Inicio E-Mail Chat Postales Humor Especiales Horóscopo Clasificados BoliviaMall.com Turismo Fútbol
Informativos
El País
Internacional
Economía
Sociedad
Deportes
Fútbol
Ciencia y tecnología
Servicios
Amigos y contactos
Cambio de moneda
Chat
Clasificados
E-mail gratis
Postales
Encuestas
Tv Bolivia
Radios
Entretenimiento
Actualidad
Cine
Horóscopo
Humor
Juegos
Modelos
De Bolivia
Turismo
El sabor de Bolivia
Históricos
Campeones del 63
Guerra del Pacífico
Revolución del 52
Los Kjarkas
Otros especiales
Más especiales



 

 

 

 


7/3/2002

La Ciudad Eterna de los Andes está de fiesta

(Bolivia.com)


Presione aquí
Escribe: Juan Manuel Miranda.

A 70 kilómetros de la ciudad de La Paz, en la Provincia Ingavi, se encuentra asentada la localidad de Tiwanaku, centro urbano que perteneció a la civilización tiwanacota y que se conoce como la Ciudad Eterna de los Andes.

Tiwanaku es la cultura de mayor longevidad de América del Sur, ya que tiene algo más de 27 siglos de existencia. El aporte que ha dejado a la humanidad es por demás representativo ya que sus pobladores eran poseedores de una gama variada de conocimientos tecnológicos y científicos, además de tener un profundo respeto por el medio ambiente.

En este terruño del altiplano boliviano se cumplió el mayor anhelo de sus habitantes: El retorno del monolito Bennett a su lugar de origen después de 69 años de permanencia en la ciudad de La Paz.

Con la inauguración del Museo de Monumentos Líticos y el Complejo Turístico Arqueológico el pasado martes 25 de junio, Tiwanaku ya no sólo es un referente cultural, sino un centro de atracción turística que promete ser un centro aglutinador de culturas y razas.

Una ciudad planificada

En Tiwanaku nada ha sido dejado al azar. Sus edificaciones tienen una correcta orientación cardinal. Ejemplo de lo referido son las pirámides de Akapana y Pumapunku, las cuales mantienen una relación de 45 grados, lo que muestra el uso adecuado y matemático del espacio.

El Templo de Kalasasaya, el Templete Semibubterráneo, la Puerta del Sol, las pirámides de Akapana y Puma Punku y el monolito Bennett, se constituyen en el referente de esta civilización que dejó

Presione aquí
su legado a los pobladores de la ciudad que hoy en día luce renovada con la inauguración del nuevo museo y el complejo.

Una extensa plataforma. Ese es el elemento principal del Templo de Kalasasaya, una edificación que tiene una orientación cardinal que supera la dimensión este – oeste. Consta de un patio interior ubicado dentro de otro más amplio, además de que en sus ambientes están los monolitos Ponce y Fraile y la conocida Puerta del Sol.

Esta puerta cuenta con grabados de bajo y alto relieve que representan la funcionalidad de un calendario que responde a la cosmovisión andina. En la parte central se divisa la figura humanizada del sol que pisa una pirámide de tres plataformas como una representación geométrica de la tierra.

El Templete Semisubterráneo, descubierto el año 1903 por la misión francesa liderada por Crecqui Montfort, es el templo de mayor antigüedad de Tiwanaku. En su interior, el año 1932, Wendell Bennett encontró la estela que lleva su nombre.

En la década de los años 60, el templete fue íntegramente excavado y restaurado por el Centro de Investigaciones Arqueológicas. Cabezas clavas y canales de drenaje son algunas de las características distintivas de este templete.

En lo que concierne a la Pirámide de Puma Punku, este monumento dispone de cuatro enormes plataformas líticas en su lado este, algunas de las cuales pesan hasta 125 toneladas. Sendas puertas esculpidas y forradas con láminas de oro se encontraban al frente de estas plataformas.

Una pirámide que renacerá

El traslado de la estela Bennett

Presione aquí
y la construcción del Museo Lítico han provocado una especie de efervescencia en las autoridades de los Viceministerios de Cultura y Turismo.

Este clima de entusiasmo ha llevado a ambas entidades gubernamentales proponerse un nuevo reto: La excavación, limpieza y consolidación de la Pirámide de Akapana en un plazo de cinco años, con una inversión de 4.000.000 millones de dólares y con una utilización de 500 obreros como mano de obra.

“Los arqueólogos y expertos que han analizado Tiwanaku nos dicen que apenas el 10% del área arqueológica se ha explorado, es decir que tenemos un enorme potencial para el futuro”, señala un entusiasta Viceministro de Cultura, Antonio Eguino minutos después de producirse la inauguración del Complejo Turístico Arqueológico en Tiwanaku.

El primer paso para este propósito ya está dado. El Ministro de Comercio, Claudio Mansilla cuenta con el compromiso de la Empresa Chaco, la cual aportará con los trabajos de excavación científica y arqueológica.

En la actualidad ya existen vestigios de trabajos de excavación en Akapana, una pirámide escalonada compuesta por siete plataformas, con una planta en forma de cuadrilátero de 114 metros de lado y una altura que está cerca a los 18 metros.

En beneficio del pueblo

El Complejo Turístico cuenta, al margen del Nuevo Museo Lítico, con un Centro de Atención al Turista (CAT), el antiguo museo, una sala de exposición de pinturas permanente del artista Roberto Mamani Mamani, las edificaciones arqueológicas y los puestos de venta de artesanías.

Con

Presione aquí
los ingresos que se obtengan por concepto del flujo turístico, los Viceministerios de Cultura y Turismo pretenden ampliar la oferta turística a través del fortalecimiento de la Iglesia Colonial de Tiwanaku, además de desarrollar el centro agrícola antiguo más conocido como Sukakollus.

También se pretende edificar los museos de la tecnología antigua y la papa, de donde emergerán las recetas culinarias de la región. El propósito es claro: El turista que llegue a Tiwanaku tendrá más razones para quedarse en la ciudad no sólo un día, sino varios.

Tiwanaku, ciudad que cuenta con una población de 17.500 habitantes, vive de la agricultura a través del cultivo de la haba, la quinua y las diferentes variedades de papa. Esta actividad es complementada con la crianza del ganado vacuno y la artesanía.

Cada 21 de junio se lleva el tradicional solsticio de invierno, la fiesta grande de los aymaras que le dan la bienvenida a su nuevo año. Tienen en la iglesia de San Pedro a uno de sus edificios más distinguidos ya que ha sido construida con piedras extraídas del propio centro arqueológico.

Pero Tiwanaku no sólo es arqueología o artesanía, también es música y danza. Cada 14 de septiembre se celebra la fiesta del pueblo al ritmo de las tarqueadas, las moseñadas y las zampoñadas.

La vida de los pobladores de la Ciudad Eterna de los Andes ya no es igual. El monolito Bennett está de retorno, la cultura dejada por los ancestros está más viva que nunca y la satisfacción se ha apoderado de cada una de las casas de esta región del altiplano.

 

 

Correspondencia, sugerencias e informaciones a:
prensabolivia@interlatin.com
Fax : 591-2-2225734

Exprese su opinión en los foros de Bolivia.com

 
 
 

 

 


 
 
Correspondencia, sugerencias, informaciones ingrese a: Contáctenos
Anuncia en Bolivia.com | Acerca de Interlatin | Información Corporativa | Información Legal

Visite: Colombia.com | Futbolargentino.com
Bolivia.com no está afiliado al Gobierno Boliviano. Bolivia.com es una marca de Interlatin Corp.
Bolivia.com is not affiliated with nor sponsored by the Government of Bolivia. Bolivia.com is a trademark of Interlatin Corp.
y>