Actualización: Vie, 07 / Jul / 2017 10:44 am
Viernes, 07 / Jul / 2017
Media: 4

Cuatro claves para prevenir la anemia

Una dieta balanceada, alimentación complementaria adecuada y visitas al pediatra son algunas de las recomendaciones para evitar la anemia en los niños.

Cuatro claves para prevenir la anemia

La anemia es una enfermedad que se presenta cuando la sangre no cuenta con suficientes glóbulos rojos. Si bien la falta de nutrientes, los parásitos y las enfermedades hereditarias pueden causar anemia, el factor más común suele ser la falta de hierro. Ya que el ser humano es más propenso a padecer anemia en los períodos en las que la carencia de hierro es mayor, es importante tener precaución en etapas como la infancia y la niñez.

Te puede interesar: ¿Por qué nunca debes rellenar de agua una botella de plástico?

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Situación Nutricional (ENSIN), 1 de cada 4 niños colombianos padece anemia. Esta situación resulta preocupante si se tiene en cuenta que esta enfermedad ha sido asociada con deficiencias en el desarrollo cognitivo y el rendimiento escolar.

Ahora bien, expertos como el gastropediatra Johon Gárces consideran que la clave para prevenir la anemia está en incluir dentro de la dieta de los niños alimentos ricos en hierro y administrar suplementos nutricionales en los casos que sea necesario complementar la dieta normal. Partiendo de eso, a continuación, se presentan algunas recomendaciones para prevenir que su hijo sufra de esta peligrosa enfermedad:

1. Alimentación complementaria adecuada: Durante los primeros años de vida se forman miles de millones de células nerviosas, cuya comunicación permite la transmisión y recepción de información entre el cerebro, el cuerpo y el medio ambiente.  Este proceso se ve favorecido por una buena lactancia y una alimentación complementaria adecuada que suministre al niño energía adicional, hierro, vitamina C, entre otros nutrientes.

Para este período, Gárces recomienda preparar al niño papillas con alimentos básicos como el cereal, el maíz, el arroz o incluso algunas legumbres como frijoles, arvejas, lentejas, garbanzos y maníes, alimentos que representan una buena fuente de proteína y hierro para los pequeños. En el caso de la vitamina C, el experto sugiere proporcionarle frutas como la papaya, el mango, la naranja y la guayaba.

2. Visitas periódicas al pediatra: Las consultas periódicas de crecimiento y desarrollo son un componente esencial para garantizar la salud nutricional de cualquier niño. Al asesorarse con un pediatra o nutricionista, usted podrá conocer y consultar cuáles son las alternativas alimenticias saludables que le permitirán a su hijo recibir una suficiente cantidad de hierro y otros micronutrientes de acuerdo a su edad. Así mismo, los padres y adultos podrán recibir información sobre los síntomas y el tratamiento de enfermedades como la anemia por deficiencia de hierro.

3. Dieta balanceada: Al referirse a una dieta balanceada, el Dr. Gárces, advierte que, si bien la población más vulnerable son los niños menores de cinco años (de 6 a 59 meses) con una prevalencia de anemia de 27,5% los niños mayores de 6 años también son propensos a padecer de anemia por deficiencia de hierro, al estar en un periodo en que las necesidades de este nutriente son máximas.

Por esta razón es importante que los padres continúen prestando atención a la dieta de sus hijos después de los 6 años de edad, pues sus necesidades nutricionales siguen siendo altas. En este sentido, se recomienda una dieta que incluya alimentos de alta calidad nutricional, o densos en nutrientes, como hortalizas y verduras, frutas leches y derivados lácteos bajos en grasas, cereales integrales, leguminosas y carnes.

4. Suplementación Nutricional: La suplementación con micronutrientes es una alternativa viable que permite darle al niño energía adicional, proteína, hierro y vitamina C. La ingesta de suplementos nutricionales es una opción recomendable no solo durante la primera infancia, sino también entre los 6 y 11 años, un período en el cual se espera que los niños alcancen logros en términos de desarrollo motor y autonomía, relacionados con aspectos como el equilibrio y la coordinación.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, se ha comprobado que la administración de suplementos de hierro aumenta eficazmente las concentraciones de hemoglobina en niños, especialmente en los que sufren de anemia. Sobre los suplementos nutricionales, el Dr. Gárces recomienda siempre contar con la aprobación de un pediatra y buscar productos de fácil digestión.

Te puede interesar: 

#Mujeres El periodo menstrual puede ser todo un misterio, por eso hemos decidido revelar algunos mitos y realidades

Posted by Colombia.com on Friday, July 7, 2017

Colombia.com

Media: