Inicio E-Mail Chat Postales Humor Especiales Horóscopo Clasificados BoliviaMall.com Turismo Fútbol
Informativos
El País
Internacional
Economía
Sociedad
Deportes
Fútbol
Ciencia y tecnología
Servicios
Amigos y contactos
Cambio de moneda
Chat
Clasificados
E-mail gratis
Postales
Encuestas
Tv Bolivia
Radios
Entretenimiento
Actualidad
Cine
Horóscopo
Humor
Juegos
Modelos
De Bolivia
Turismo
El sabor de Bolivia
Históricos
Campeones del 63
Guerra del Pacífico
Revolución del 52
Los Kjarkas
Otros especiales
Más especiales
12 de julio, 2006

Indicadores macroeconómicos se mantienen estables

(ABI)

Durante la primera mitad del año la gestión del gobierno garantizó la estabilidad de los indicadores macroeconómicos, hecho que permitió que las actividades del sector real de la economía experimenten un crecimiento notable, informó el Ministerio de Hacienda.

Las cifras muestran que hasta el primer trimestre del año, el Producto Interno Bruto (PIB) creció en 4,3 por ciento y que, hasta el primer cuatrimestre, los indicadores líderes mantuvieron un desempeño positivo.

Estos resultados se sustentan, de igual manera, en factores claves como una inflación controlada, la estabilidad del tipo de cambio, la fortaleza de las Reservas Internacionales Netas y un desempeño fiscal sostenible y estable.

Al evaluar el desempeño de la economía boliviana durante la primera mitad de año, el Ministro de Hacienda, Luís Arce Catacora, destacó los resultados alcanzados por las actividades minera (18,7 por ciento de crecimiento respecto al primer trimestre de 2005), hidrocarburífera (12,4 por ciento de crecimiento y agropecuaria (4,1 por ciento de crecimiento).

De igual manera, sobresalen en la evaluación el desempeño de los sectores de electricidad (3,6 por ciento, las manufacturas 3,6 por ciento y el transporte (2,98 por ciento de crecimiento).

“En líneas generales la economía está creciendo a buenos ritmos; hay un buen pulso de lo que está ocurriendo a nivel macroeconómico en el país”, aseguró el ministro Arce, quien al evaluar el aporte de cada sector en el crecimiento del PIB, destacó la tendencia creciente que desde 2002 muestran el sector agropecuario e industrial, la minería e hidrocarburos -los pilares de la economía-, los servicios y la construcción el comercio.

El desempeño de indicadores claves en el sector real confirma esta evaluación. Por ejemplo, las ventas de cemento registraron un crecimiento promedio del 15,1 por ciento en el periodo enero-abril: de las 100.974 toneladas métricas vendidas en 2005 se llegó a 116.119 toneladas este año.

Lo mismo sucede con el índice de cantidad de consumo de energía eléctrica: del 255 registrado en el primer cuatrimestre de 2005 se subió, en el mismo periodo de 2006, a 269,1; lo que muestra un crecimiento de 5,5 por ciento.

Otros indicadores que muestran una evolución altamente positiva son los índices de cantidad de extracción de minerales y de extracción de hidrocarburos.

En el primer caso la comparación del registro alcanzado en los primeros cuatro meses de 2005 y 2006 muestra un crecimiento del 31,8 por ciento mientras que en el segundo, la cifra muestra un aumento del 4,1 por ciento.

En el caso de los hidrocarburos, Arce destacó que a pesar del accidente provocado por las intensas lluvias en uno de los ductos ubicado en la región del chaco boliviano y que provocó una disminución en la producción de hidrocarburos, en este periodo se registró un comportamiento positivo que, sin duda, será superado con los datos de junio y julio de este año.

El titular de Hacienda enfatizó los resultados del sector manufacturero pues se trata de uno de los que genera la mayor cantidad de empleo en la economía nacional; en el periodo de comparación, el índice que mide el volumen de ventas del sector experimentó un crecimiento del 5,5 por ciento que, como se verá más adelante, se refleja en el aumento de las exportaciones.

ESTABILIDAD

Destaca en el detalle de las cifras nacionales -explicó Arce- el desempeño de dos indicadores clave y que se sienten directamente en el bolsillo de la población: la inflación y el tipo de cambio se mantuvieron estables.

