Inicio E-Mail Chat Postales Humor Especiales Horóscopo Clasificados BoliviaMall.com Turismo Fútbol
Informativos
El País
Internacional
Economía
Sociedad
Deportes
Fútbol
Ciencia y tecnología
Servicios
Amigos y contactos
Cambio de moneda
Chat
Clasificados
E-mail gratis
Postales
Encuestas
Tv Bolivia
Radios
Entretenimiento
Actualidad
Cine
Horóscopo
Humor
Juegos
Modelos
De Bolivia
Turismo
El sabor de Bolivia
Históricos
Campeones del 63
Guerra del Pacífico
Revolución del 52
Los Kjarkas
Otros especiales
Más especiales
18 de enero, 2006

Echan al Comandante del Ejército por los misiles

(Bolivia.com - La Prensa)

El Presidente Rodríguez destituyó al Comandante del Ejército, Gral. Marcelo Antezana y al ministro de Defensa, Gonzalo Méndez. El informe de los misiles tiene incongruencias. Dice que los misiles eran caducos, que no eran aptos en la altitud de La Paz, que se hicieron varias pruebas y todas fueron fallidas, entonces ¿para qué se los desactivó? Y por qué su desactivación venía a constituir un aporte a la paz mundial?

El presidente Eduardo Rodríguez relevó del Comando del Ejército al general Marcelo Antezana, aceptó la renuncia del ministro de Defensa Nacional, Gonzalo Méndez, y mandó a sumario informativo a tres generales de Brigada, incluido Antezana, por la entrega irregular de los misiles chinos a la Misión Militar de Estados Unidos en La Paz.
Asimismo, instruyó a la Cancillería de la República representar a la embajada de EEUU “la actuación de determinados oficiales (estadounidenses) que participaron en estos procedimientos (de entrega de misiles)”.
Manifestó que “a fin de preservar las buenas relaciones y el respeto por las normas internas, es preciso dejar sentada una preocupación sobre la misión militar (de EEUU en La Paz)”.

El Presidente aseguró que con la desactivación de dicho material bélico no se dejó a Bolivia en una estado de indefensa; por el contrario, manifestó que se contribuyó a la seguridad interna del país –dado que los misiles representaban un potencial peligro para los que lo manipulaban, por su obsolecencia– y se puso a “tono” con la preocupación mundial de la ONU de descartar material de alto riesgo.
Eduardo Rodríguez, acompañado de su gabinete en pleno, comunicó anoche su decisión en la sala de conferencias del Palacio de Gobierno, con la intención de poner punto final al caso de los misiles chinos.

Minutos después, el general Antezana dijo a ATB que no era el responsable del desmantelamiento de los misiles. Sin embargo, horas antes, el diputado del MAS, Gustavo Torrico, entregó fotocopias de un informe, supuestamente firmado por el general Marco Antonio Vásquez, que revela que Antezana autorizó la desactivación y entrega de dicho material bélico a EEUU.
Un otro informe de un capitán de artillería, difundido también por Torrico, señala que los misiles salieron del Estado Mayor el 1 de octubre en presencia de los siguientes militares: Ciro Valdivia, David Torricos, Ernesto Caballero, Víctor Hugo Cuellar, Marco Antonio Vásquez y dos funcionarios de la embajada de EEUU.
Recuerda que el general Cuellar le ordenó que “no anotara nada en el libro de novedades” y menos mencione su presencia ni la del general Vásquez en el lugar.
En fuentes del Palacio se dijo que a la lista de los investigados se sumará el nombre del viceministro de Defensa Nacional, general Gonzalo Rocabado, quien hasta anoche era el candidato para reemplazar al renunciante ministro Méndez.

El informe del comandante en jefe de las FFAA, almirante Marco Antonio Justiniano, y del entonces ministro de Defensa, Gonzalo Méndez –entregado ayer en manos del Presidente de la República–, señala que si bien se decidió, con autorización del Capitán General, la desactivación de los misiles con la cooperación de EEUU, “ninguna autoridad nacional dio una orden expresa para la salida del país de este material (bélico)”.
Eduardo Rodríguez añadió que el informe de las FFAA estableció que no se aplicaron los procedimientos regulares para la entrega de los misiles y “no se evidenció una orden explícita y escrita que así lo autorice”.

Las FFAA y el Ministerio de Defensa Nacional concluyeron en que “los misiles efectivamente se encontraban en mal estado”, que constituían un peligro para el personal militar y que “su desactivación definitiva, era una necesidad inmediata”.
Aclararon que “en ningún momento hubo operativo militar, venta y menos entrega o transferencia alguna del material bélico” y que “sólo se ejecutó una actividad administrativa de seguridad interna”.
Remarcaron que “no se ha atentado contra la seguridad nacional”, porque los misiles representaban un riesgo incluso en depósito, instrucción o en en el caso de que se diera una operación real en el país.

El informe de las FFAA no revela la cantidad de misiles chinos desactivados.

Se habla extraoficialmente de 28 aparatos tierra-aire del Ejército y de la FAB.

