Bolivia.com La Paz Viernes, 13 / Abr / 2018

Cumbre de las Américas 2018: Un encuentro marcado por la corrupción

Con la ausencia de Donald Trump y Nicolás Maduro, y la muerte confirmada de los periodistas ecuatorianos en manos de disidencias de las FARC, esta cumbre presenta incongruencias.

Cumbre de las Américas 2018: Un encuentro marcado por la corrupción
Foto: Twitter Oficial

Un total de 34 jefes de Estado del continente americano han sido invitados al evento que se realiza este viernes y sábado en Lima, del cual es anfitrión Martín Vizcarra, actual presidente de Perú, quien asumió el cargo luego de la salida de Pedro Pablo Kuczynski por corrupción.

Muchas personas pensaron que esta cumbre podría haberse cancelado, y es que para nadie es un secreto que su antesala estuvo marcada por eventos que pusieron en duda su finalidad. La principal de las paradojas que presenta, es que se celebra en un país, cuyo expresidente salió del cargo por corrupción, y que vive una crisis política por el procesamiento de cuatro de sus exmandatarios, lo cual da una señal clara de que nadie está encima de la ley.

No obstante, el tema central elegido para la cumbre es la ‘gobernabilidad democrática frente a la corrupción’, lo cual demuestra el compromiso de los presidentes latinoamericanos de ‘luchar’ contra la mancha de corrupción existente en el continente por el caso Odebrecht, por nombrar lo más reciente.

A pesar de que existan gobiernos o políticos importantes de los países involucrados en escándalos de corrupción, con resultados impresionantes como lo sucedido en Perú, se intenta demostrar que se vive una normalidad institucional, diciendo que fiscales están investigando y las instituciones del Estado trabajan normalmente.

Cabe recordar que en febrero el expresidente peruano Pedro Pablo Kuczynski, retiró la invitación del jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro, advirtiendo que "la ruptura de la democracia constituye un obstáculo insuperable para la participación de un Estado en la Cumbre de las Américas".

Te puede interesar: Presidente Santos viaja a Lima para Cumbre de las Américas

Sin embargo, en la cumbre de Panamá en 2015, incluyó a Cuba, país que estuvo ausente en todos los foros anteriores por su gobierno marxista-leninista, considerado antidemocrático. El presidente cubano, Raúl Castro está invitado a esta celebración, lo que representa una contradicción, por lo anteriormente mencionado, ya que la relación entre los gobiernos de Cuba y Venezuela es más que evidente y conocida por todos.

En esta oportunidad, los demás mandatarios no hicieron presión para hacer cambiar de idea al gobierno peruano sobre la invitación de Venezuela, esto se traduce en que ninguno está de acuerdo con lo que pasa en ese país, y pues creen que con presión internacional, el régimen de Maduro pudiera ceder, además de que Venezuela ya no tiene los instrumentos que tenía para influenciar con apoyos económicos o petróleo.

Por otra parte, la ausencia de Donald Trump, quien es el más interesado en presionar al gobierno de Maduro, pero al no asistir se contradice.

Aunque visto desde otra perspectiva, esta ausencia permite más diálogo en la cumbre, ya que el polémico presidente norteamericano suele apoderarse del micrófono, y puede no restarle importancia a sus homólogos.

En su lugar, asistirá el vicepresidente Mike Pence, quien es más diplomático y preparado que Trump.

Y el toque sombrío de ella, es la tensión entre dos países, Colombia y Ecuador por el asesinato de los periodistas secuestrados en tierras ecuatorianas desde el 26 de marzo, lo que refleja la violencia existente por las disidencias de los grupos guerrilleros, algo que definitivamente marca un encuentro previsto para la solución de conflictos.

 



Ma. Gabriela Garofalo - Colombia.com