En el primer caso se muestra una caída notable: la tasa de inflación acumulada de enero a junio de 2005 fue de 3,45 por ciento mientras que en el mismo periodo de 2006 llegó a solo 2,05 por ciento.

“La diferencia --140 puntos básicos, una importante disminución-- se sienten en los bolsillos de la gente pues representan una disminución de precios en ese porcentaje”, aseguró Arce.

Esta diferencia es más notoria en la tasa que mide la inflación durante los últimos doce meses (de junio de 2005 a junio de 2006); en 2005 era 6,40 por ciento, mientras que en 2006 llegó a 3,49 por ciento.

“Son buenas noticias para la economía boliviana lo que, una vez más, ratifica la estabilidad de precios que fue propuesta en el plan y que se está cumpliendo en la gestión de gobierno”, dijo.

La estabilidad e los precios fue reforzada por un comportamiento similar en el tipo de cambio entre el boliviano y el dólar. En la primera mitad del año la brecha cambiaria se mantuvo estable (8,06 bolivianos para la venta y 7,96 bolivianos para la compra) con una ligera tendencia a la revaluación y no existen razones para pensar que a futuro puedan presentarse presiones devaluatorias.

COMERCIO EXTERIOR

“En las cifras de las exportaciones continúan las buenas noticias. La tendencia es positiva en hidrocarburos, minería y agricultura y la propensión de las exportaciones bolivianas en general es al incremento”, explicó el Ministro Arce quien destacó el desempeño de algunos sectores claves que hacen la diferencia entre los resultados obtenidos en 2006 respecto a los de 2005.

“Quiero hacer notar el desempeño de las manufacturas: hemos incrementado las exportaciones de manera importante en este trimestre. Las exportaciones totales, sin hidrocarburos, crecieron en 33,2 por ciento; si incluimos las exportaciones de hidrocarburos se llega a un 60 por ciento. Esta cifra es importante para el país pero debe destacarse el sector manufacturero que está creciendo sin el impulso de los precios internacionales que caracterizan a la minería y los hidrocarburos”, explicó Arce.

Las cifras muestras que entre enero y mayo de 2005, el sector manufacturero exportó por un valor de 366,6 millones de dólares mientras que en el mismo periodo de 2006 estas ventas llegaron a 418,9 millones de dólares.

En lo referido a las importaciones se muestra un importante comportamiento en las compras de materias primas y bienes de capital.

En el primer caso y comparando los cinco primeros meses de 2005 y 2006, se nota un incremento del 23,6 por ciento mientras que en el segundo la subida fue de 70,4 por ciento lo que confirma, nuevamente, el positivo desempeño del sector manufacturero.

“En el periodo enero-mayo hemos importado bienes de capital por 369 millones de dólares. Esto quiere decir que son insumos para la industria manufacturera, el sector privado está importando bienes que van a generar mayor producción y -más adelante- más empleos; por lo tanto, son buenas noticias para el país”, dijo Arce.

“Sin duda, el aumento de la importación de materias primas y productos intermediarios se traduce en que la industria manufacturera continúa con el proceso de producir bienes finales en el país”, agregó.

La evaluación que muestra una economía estable y con una tendencia positiva se completa con el nivel récord de las Reservas Internacionales Netas (RIN): a junio de 2006 llegaron a 2.474 millones de dólares que representan un incremento del 44,3 por ciento respecto a 2005.




Correspondencia, sugerencias e informaciones a:
prensabolivia@interlatin.com
Tel-fax: (591-2) 242 7158

Exprese su opinión en los foros de Bolivia.com

 

 


 
Correspondencia, sugerencias, informaciones ingrese a: Contáctenos
Anuncia en Bolivia.com | Acerca de Interlatin | Información Corporativa | Información Legal

Visite: Colombia.com | Futbolargentino.com
Bolivia.com no está afiliado al Gobierno Boliviano. Bolivia.com es una marca de Interlatin Corp.
Bolivia.com is not affiliated with nor sponsored by the Government of Bolivia. Bolivia.com is a trademark of Interlatin Corp.