Economía Domingo, 06 / Nov / 2005

“En Bolivia pronto surgirán cientos de emprendedores”

(La Razón)
La situación actual de Bolivia en términos de competitividad y el aporte de los emprendedores a la generación de riqueza en el país son analizados por el boliviano Augusto López Claros, economista, jefe del Foro Económico Mundial, quien estará esta semana en el país, en el acto de selección del Emprendedor Social. Dice que el país debe disminuir drásticamente las barreras burocráticas para la creación de nuevas empresas, mejorar el ambiente para la actividad empresarial y potenciar el sistema educacional. "No hay tiempo que perder. Los paises que se estancan, se van quedando atrás y esto es lamentablemente lo que esta ocurriendo con Bolivia".

¿Cómo está Bolivia en cuanto a competitividad se refiere? ¿Mejor que antes, peor, igual?
Bolivia ha sufrido un deterioro significativo en su ubicación relativa en los rankings de competitividad del Foro Económico Mundial. En nuestro ultimo informe, publicado el pasado mes de septiembre, ocupa el 101 lugar entre 117 países, la que no es una ubicación de honor.

¿Cuáles son los factores negativos que afectan la competitividad en Bolivia?
Son múltiples. Por el lado del manejo macroeconómico y durante ya varios años ha habido un serio problema de déficit público que ha contribuido a un rápido aumento en la carga de la deuda pública. Buenos manejos fiscales son esenciales para fortalecer la competitividad. Aquellos países que tienen las cuentas fiscales en orden pueden invertir en educación, en infraestructura y salud pública, gastos que contribuyen a mejorar la productividad. Bolivia también sufre de un pobre entorno institucional. La comunidad empresarial se queja de graves deficiencias en lo que se refiere al funcionamiento del sistema judicial, la protección de derechos del propietario, la falta de imparcialidad en las relaciones del Estado con el sector privado y altos niveles de corrupción, los que contribuyen a aumentar los costos de la empresa y, por lo tanto, socavan la competitividad. El país sufre deficiencias en la educación y bajos niveles de ingreso de nuevas tecnologías.

¿Inciden los conflictos sociales que ocurrieron en el país en los últimos años?
Desde luego que sí. Ellos contribuyen a crear un clima de desorden en el país que es fatal para la inversión. Esto no quiere decir que las causas de estos conflictos no tengan un trasfondo real. Hay problemas de carácter social—como la inequidad y la mala distribución del ingreso—que son comunes a muchos países, ricos y pobres. Pero hay diferentes formas de enfrentar estos problemas, algunas enmarcadas en la consulta, el diálogo bien informado, el respeto a la ley y la protección de los derechos de los ciudadanos y otras que parecieran tienen como principal objetivo el sembrar el desorden, porque obedecen a otra agenda, que nada tiene que ver con hallar soluciones constructivas a estos problemas. Ciertamente, durante los últimos años, la percepción de Bolivia que se ha creado en el exterior no es la de un país pobre en búsqueda de soluciones creativas a serios problemas económicos y sociales, sino más bien la de un país pobre que sucumbe ocasionalmente a ciertas tendencias auto-destructivas.

¿Qué debe hacer un país en desarrollo para mejorar su condición de competitividad?
Primero, mejorar el manejo macroeconómico. En el caso específico de Bolivia, esto involucrará replantear las prioridades del Estado en lo que se refiere al gasto. Me parece que utilizar recursos cuantiosos para subsidiar (por ejemplo) el consumo de gas licuado sin tomar conciencia de que estos recursos podrían ser asignados a fortalecer la calidad de nuestro pobre sistema educativo, es una deficiencia grave de la política económica de los últimos años. Se habla siempre del "costo social" asociado a la eliminación de tales subsidios. A mi parecer ese debate es falso. ¿Qué acerca del "costo social" asociado a las cientos de escuelas que no estamos construyendo, o las computadoras que no estamos comprando para potenciar el acceso de nuestros niños al conocimiento? Pero, mas allá del buen manejo macroeconómico, está todo el aspecto institucional. El respeto a la ley, la operación del sistema judicial y la administración de la justicia (no sé de economías competitivas donde no haya un sistema judicial eficiente y transparente), la asignación de recursos para mejorar los niveles de capacitación de la fuerza de trabajo, la calidad de la infraestructura del país y la salud pública. Es mucho más eficiente, en el largo plazo, gastar más en mejorar la salud de la población que en subsidiar la gasolina.

¿Ahora en Bolivia está de moda hablar de autonomías regionales. Cree que la descentralización permitirá mejorar los indicadores de competitividad?
Sí, desde luego, pero únicamente en la medida en la que hagamos progresos simultáneos para enfrentar las deficiencias identificadas arriba. Para que realmente tenga éxito la descentralización tiene que ser parte de una estrategia que integra muchos otros elementos.

¿Se puede a través del apoyo a los emprendedores mejorar la competitividad en un país?
Sí, desde luego, siempre y cuando por "apoyo" entendamos la creación de mejores condiciones para la inversión y la actividad productiva y no el desembolso de subsidios y tratos preferenciales.

¿Usted cree que Bolivia puede ser un país generador de emprendedores?
Yo creo que los bolivianos tienen las mismas dotes genéticas que el resto de la familia humana. Dadas las condiciones de estabilidad política e institucional y un ambiente sano para la actividad económica, no tengo la menor duda que pronto surgirán cientos de emprendedores que contribuirán a crear fuentes de trabajo y riqueza en el país.

El premio 2005

Profesional • Augusto López Claros es economista, jefe y director del Programa Global de Competitividad del Foro Económico Mundial. Está a cargo de la elaboración y análisis del Reporte Global de Competitividad, conjuntamente con el Prof. Michael Porter de la Universidad de Harvard y el Prof. Xavier Sala-i-Martin de la Universidad de Columbia.


Emprendedor Social • El doctor López Claros es boliviano. Visitará Bolivia esta semana en ocasión del evento de selección del Emprendedor Social 2005 (Bolivia) concurso que fue organizado por la Fundación Schwab, que también es parte del Foro Económico Mundial. Ofrecerá una conferencia sobre el tema "Crecimiento Económico y Prosperidad Nacional".


El Foro y la Fundación • El profesor Klaus Schwab creó el Foro Económico Mundial en 1971 y bajo su liderazgo, ha llegado a ser la plataforma internacional más prominente de encuentro y discusión entre líderes de corporaciones, de gobiernos y medios. En 1998, el profesor Schwab y su esposa, Hilde, decidieron crear una fundación que complementara el trabajo del Foro, la Fundación Schwab para el Emprendimiento Social, cuyo propósito es promover la innovación social. El trabajo es conjunto.