Bolivia.com La Paz Lunes, 11 / Jun / 2018

Regalan un balón y un cojín a Evo Morales para que vea el Mundial en Bolivia

Los regalos fueron presentados a los medios por un grupo de jóvenes de la fuerza opositora Unidad Nacional.

Regalan un balón y un cojín a Evo Morales para que vea el Mundial en Bolivia
Foto: EFE. Evo Morales recibió un sorprendente regalo para el ver el mundial

Opositores bolivianos regalaron hoy al presidente Evo Morales un balón, un vaso y un cojín alusivos al Mundial de Rusia 2018, para pedirle que siga la apertura del evento deportivo desde su país y no viaje a Moscú como tiene previsto.

Morales tiene previsto llegar a la capital rusa el próximo miércoles 13, en un viaje criticado por la oposición en su país al denunciar que la visita oficial esconde su deseo de asistir al día siguiente a la apertura de la Copa Mundial de Fútbol con el presupuesto público, pese a que Bolivia no compite.

Te puede interesar: Nike rechaza calzar a la selección de Irán en el Mundial

Los regalos fueron presentados a los medios por un grupo de jóvenes de la fuerza opositora Unidad Nacional (UN), quienes se apostaron frente al edificio de la Vicepresidencia del Gobierno boliviano en La Paz con banderas bolivianas y pancartas que decían "no más despilfarros".

El dirigente de las juventudes de UN, Mauricio Aranda, explicó a los medios que los regalos son para que el mandatario vea el Mundial por televisión y "se sienta más cómodo y a gusto aquí en el país".

Aranda pidió a Morales que se quede en Bolivia, al considerar que el dinero que se gastará en su viaje se podría invertir "en salud, educación, en justicia, que es lo que más falta".

"Tenemos carencias, los jóvenes queremos que se quede, queremos que haga gestión de gobierno desde acá, desde el país, no desde otros lados. Le vamos a mandar esto al presidente para que se sienta a gusto acá, en nuestro país", agregó.

La visita a Moscú, donde está prevista una reunión con el presidente de Rusia, Vladímir Putin, es la primera escala de un viaje oficial que le llevará después a La Haya (Países Bajos), donde asistirá a reuniones en la Corte Internacional de Justicia, y a China, donde se entrevistará con su homólogo, Xi Jinping.

El mandatario boliviano, que es un gran aficionado al fútbol, asistió en 2010 a la inauguración del Mundial de Sudáfrica en Johannesburgo y también estuvo en la apertura de Brasil 2014 en Sao Paulo, sin que la selección boliviana participase en ninguno de los dos torneos.

La Verde solamente ha clasificado al mundial disputado en 1994 en Estados Unidos y le tocó medirse en el partido inaugural con Alemania, al que asistió el entonces presidente de Bolivia, Gonzalo Sánchez de Lozada (1993-1997 y 2002-2003). 

EFE