Inicio E-Mail Chat Postales Humor Especiales Horóscopo Clasificados BoliviaMall.com Turismo Fútbol
Informativos
El País
Internacional
Economía
Sociedad
Deportes
Fútbol
Ciencia y tecnología
Servicios
Amigos y contactos
Cambio de moneda
Chat
Clasificados
E-mail gratis
Postales
Encuestas
Tv Bolivia
Radios
Entretenimiento
Actualidad
Cine
Horóscopo
Humor
Juegos
Modelos
De Bolivia
Turismo
El sabor de Bolivia
Históricos
Campeones del 63
Guerra del Pacífico
Revolución del 52
Los Kjarkas
Otros especiales
Más especiales

9/13/2002

Diagnóstico del canal 7: Quiebra técnica y caos

(La Paz - La Razón)
Las deudas del 7 son más grandes que el valor de la empresa. Hay pocos documentos para hacer una auditoría. En cinco años, sus ingresos mensuales cayeron de $us 70 mil a 10 mil.

El Canal 7 se encuentra en quiebra técnica y sumido en un caos interno que va desde la iliquidez hasta la existencia de cuatro planillas de personal, pasando por la ausencia de documentación para realizar una auditoría.

Hace 10 días, la interferencia a un discurso de un diputado del MAS permitió establecer que el gerente general del canal estatal, Alfonso Arévalo, había sido contratado irregularmente. Este hecho derivó en la salida de la autoridad y abrió hacia la opinión pública una caja negra que envolvía a la estación.

El anterior gobierno —en la gestión del ministro de Información Hernán Terrazas— elaboró un diagnóstico, en el que estableció que el canal está en quiebra técnica porque sus deudas superan el valor de la empresa. La relación es del 30 por ciento de valor y 70 por ciento de deuda.

Tanto fuentes del anterior gobierno como del actual admitieron que la situación del canal estatal es caótica.

Anualmente, las arcas del Tesoro General de la Nación (TGN) aportan a la estación televisiva un monto aproximado de 12 millones de bolivianos. El canal debe generar sus propios ingresos a través de la venta de publicidad y la concesión de espacios.

Sin embargo, los ingresos propios son ínfimos. Estimaciones del anterior gobierno indican que en 1997, cuando tomó el mando Hugo Banzer, el canal generaba alrededor de 70 mil dólares mensuales, pero que ese ingreso cayó en el último año a un aproximado de 10 mil dólares.

Esta situación es atribuible, dijeron las fuentes tanto del anterior como del actual gobierno, al manejo político al que ha estado expuesto el canal.

Por sólo poner algunos ejemplos, las transmisiones en vivo que realiza la estación para los poderes Ejecutivo y Legislativo no son remuneradas, pese a que implican un gasto de 7 millones de bolivianos anuales, según un informe del 12 de junio de este año del ex gerente del canal estatal Mariano Baptista.

Son esas transmisiones las que espantan a los clientes y a los televidentes. Las tarifas de publicidad están entre las más bajas del mercado y los ingresos están por debajo de las expectativas.

A esto se suma un panorama sombrío en la venta de espacios y en la coproducción de otros. En el caso de la venta —productores que hacen sus programas con sus propios medios— existen muchos deudores. Y, en el caso de los que coproducen —utilizan los equipos del canal— existen aquellos que no le dan al canal lo que le corresponde. Los contratos, por lo general, establecen un 60 por ciento para el canal y un 40 por ciento para el productor.

En cuanto al personal, Arévalo, el gerente saliente de la estación, dijo que existen unos 140 empleados, número que calificó como excesivo, más aún si se toma en cuenta que no hay mucho que producir en la estación.

Y si de personal se trata, existen cuatro planillas. Una corresponde a los consultores y otra al personal de planta. Una tercera se creó para los sueldos del TGN y una cuarta para los sueldos que se perciben por los ingresos del canal. Arévalo confirmó que existen “tres o cuatro planillas”.

Frente a este panorama, el director de la Unidad de Comunicación del Gobierno, Sergio Molina, informó que se realizará una auditoría externa al canal, además de una que realiza la Contraloría. Luego, dijo, se dará una solución estructural.

El anterior gobierno también quiso encarar un proceso de institucionalización, pero éste no logró arrancar.

Una auditoría de la Contraloría

• Falta de implantación de sistemas de administración y control.
• Cobros efectuados a clientes sin considerar la variación del dólar.
• Cuentas pendientes de clientes no cobradas según contrato.
• Cobros a clientes no depositados oportunamente.
• Contratos sin firma de personal autorizado.
• Prestación de servicios que no está en relación con el contrato.
• Intercambio de bienes y servicios que no benefician a la empresa.
• Contratos no firmados por los clientes.
• Pagos en bienes de clientes no registrados ni contabilizados.
• Contratos de intercambio de servicios sin documentos de sustento.
• Registro contable con documentación incompleta.
• Pago de horas extraordinarias.
• Pago de vacaciones devengadas.
• Viaje al exterior sin autorización mediante resolución de directorio.
• Pago de honorarios a personal operativo con la partida de estudios, investigaciones y proyectos.
• Deficiencias en las carpetas de personal.
• Deficiencias en las planillas de haberes y en el respaldo.
• Deficiencias en la autorización y descargo de viajes de comisión.
• Deficiencias en la adquisición de bienes y/o servicios.
• Deficiencias en la adquisición de combustible.




Correspondencia, sugerencias e informaciones a:
prensabolivia@interlatin.com
Fax : 591-2-225734 

Exprese su opinión en los foros de Bolivia.com

 

 

 


 
 
Correspondencia, sugerencias, informaciones ingrese a: Contáctenos
Anuncia en Bolivia.com | Acerca de Interlatin | Información Corporativa | Información Legal

Visite: Colombia.com | Futbolargentino.com
Bolivia.com no está afiliado al Gobierno Boliviano. Bolivia.com es una marca de Interlatin Corp.
Bolivia.com is not affiliated with nor sponsored by the Government of Bolivia. Bolivia.com is a trademark of Interlatin Corp.