Actualización: Mar, 12 / Sep / 2017 5:46 pm
Martes, 12 / Sep / 2017
Media: 4

¿Qué es el Linfoma Periférico de Células T?

Los linfomas periféricos de células T son tipos de linfoma no Hodgkin (LNH) poco frecuentes y agresivos que se desarrollan en los glóbulos blancos llamados “células T”.

¿Qué es el Linfoma Periférico de Células T?

LNH es el nombre de diferentes tipos de cáncer que comienzan en las células llamadas “linfocitos”, un tipo de glóbulo blanco que ayuda al cuerpo a combatir las infecciones.

Te puede interesar: 12 claves sobre la migraña que seguramente no conocías

Los linfomas periféricos de células T son poco comunes en los Estados Unidos y son más comunes en Asia, África y el Caribe, posiblemente debido a la exposición a virus específicos tales como el virus de Epstein-Barr (EBV, por sus siglas en inglés) y el virus humano de la leucemia de las células T tipo 1.

Aparte de ser difíciles de diagnosticar, los Linfomas periféricos de Células T representan un desafío para el tratamiento; son agresivos, con pronóstico desfavorable; además este tipo de linfomas tienen las tasas de supervivencia a 5 años más bajas entre los subtipos de LNH. Es por eso que el principal llamado del Dr O´Connor para su visita en el mes de abril, es a realizar un diagnóstico oportuno y un tratamiento asertivo y rápido. 

El manejo del LNH continúa siendo un reto para la comunidad médica, pues existe una variación considerable en su presentación y curso clínico, en los enfoques de tratamiento y en el pronóstico de la enfermedad entre los diferentes subtipos de LNH.

“Los primeros signos de los linfomas periféricos de células T varían según el subtipo de la enfermedad. Debido a que con frecuencia se ven afectados los ganglios linfáticos de varias áreas diferentes del cuerpo, el signo más común de los linfomas periféricos de células T es el agrandamiento indoloro de un ganglio linfático en el cuello, la axila o la ingle. Los ganglios linfáticos agrandados también pueden aparecer cerca de las orejas o los codos. Estos linfomas también afectan varios órganos del cuerpo, que incluyen la médula ósea, el hígado, el bazo, el estómago y la piel. Otros síntomas pueden incluir: Sudoración nocturna, Fiebre, Pérdida de peso, Sarpullido”.

En general, los resultados de los tratamientos han sido poco satisfactorios con los regímenes convencionales de quimioterapia. Al emplear los regímenes de quimioterapia convencionales más de la mitad de los pacientes con LCTP presentan una recaída. Sin embargo, una mayor comprensión de los linfomas periféricos de células T y nuevas técnicas de pruebas genéticas y moleculares, han llevado al desarrollo de nuevos medicamentos estratégicamente dirigidos para este tipo de linfoma.

El Dr. O'Connor se ha convertido en una autoridad global en la gestión de linfoma Hodgkin y el linfoma no Hodgkin así como en el desarrollo de nuevos fármacos para el tratamiento de estas enfermedades. Hasta la fecha, ha sido pionero en el desarrollo de tres nuevos fármacos aprobados para el tratamiento del linfoma. 

Más recientemente el co-inventó y desarrolló pralatrexate, que se convirtió en el primer medicamento para pacientes con linfoma de células T periférico refractario o en recaída, aprobado por la FDA en 2009. 

En la actualidad, el Dr. O'Connor es líder de varios estudios clínicos internacionales, muchos de los cuales son realizados en diversos subtipos de linfoma. Su objetivo es desarrollar fármacos más seguros que se dirijan selectivamente a células tumorales, todo en un esfuerzo por minimizar los efectos tóxicos de los tratamientos y quimioterapias existentes. Es el líder de un centro dedicado al estudio de neoplasias linfoides en la Universidad de Columbia, donde a principios de 2012 fue nombrado profesor de Medicina y Terapéutica Experimental además de ser el director del Centro para neoplasias linfoides en el Hospital Presbiteriano de Nueva York, en la Universidad de Columbia Medical Center. El Dr. O'Connor ha publicado más de 200 artículos, capítulos de libros y revisiones en el manejo del linfoma, y ha sido reconocido por sus logros en nuevos tratamientos pioneros para los pacientes con lesiones malignas linfoides.

“Mundipharma, empresa farmacéutica multinacional con origen en Estados Unidos y presencia en más de 60 países, invierte un importante presupuesto para investigación y educación del personal médico en el mundo y confirma su interés por enfermedades denominadas huérfanas que requieren de mayor esfuerzo para darle oportunidad de vida y bienestar a los pacientes que las padecen, esa es la razón por la cual hemos invitado al Dr Owen A. O’Connor, MD, PH.D, quien sin duda es una de las autoridades internacionales más destacadas en la gestión del linfoma Hodgkin y no Hodgkin, así mismo como del desarrollo de nuevos fármacos para el tratamiento de estas enfermedades”. Comento David Leclercq, Gerente General de Mundipharma Colombia, Países Andinos y Cono Sur.

Te puede interesar:

#Remedios No se trata de un ritual esotérico, sino de un truco para mejorar tu salud

Posted by Colombia.com on Tuesday, September 12, 2017

Colombia.com

Media: