junto a sus familias, una población de 5.000 personas.

Bienvenidos al campamento

¡Chas! Suenan los platillos y canta la banda. Las 10 de la mañana llegan frías, a pesar del cielo despejado y el sol, que por más fuerza que tenga, sólo ilumina mientras los dedos continúan congelados. Ni siquiera logra convencer al hielo que rodea perenne a la zona.
Es lo de menos. Es día de fiesta, pues por primera vez llega el presidente de Comibol, quien comparte palabras con la gente acompañado del presidente de la cooperativa, Albino García, y Jorge Cuenca, director de Comibol.

El campamento está ubicado a 4.800 metros de altura. Fue fundado el 22 de octubre de 1986, cuando los relocalizados por el Decreto Supremo 21060 vieron que su vida latía nomás en las minas.

Sendos resbalones en el hielo distraen las cavilaciones. Guirnaldas blancas y verdes —los colores de Chorolque— festejan a los visitantes. Luego del Himno Nacional, empiezan los discursos. Arturo Tamayo agradece y habla del ingreso en el sistema empresarial. La gente escucha, aunque ha vivido en carne propia las palabras proclamadas desde el escenario. Saben que la minería tiene el segundo lugar en exportaciones, que las cooperativas trabajan sin ayuda del TGN y que en la tercera reunión extraordinaria decidieron la contratación inmediata de un gerente administrativo, luego de siete años guiados sólo por sus conocimientos de minero.
A la convocatoria acudieron varios interesados y junto al Departamento de Recursos Humanos de Comibol se seleccionó a los cuatro mejores postulantes. De ahí eligieron a Óscar Aguado, tomando en cuenta los años de experiencia dentro del sector.

Y haciendo la señal de la cruz, Óscar Aguado fue posesionado. El festejo estaba declarado. Pero para que los visitantes y el gerente descubran la vida en estos socavones, los invitaron a recorrer sus venas. “Quiero ser para ustedes un compañero más”, sonrió.
Así llegaron a la bodega donde los cooperativistas dejan cerca de 200 toneladas de estaño al mes. Pero en época de fiesta hay mucha más producción, pues la ganancia de cada minero responde exclusivamente a su trabajo y su suerte.

Dentro de los socavones

Los 57 años de don Juan Flores Figueroa atienden en ventanillas. El hombre no trabaja en la extracción por un impedimento físico, pero eso no lo hace inútil. Al contrario, es el responsable del mantenimiento y la entrega de las 300 lámparas y sus cargadores. “El control del narcotráfico nos perjudica, pues no dejan entrar ácidos, indispensables para las lámparas, que cargan cerca de 16 horas y que máximo duran ocho”.

Un destartalado bus parte rumbo a una de las tres bocaminas, ubicada a 5.600 metros de altura. El coche pertenece a la cooperativa, y si uno de los socios tiene la suerte de encontrarlo, se ahorra un par de horas de caminata.
Vaciando carga está Sabino Paucara Choque, de 50 años. Son las 16.00 y él está ahí desde las 8.00. El nombre de esta bocamina es Chimborazo. Todo socio entra con el equipo de seguridad y dentro de las galerías hay tubos de oxígeno y extinguidores.

“No confíe en la suerte, confíe en la inteligencia”, reza un letrero. Dentro, la seguridad es una premisa. Unos tubos distribuyen el oxígeno, las botas de goma protegen del agua y el casco cuida de los golpes. La “caída de tojo”, cuando una roca pega en la cabeza, es el accidente más común.
También se utiliza la lámpara de carburo, que no sólo ilumina, sino que reacciona al detectar gases para luego apagarse. Y ante la total obscuridad, la recomendación es quedarse donde uno está, esperando que los compañeros se den cuenta y entren al rescate.

El Tío ocupa el sitial de honor. Esta imagen del diablo —hecha de barro— porta un trinche y está envuelta en serpentina y coca. Banderines y globos adornan su pollerín y su capa. Se lo festeja en carnavales y cada martes y viernes con coquita y alcohol. Pero el mayor sacrificio se hace durante este mes, en que se entierra cerca de la imagen un corazón de llama.

La vida en el campamento

En las cercanías está el Ingenio Fierrounu, donde Florencio Mollo Choque tiene a su cargo a 24 trabajadores. Allí se realizan trabajos de maestranza, mecánica, electricidad y almacenamiento. Diariamente se procesan cerca de 200 toneladas en el molino y las mesas de gravimetría congeladas cada mañana por el frío.
Luego del proceso se deposita el mineral embolsado. Otilio Almanza (39 años) es presidente del Consejo de Vigilancia y se ocupa del control estricto de la bodega.
El Ingenio espera brillar con la explotación del yacimiento de San Bartolomé, donde la producción crecería en un 50 por ciento.

Toda la esperanza del campamento está depositada en San Bartolomé, aunque el presupuesto para su habilitación es reducido y los 12.000 bolivianos iniciales se fueron en maderación. El presupuesto necesario es de 25 mil y los cooperativistas esperan poder captar inversión extranjera para exportar directamente a través de Internet, aduce Albino García, quien confía además en beneficiar con empleos indirectos. “Se trata de dinero que circula en el país y no se va al exterior”.
Saliendo del trabajo, la gente se dedica a las fiestas. Está el día de Santa Bárbara y San Cristóbal, pero la mayor atracción es Carnaval, donde dos comparsas compiten para demostrar cuál es la mejor.
Las mujeres son palliris —las encargadas de la selección de mineral— o forman parte de una microempresa que hace tejidos.

Los niños asisten al Núcleo Escolar Chorolque “Víctor Calvimontes”. Son 830 alumnos en primaria, 350 en secundaria, 80 en CEMA y 25 palliris asisten a los cursos de alfabetización. Así lo explica Álvaro Angola, de 27 años, quien lidia con niños introvertidos, a los que “cuesta sacarles palabras, a causa del clima”.
A pesar de la falta de baños, computadoras y ambientes adecuados, el centro de la comunidad es la cancha deportiva. “No hay mejores jugadores que los de Chorolque, es fútbol de altura”, repiten, pues no hay copa que la comunidad no haya ganado. La sala de trofeos de la cooperativa simplemente no abastece.

Suena un pito que anuncia las 17.00. Pero otras veces, cuando el sonido es continuo y más largo, informa de los accidentes. Por eso hay un hospital y muchos muertos. Porque si hay algo con lo que los chorolqueños se han acostumbrado a vivir, es con la muerte.




Correspondencia, sugerencias e informaciones a:
prensabolivia@interlatin.com
Fax : 591-2-225734 

Exprese su opinión en los foros de Bolivia.com

 
 
Correspondencia, sugerencias, informaciones ingrese a: Contáctenos
Anuncia en Bolivia.com | Acerca de Interlatin | Información Corporativa | Información Legal

Visite: Colombia.com | Futbolargentino.com
Bolivia.com no está afiliado al Gobierno Boliviano. Bolivia.com es una marca de Interlatin Corp.
Bolivia.com is not affiliated with nor sponsored by the Government of Bolivia. Bolivia.com is a trademark of Interlatin Corp.