Inicio E-Mail Chat Postales Humor Especiales Horóscopo Clasificados BoliviaMall.com Turismo Fútbol
Informativos
El País
Internacional
Economía
Sociedad
Deportes
Fútbol
Ciencia y tecnología
Servicios
Amigos y contactos
Cambio de moneda
Chat
Clasificados
E-mail gratis
Postales
Encuestas
Tv Bolivia
Radios
Entretenimiento
Actualidad
Cine
Horóscopo
Humor
Juegos
Modelos
De Bolivia
Turismo
El sabor de Bolivia
Históricos
Campeones del 63
Guerra del Pacífico
Revolución del 52
Los Kjarkas
Otros especiales
Más especiales
15 de junio, 2005

La nueva jerarquía castrense juró acatar la ley

(La Paz - La Razón)

Luego de la posesión de su gabinete, el mandatario Eduardo Rodríguez tomó juramento a los miembros de la cúpula militar. El Comando seguirá a cargo de un almirante de la Naval y los comandantes de las fuerzas son accidentales.

El presidente Eduardo Rodríguez Veltzé no esperó ni un día más y aprovechó la conformación de su gabinete para modificar la estructura del Alto Mando de las Fuerzas Armadas con una promoción automática en la alta estructura orgánica militar.
El Capitán General de las Fuerzas Armadas posesionó como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas al almirante Marco Antonio Justiniano, quien se desempeñó hasta ayer como Comandante de la Fuerza Naval.

También designó como Jefe de Estado Mayor Accidental de las Fuerzas Armadas al general de División Carlos Delfín Meza. Asimismo, promocionó en el Comando Accidental del Ejército al general de división Marcelo Antezana Ruiz, quien fue Jefe de Estado Mayor de Ejército.

Asimismo, designó como Comandante Accidental de la Fuerza Aérea al general de División Andrés Quiroz Rico y designó como Comandante Accidental de la Fuerza Naval al vicealmirante Jorge Botello Monje.

De los cinco militares de alta graduación ascendidos en cargo y responsabilidad, los últimos tres generales de división y un vicealmirante fueron nombrados como "comandantes accidentales" de tres estrellas, en tanto se homologue su promoción a "generales de fuerza de cuatro estrellas" con un procedimiento que debe impulsar el Poder Ejecutivo ante el Legislativo.

Por otro lado, la jerarquía castrense aclaró que la Fuerza Naval aún detenta el Comando en Jefe de la institución armada pues el relevo de mando es cada dos años, y en este caso vence en noviembre. El próximo mando le corresponde al Ejército.

Al agradecer la confianza del presidente Rodríguez, el almirante Marco Antonio Justiniano manifestó que las Fuerzas Armadas aún están en alerta y apronte, pues si bien bajó la tensión en el país, con las últimas decisiones políticas, aún persisten riesgos y amenazas para la patria y la democracia.

Las Fuerzas Armadas tuvieron una participación protagónica en la última crisis política del país que concluyó en junio con la sucesión constitucional y el relevo presidencial, después de un gran movimiento social que reclamó la nacionalización de los hidrocarburos y realización de la Asamblea Constituyente.

En medio de la descomposición social y el enfrentamiento entre poderes, en los últimos meses, los rumores de un golpe de Estado se hicieron más persistentes y pusieron en duda la vocación democrática de la institución castrense.

El punto más alto de esa posibilidad se desató el 26 de mayo, con la declaración de los teniente coroneles insurrectos Julio César Galindo Mendizábal y Julio Herrera Pedrazas, quienes fueron dados de baja 48 horas después por haber utilizado el nombre de la institución castrense para llamar a la sedición y rebeldía en contra del poder constituido.

Esta declaración motivó la reacción inmediata de la cúpula castrense. El ex comandante Luis Aranda salió por los fueros de la democracia, la unidad nacional y respaldó el mandato del entonces presidente de la República, Carlos Mesa Gisbert. En esa ocasión criticaron a los políticos por no cumplir su mandato constitucional y demandaron a los actores sociales y representantes del Legislativo atender las demandas de los sectores sociales.

El presidente del Congreso, Hormando Vaca Díez, ponderó el relevo del Alto Mando Militar.

La semana pasada, los militares advirtieron que no permitirían posiciones intransigentes y cobraron un papel protagónico al respaldar el orden público. Asistieron a los operativos de seguridad para la sucesión constitucional en Sucre, donde en los incidentes con los manifestantes que se opusieron a la asunción de Hormando Vaca Díez a la presidencia murió un minero y se los investiga por ese hecho.

Puntos de vista

“Preservar la democracia”
Marco A. Justiniano. Comandante en Jefe de las FFAA


"Nosotros vamos a poner el mismo empeño que nuestros antecesores para poder preservar el sistema democrático y coadyuvar a que el país se conduzca en el marco de la paz y la amistad, pero también del respeto al ordenamiento legal vigente. Vamos a responder a las disposiciones del poder legalmente constituido: el Presidente Constitucional de la República. Las amenazas contra la democracia no han desaparecido; las Fuerzas Armadas seguirán apoyando a la preservación del sistema".

“Vamos a estar apegados a la ley”
Marcelo Antezana. Comandante General del Ejército


“Vamos a estar apegados a la ley por la defensa de la democracia. El pueblo es eterno y el Ejército al ser parte de ese pueblo también lo es. Juntos debemos estar orgullosos de vivir en un sistema democrático y preservarlo. Ojalá nunca más pongamos en riesgo el sistema y todos juntos debemos esforzarnos para salir de la crisis. Los militares nos estamos convirtiendo en defensores de la democracia, son otros grupos radicales los que quieren tomar el poder con violencia. Los papeles se han invertido”.





Correspondencia, sugerencias e informaciones a:
prensabolivia@interlatin.com
Fax : 591-2-2225734 

Exprese su opinión en los foros de Bolivia.com

 


Correspondencia, sugerencias, informaciones ingrese a: Contáctenos
Anuncia en Bolivia.com | Acerca de Interlatin | Información Corporativa | Información Legal

Visite: Colombia.com | Futbolargentino.com
Bolivia.com no está afiliado al Gobierno Boliviano. Bolivia.com es una marca de Interlatin Corp.
Bolivia.com is not affiliated with nor sponsored by the Government of Bolivia. Bolivia.com is a trademark of Interlatin Corp.