Rodríguez dijo que la totalidad de los misiles desactivados fueron devueltos por EEUU

EEUU ofreció compensación a cambio de la desactivación pero Rodríguez la rechazó.

Las FFAA aseguran que ninguna autoridad autorizó la entrega de los misiles a EEUU.

El general Vásquez asegura que Antezana lo hizo por cuenta y riesgo propio.

Paniagua dirige el Ejército

Después de la destitución del general Marcelo Antezana del Comando del Ejército, hoy por la mañana el general Orlando Paniagua Ledezma será nombrado como nuevo comandante accidental de esa fuerza militar.
Antezana asumió el cargo el 14 de junio por decisión del presidente Eduardo Rodríguez Veltzé.
En la apertura del sumario informativo no se incluyó al comandante de la Fuerza Aérea, general Andrés Quiroz, bajo cuya responsabilidad se encontraban ocho misiles chinos.
Tras la renuncia del ministro de Defensa, Gonzalo Méndez, se dijo que el cargo sería ocupado por el Viceministro de Defensa, Gonzalo Rocabado, pero luego fue descartado porque tambien será investigado.
Hoy se conocerá el nombre del reemplazante de Méndez.

Que no se entere China

El diputado del MAS Gustavo Torrico distribuyó ayer a los periodistas una fotocopia de un documento que lleva el título de “Acta de la reunión del Alto Mando Militar”.
Se menciona que en la reunión participaron los comandantes Marco Antonio Justiniano (FFAA), Marcelo Antezana (Ejército), Andrés Quiróz (FAB) y Jorge Botello (Naval), y Delfín Mesa (Jefe del Estado Mayor General de las FFAA).
Sobre el “asunto de la destrucción de los misiles” –dice el acta– el comandante de la FAB “hizo conocer que los simuladores de vuelo para la FAB están siendo incluídos en el paquete de los misiles”.
El general Mesa pidió una aclaración y Justiniano entregó la siguiente explicación:
“Los misiles han llegado al término de su vida útil, por lo tanto se debe pensar en su destrucción: al respecto se ha aceptado la cooperación del Grupo Militar de los Estados Unidos para su destrucción, favoreciendo a las Fuerzas Armadas, ya que ellos en compensación van a reponer el valor de los misiles para que las Fuerzas Armadas puedan disponer libremente de los recursos”.
Y el general Mesa recomendó: “Evitar por todos los medios que la información salga del marco institucional, para evitar suceptibilidades del Gobierno y de las Fuerzas Armadas de China”.

El ex Comandante se fue del Ejército sin dejar de hostigar al Presidente

El ex- comandante del Ejército, general Marcelo Antezana, después de que conociera su destitución anunciada anoche por el presidente Eduardo Rodríguez, tomó contacto telefónico con el canal ATB para demandar la inmediata actuación del Ministerio Público para investigar al personal civil que intervino en la entrega de los misiles chinos a Estados Unidos.

“Los misiles son una mancha del actual Gobierno que salpicó a las Fuerzas Armadas. El ministro de Defensa, Gonzalo Méndez, su asesor jurídico y otros funcionarios de la embajada (de EEUU) que firmaron el contrato (de desactivación y salida del material bélico) deben ser juzgados”, dijo Antezana.
Manifestó que el Presidente de la República le pidió que se retractara de sus declaraciones anteriores o las “negociara”, pero al ser un militar de honor él se negó a hacerlo.
El jueves pasado, en la misma red televisiva, el ex comandante del Ejército deslindó responsabilidades sobre la salida y desactivación de los misiles y acusó al ministro Méndez de haberlos entregado a EstadosUnidos en su ausencia.

Y el domingo, mediante una solicitada pública, otorgó 48 horas al “poder político” del Gobierno de Rodríguez para que revele los nombres de las autoridades civiles y militares que firmaron el “contrato” de entrega de los misiles.
“Soy un soldado de honor que no se brinda ni se excusa –dijo a ATB–, me voy con la frente alta; y quiero decirle a nuestro presidente Evo Morales que, desde cualquier punto del país, estaré atento a lo que suceda, decirle que cuando se sienta sólo acuda a las Fuerzas Armadas, porque yo dejé una institución sólida y unida a pesar de las divergencias que serán superadas con el tiempo”.
El general Antezana actuó en sus apariciones públicas sin la autorización del Comando en Jefe de las FFAA ni del Capitán General, actitud que fue considerada como abierta indisciplina militar y deliberación que le prohíbe la Constitución Política del Estado y la Ley Orgánica de las FFAA.
El ex comandante, por decisión del Presidente, será sometido a un sumario informativo en las Fuerzas Armadas.

Vásquez: no mienta, mi general

El general Marco Antonio Vásquez, jefe de Estado Mayor del Comando General del Ejército, asegura que el general Marcelo Antezana, en su condición de Comandante General de esa fuerza, fue el que autorizó la entrega de los misiles a personeros de la embajada estadounidense, según difundió ayer radio Fides.

