Cultura Jueves, 01 / Nov / 2007

Alain Mesili presentó “Bolivia” entre pueblos y montañas

(Bolivia.com)
“Los árboles entierran sus raíces donde la diminuta y caprichosa semilla cae. No importa si el suelo es fértil, arenoso o sembrado de piedras. Los hombres calan sus raíces más profundas donde creen que crecerán vigorosos, donde un amor los ancla mientras dure, o donde encuentran un desafío que será el motivo de su vida y le darán el sentido vital y supremo”. Con este prefacio la prefectura del departamento presentó el libro impreso titulada “Bolivia”, entre pueblos y montañas, del artista y periodista Alain Mesili.

El encargado de recibir el libro, álbum fotográfico de las mejores zonas turísticas y montañosas fue el Secretario General, Alejandro Zapata, quién reconoció que el apoyo al arte , al arte y principalmente al turismo es otra estrategia de desarrollo muy importante para el progreso del departamento de la Paz. “Este libro resume los lugares más importantes de la cosmovisión andina, amazónica de Bolivia, razón por la cual la prefectura recibe con agrado este material que no solo muestra la naturaleza sino la mayor riqueza humana que tiene nuestro país”, señaló.

El acto sirvió también para testimoniar fácilmente en la vida de Alain, pues aunque su semilla es de tierras lejanas (Paris-Francia 1948), él es más boliviano que muchos de nosotros. Es aquí donde encontró el estímulo que nutrió y nutrirá sus venas hasta morir; este es su terruño de amores y aventuras, desdichas y felicidades, señaló la autoridad departamental de Cultura y Turismo Rafael Laora.

El representante de los montañistas de Bolivia, señaló que es escritor valiéndose generosamente de su experiencia y sus consejos aprendió a amar su propia tierra respetando a la naturaleza. “Alain posee un rico archivo de nuestros parajes más hermosos y temidos. Y no es una colección destinada a deleitarse en soledad; nos la ofrece, con generosidad”

Con este libro, Alain pone en evidencia su conocimiento y profundo amor por Bolivia. Nos demuestra que sus raíces son sólidas, enterradas hace añares en buen suelo y abonadas con su propio esfuerzo. “Bajo estas condiciones, los árboles nos brindan frutos maduros, equilibrados y sustanciosos brindó estas páginas a la nación que me acogió y me supo mar con el máximo respeto a sus habitantes, tradiciones y costumbres enraizados en la tierra”, señaló el escritor. Alain Mesili, a tiempo de entregar de manera simbólica un ejemplar de su libro.

El libro entre pueblos y montañas muestra también más hacia el norte, el cruce de la Cordillera Real o el de la Cordillera de Quimza Cruz produce una impresión completamente diferente. Las superficies altas y planas no son inmediatamente discernibles en este lugar y la vista se llena de asombro ante las masas compactas de algunos macizos de hielo que se elevan, como el Illampu, el Huayna Potosí y el Illimani, a más de 6.000 metros.

El andinista reconocerá inmediatamente que estos macizos, de composición granítica, forman como enclave en el seno de las masas esquistosas de la era primaria; correspondiente a intrusiones magmáticas que según lo han demostrado los geólogos se consolidaron durante la era terciaria, hace más o menos unos veintidós millones de años y tal vez durante las épocas más antiguas en la Cordillera Real.

Mesili narra como estos macizos, al igual que el resto de los Andes, se han elevado progresivamente pero a un ritmo más rápido, lo que explica que puedan actualmente dominar desde una altura de 2.000 metros sobre el Altiplano que se discierne desde el camino de Oruro a Cochabamba.

Su interés no se ve sin embargo disminuido por ésto: los filones de plata, de estaño, de wólfram que han hecho la fama de Bolivia, a falta de altura, están íntimamente asociados con ellas.

Al erguirse, los Andes Orientales se encuentran expuestos a una erosión muy activa. Los materiales arrancados a los relieves en vías de formación han sido transportados por los ríos y depositados por uno y por otro lado de la Cordillera, en extensas depresiones que ocupaban el Altiplano por el oeste, la zona Subandina por el este.

Según el escritor estas depresiones, contrariamente a la cadena montañosa, se hundían progresivamente a medida en que se iban acumulando allí los restos de todo tipo de conglomerados, arenas o arcillas, provenientes de la Cordillera. Este hundimiento explica el considerable grosor, por lo menos diez mil metros, de sedimentos de la era terciaria en el Altiplano.

¿Quién es Alain Mesili?

Alain, nació en Paris-Francia |949, viajó por primera vez a Bolivia en 1969.Desde entonces estuvo muy ligado con la Cultura. El andinismo y las letras.

Realizó numerosas rutas en los andes de Bolivia, es a la vez el impulsor del turismo de aventura. Junto a la agencia Tawa, abrieron circuitos hoy considerados como clásicos: Sur Lipes, Salar de Uyuni, travesía por la cordillera real y Apolobamba en Amazonía, destinos que han creado una imagen de Bolivia como destino Turístico.

Tiene varios libros editado desde 1996 con la editorial “Los Amigos del Libro” y ediciones CIMA. El 2006 colabora al nuevo libro “Bolivia + 6.000” del fotógrafo cruceño Willy Kenning, cuyo libro plasma fotográficamente a las 13 montañas más altas del país.

LIBROS

Una treintena de libros y enciclopedias en diferentes idiomas hacen referencia a Alain Melisi. Entre ellos: Anuarios del CAI (Italia), Jhohn Biggar; “The Higth Andes”, Yossi Brain; “Bolivia a Climbing Guide”, Silvio Sanjines “La Cordillera de Los Andes Bolivia”y otros en proyectos.

PROYECTOS

“De los andes a la Selva” libros de fotos bilingüe Español-Ingles, referente a los pueblos, paisajes fauna y flora, desde la cordillera de los Andes, Los Yungas y la Amazonía.

“Bolivia, expediciones y andinismo, una historia Andina”. En dos tomos desde la formación de los Andes, sus primeros habitantes al origen del andinismo, es también la historia de cada cumbre macizo y la de sus expedicionarios remontando a nuestros días.

“Turismo de la Utopía a la realidad política” ensayo critico. (Texto: Prefectura de La Paz)