Actualización: Vie, 02 / Jun / 2017 10:53 am
Viernes, 02 / Jun / 2017
Media: 4

Científicos detectan ondas gravitacionales que predijo Einstein

Es la tercera vez que se detecta este fenómeno, el cual se produce por el choque y la fusión de dos agujeros negros, abriendo puertas a una nueva astronomía. 

Científicos detectan ondas gravitacionales que predijo Einstein
Einstein.

Un equipo científico internacional anunció que había detectado nuevamente las ondas gravitacionales, la tercera observación de estas vibraciones del universo que predijo la teoría de la relatividad general de Albert Einstein en 1915.

La primera detección directa de estas ondas producto de ligeras perturbaciones del tejido del espacio-tiempo por efecto del desplazamiento de un objeto enorme, un poco como un peso que deforma una red, fue anunciada el 11 de febrero de 2016. 

Este histórico acontecimiento tras 40 años de esfuerzos abrió una nueva ventana en la astronomía para avanzar en la comprensión de los misterios del cosmos, subrayaron los astrofísicos. 

Te puede interesar: Agujero negro: Astrónomos creen haberlo fotografiado por primera vez

A esta nueva detección se sumó una segunda observación el 15 de junio de 2016. En ambos casos, las ondas gravitacionales detectadas se generaron por la colisión de dos agujeros negros que formaron uno mayor, de hasta 62 veces la masa de nuestro Sol. 

En esta nueva observación, el agujero negro producto de la colisión cuyas ondas gravitacionales se observaron el 4 de enero de 2017 era de alrededor de 49 masas solares. Los resultados serán publicados en la revista estadounidense Physical Review Letters. 

"Es verdaderamente destacable que el ser humano pueda teorizar y verificar este tipo de fenómenos extraños y extremos que se han producido allí hace miles de millones de años y a miles de millones de años luz de la Tierra", señala David Shoemaker, un astrofísico del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y portavoz de esta colaboración científica. 

Las tres detecciones se realizaron mediante el instrumento Ligo (Laser Interferometer Gravitational-Wave Observatory), que consta de dos detectores idénticos de cuatro kilómetros de largo, ubicados a 3.000 kilómetros el uno del otro, en Luisiana y en el estado de Washington. 

"Esta última observación confirma la existencia de agujeros negros de una masa superior a veinte soles", agregó. 

Sin detección de las ondas gravitacionales, los agujeros negros son invisibles porque no emiten luz, subrayó el profesor Shoemaker. 

"Con la confirmación de la tercera detección de ondas gravitacionales, el Ligo se reafirma como un observatorio poderoso para revelar el lado oscuro del Universo", celebró David Reitze, responsable del Ligo en Caltec, el Instituto de Tecnología de California. 

No dejes de leer: Agujero negro que vaga en el espacio está devorando todo a su paso

AFP

Media: