*

Marina Núñez del Prado

La gran escultora boliviana nació en La Paz el año 1909 y expiró en Lima el año 1995.

Cautivada por la escultura desde antes que tuviera uso de razón, toda la vida de Núñez del Prado estuvo dedicada a esta arte. Aún niña, a los nueve años, se lanzó a la pintura, y a los 20 era maestra de la Escuela Superior de Bellas Artes. Para entonces había presentado su primera exposición en el Club de La Paz.

Expuso sus obras en varias galerías y museos de Estados Unidos, después de una larga espera. Fue condecorada con el título de doctora Honoris Causa del Rusell Saga College de Nueva York y el Cóndor de Los Andes del gobierno boliviano.

Pablo Neruda la denominó como "la boliviana genial". 

Cecilio Guzmán de Rojas

Nació en la ciudad de Potosí el 24 de octubre de 1899, y se suicidó en la localidad de Llojeta, La Paz, el 14 de febrero de 1950.

Es considerado uno de los talentos más importantes de la plástica boliviana del siglo veinte. Su temática está centrada en el rasgo racial de lo indígena, aunque su obra trasciende del indigenismo para dedicarse al retorno a los orígenes. La búsqueda de una identidad particular y el desafío de crear un arte auténtico fueron tareas centrales en la vida y obra de Guzmán de Rojas.

Habiendo sido soldado en la Guerra del Chaco, este conflicto internacional marcaría de manera profunda la vida y obra del autor de “El Cristo Indio”, determinando que fuera una razón fundamental el guardar plena fidelidad a su tierra y a sus tradiciones. Comprendió a cabalidad que el indio marginado y anónimo era el personaje central del siglo, en quien descansaba lo más auténtico del ser nacional.


Política | Letras | Música | Deporte | Arte | Economía

Página principal|Reseña histórica|Geografía|Presidentes|Símbolos patrios|Bolivianos ilustres|Bolivia hoy

Especial desarrollado por el equipo de Bolivia.com
Prensa@bolivia.com

Bolivia.com  Derechos Reservados 2000