Síguenos en:
Facebook
Twitter
Bolivia.com en Google+

Nanosatélite CubeSat QBito sera lanzado a la termosfera

El nanosatélite CubeSat QBito, desarrollado por la UPM, será lanzado en 2016 y se unirá al ”collar de perlas” de satélites universitarios del proyecto europeo QB50 que rodeará la Tierra para explorar las propiedades de la baja termosfera.

Espacio
Bolivia.com - La Paz -
Nanosatélite CubeSat QBito sera lanzado la termosfera. EFE
Nanosatélite CubeSat QBito sera lanzado la termosfera. EFE
Nanosatélite CubeSat QBito sera lanzado la termosfera. EFE

Una de las “perlas” del proyecto europeo, que tendrá una órbita circular de 380 kilómetros de altura y 98 grados de inclinación, se está fabricando en las instalaciones del Centro de Operaciones y Soporte a Usuarios Español (E-USOC) de la Agencia Espacial Europea (ESA), ubicado en el Campus de Excelencia Internacional de Montegancedo.

El nanosatélite ya ha pasado la revisión crítica de diseño e inicia la fase de fabricación y ensayos, gracias al trabajo del E-USOC, así como de docentes, estudiantes y personal de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Aeronáutica y del Espacio y la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación de la universidad madrileña.

En diciembre de 2016 serán lanzados desde Brasil los 50 CubeSat -entre ellos QBito- que componen la constelación de nanosatélites del proyecto europeo, desarrollados por equipos de investigación de 28 países bajo el liderazgo del Instituto Von Karman (Bélgica).

QBito es el primer satélite de esta tipología miniaturizada que desarrolla la UPM. El aparato, que mide 10 por 10 por 26 centímetros y pesa dos kilos, detalla la universidad en una nota de prensa.

Su vida útil será de unos tres meses, pues una vez alcancen la órbita de destino los nanosatélites irán perdiendo altura debido a la resistencia aerodinámica hasta desintegrarse en la atmósfera.

La propuesta de la Politécnica “trata de ser al mismo tiempo robusta e innovadora”, confirma su directora, Ana Laverón, mediante subsistemas “muy versátiles que permiten satisfacer las necesidades de misiones diversas con CubeSat de una o dos unidades”, lo que supone “una ventaja competitiva”.

Para el segmento de tierra de la misión espacial, el Centro de Operaciones dispone de una estación de seguimiento de satélites que operan en las bandas UHF y VHF, así como el sistema de envío de comandos y de procesamiento de datos recibidos desde el satélite.

La UPM tiene una amplia experiencia en el campo, ya que lleva 15 años como “responsable de las operaciones científicas de cargas de pago espaciales, cumpliendo con los procesos de control de calidad y de producto de la ESA”, sostiene Laverón, catedrática de ingeniería aeroespacial de la UPM.

La misión primaria requiere la combinación de los 50 CubeSat con sensores idénticos, estableciendo “una red de toma de datos multipunto que sería inabordable económicamente con satélites de mayor tamaño”.

Además, cada CubeSat puede llevar adicionalmente cargas útiles para ser probadas en ambiente espacial. En el caso de QBITO, se embarcará un detector de infrarrojo de onda media que no precisa refrigeración.

La misión estudiará las condiciones de la baja termosfera, “muy poco conocida porque su densidad es demasiado baja para emplear globos aerostáticos y demasiado alta para emplear satélites, que tendrían una muy reducida vida útil”, según la universidad.

En la termosfera se absorbe gran parte de la radiación de alta energía que llega del Sol, la más dañina para la vida en nuestro planeta, de ahí la importancia de investigar su composición, agrega la universidad.

El Centro de Operaciones cuenta con la colaboración de la Universidad Nacional de Ingeniería de Perú, la Universidad Nacional Autónoma de México y de la empresa Sener. EFE

 Comentarios
Para enviar sus comentarios o respuestas, inicie sesión o regístrese, es fácil y gratis.
Bolivia.com
www.colombia.comwww.futbolargentino.comwww.whatthegirl.com