El informe de Vásquez, del 16 de enero, dirigido a Antezana, manifiesta su indignación porque él habría tejido intrigas frente al Presidente de la República para hacerle aparecer como el directo responsable de los misiles y que habría actuado bajo el encubrimiento del Ministro de Defensa y del Comandante en Jefe de las FFAA.
“Me permito recordarle que todo lo referido al tema de desactivación o demolición, negociación y cualquier otro aspecto referente a los misiles lo ha realizado su autoridad y mi persona no estaría involucrada existiendo la documentación correspondiente”, señala en uno de los párrafos de su informe.
En su nota, el general Vasquez le pide Antezana “no mentir” para liberarse de responsabilidades. Recordó que el Comandante del Ejército retornó del Brasil el 1 de octubre de 2003 y la entrega de los misiles ocurrió el lunes 3 del mismo mes.

La salida de los misiles, según Vásquez , fue de conocimiento del Comandante del Ejército, porque de acuerdo con los estatutos y reglamentos internos de la institución, sólo él pudo ordenar una operación de esta naturaleza.
El militar explicó: “Accidentalmente estaba al mando del Ejército, conozco hasta dónde llegan mis facultades para tomar una decisión referida al caso (misiles), donde mis atribuciones no me permiten hacer cumplir una orden del Comandante en Jefe, sin antes hacerle conocer y pedir su autorización (del comandante del Ejército)”.
Vásquez le pide a Antezana “actuar con la hidalguía que debe caracterizar a un general de la República” que cumple la alta función de ser la máxima autoridad del Ejército. Afirmó que cuenta con documentación de descargo de las afirmaciones que señaló en su informe.

Ninguna autoridad dio orden de salida de los misiles

El comandante en Jefe de las FFAA, almirante Marco Antonio Justiniano, y el ministro de Defensa Nacional, Gonzalo Méndez, entregaron ayer al Presidente de la República el informe de los misiles chinos en 11 páginas, de donde se destaca la siguiente información:

En octubre de 1997, las FFAA recibieron los misiles tierra–aire HN-5 como parte de una compra mayor de fusiles y municiones. Los militares no pudieron establecer si fueron comprados o donados, aunque creen que es probable lo segundo.
Asimismo, “no se encontró razones o motivos que dieran lugar a la adquisición de los misiles”. El Consejo Supremo de Defensa Nacional, el 21 de noviembre de 2005, reportó que “no existe un plan o estrategia de defensa antiaérea oficial y aprobada, y menos que incluya a misiles”.
Sostiene que “diversos informes técnicos de las FFAA hacen referencia al mal estado de los misiles”.

El Departamento IV del Estado Mayor Operativo informó que las cajas de los misiles fueron abiertas en 2004 por el Ministerio de Defensa y la misión militar de EEUU en La Paz, lo cual “acortó” su vida útil que era de 12 años.
El Comando del Ejército realizó dos pruebas de lanzamiento de los misiles, la primera en 2000 y la segunda en 2004. “Como se conoce, ambas pruebas fueron fallidas”. Por eso no se programaron nuevas pruebas y porque “podría poner en peligro la vida de los operadores”.

La desactivación de los misiles se realizó en cumplimiento de una resolución de la OEA. Es así que la Inspectoría General del Ejército, el 28 de julio de 2005, verificó que el material bélico se encontraba fuera de vida útil.
Las FFAA autorizaron al Departamento IV la demolición y a la Inspectoría General del Ejército a pedir apoyo a la Agregaduría Militar de EEUU para que verifique el estado de los misiles, desactive o demuela los que se encuentren en mal estado y devuelva los que servían. A cambio de la operación EEUU ofrecía una donación. “Esto quedó reflejado en un proyecto de convenio”, pero que fue rechazado por el Presidente de la República.

El 2 de octubre de 2005, personeros de la Misión Militar de EEUU recogieron los misiles del Estado Mayor y desde El Alto “fueron enviados a los Estados Unidos para su desactivación”.
Añade: “Ninguna autoridad nacional dio una orden expresa para la salida del país de este material. Se hizo evidente que faltó una coordinación adecuada entre el Ejército y la Agregaduría Militar de EEUU sobre la forma de salida y se omitieron elementos procedimentales en la entrega del material”. “El 22 de noviembre de 2005 se inició la devolución de los misiles desactivados”.





Correspondencia, sugerencias e informaciones a:
prensabolivia@interlatin.com
Fax : 591-2-2225734 

Exprese su opinión en los foros de Bolivia.com

 


Correspondencia, sugerencias, informaciones ingrese a: Contáctenos
Anuncia en Bolivia.com | Acerca de Interlatin | Información Corporativa | Información Legal

Visite: Colombia.com | Futbolargentino.com
Bolivia.com no está afiliado al Gobierno Boliviano. Bolivia.com es una marca de Interlatin Corp.
Bolivia.com is not affiliated with nor sponsored by the Government of Bolivia. Bolivia.com is a trademark of Interlatin Corp.