Cultura Viernes, 12 / Oct / 2007

Al Gore recibe el premio Nobel de la Paz

(Bolivia.com)
El ex vicepresidente norteamericano junto al Comité del Clima de la ONU, fueron nominados como premio Nobel de la Paz 2007 por su causa contra el calentamiento global, dejando así fuera de carrera al presidente Evo Morales.

Gore y el comité de la ONU ganaron el premio “por sus esfuerzos por aumentar y diseminar un mayor conocimiento sobre el cambio climático producido por el hombre y por sentar las bases para las medidas que se necesitan para contrarrestar ese cambio,” dijo el Comité Nobel de Noruega.

El Comité Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por su sigla en inglés) y Gore fueron elegidos entre 181 candidatos para compartir el premio de alrededor de 1,5 millones de dólares.

“Es probablemente el individuo que más ha hecho para crear una mayor comprensión mundial de las medidas que es necesario adoptar,” dijo el comité sobre Gore.

“El IPCC ha creado un consenso aún más amplio sobre la conexión entre actividades humanas y calentamiento global (...) La acción se necesita hoy, antes de que el cambio climático avance más allá del control del hombre,” agregó sobre el alza de las temperaturas que traerán más sequías, inundaciones y aumentos del nivel del mar.

Este fue el segundo premio a un líder demócrata de Estados Unidos durante la presidencia del republicano George W. Bush. El premio del 2002 fue para el ex presidente Jimmy Carter, que el director del comité del Nobel de entonces calificó como una “patada en las piernas” a la administración estadounidense por los preparativos para invadir a Irak.

Pero el presidente Ole Danbolt Mjoes dijo que el premio a Gore no tuvo la intención de ser una crítica a Bush.

“Un premio de la paz nunca es crítico de alguien, un premio de la paz es un mensaje positivo y de apoyo a todos los que luchan por la paz en el mundo,” afirmó.

Desde que dejó el cargo en el 2001, Gore ha ofrecido numerosos discursos sobre la amenaza del calentamiento global y el año pasado protagonizó su propio documental, “Una verdad incómoda” -que le valió un premio Oscar-, para advertir de los peligros del cambio climático e instar a actuar contra él.

Este fue el primer Nobel de la Paz otorgado a activistas del clima, aunque el premio del 2004 fue para Wangari Maathai, de Kenia, por su trabajo para lograr que las mujeres a lo largo de África planten árboles, una primera expansión del concepto de paz al trabajo ambiental.