Economía Martes, 10 / Ene / 2006

Bolivia logra en 2005 el déficit más bajo de los últimos 15 años

(La Paz - Bolivia.com)
Con un déficit de 1,6% de su Producto Interno Bruto (PIB), gracias al desempeño fiscal de la gestión. Además, excluyendo el costo de la reforma de pensiones, por primera vez desde que existen registros estadísticos del Sector Público, obtuvo un superávit de 2,4%.

El déficit fiscal programado a principios de año alcanzaba a 5,2% del PIB, inferior en 0,3% al déficit ejecutado en la gestión 2004 que llegó a 5,5%; sin embargo, debido al excelente desempeño fiscal se logró una importante reducción del déficit que responde a la eficiente gestión fiscal traducida en la implementación de políticas destinadas a mejorar las recaudaciones y a contener el gasto público.

Un factor importante para la reducción del déficit fiscal fue la promulgación de la nueva ley de hidrocarburos, que introdujo el impuesto directo a los hidrocarburos (IDH) a partir de junio, generando un incremento en las recaudaciones de alrededor de 2,07% del PIB.

El resultado fiscal de la gestión 2005 es históricamente el más bajo registrado en los últimos 15 años. Sin considerar el gasto asociado a la reforma de pensiones, las cuentas fiscales reflejan un superávit de 2,4% del PIB, nivel muy superior al observado en las gestiones 1999 y 2000 que muestran superávit inferiores al 0,5%.

Las recaudaciones por concepto de renta interna fueron mayores en 1,6% del PIB respecto a lo programado debido a una mayor eficiencia en las recaudaciones, la continuidad del Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF) y la implementación del programa de fedatarios. Adicionalmente, a principios de año se determinó el incremento de las tasas del Impuesto Especial a los Hidrocarburos (IEHD), que permitió mayores recaudaciones por este concepto.

Los gastos públicos, por otra parte, se ejecutaron bajo criterios de austeridad, logrando mantener los niveles programados tanto en servicios personales como en bienes y servicios. Sin embargo el total del gasto corriente fue mayor al previsto debido, principalmente, al incremento del subsidio al diesel oil importado y del Gas Licuado de Petróleo (GLP), originado en los elevados precios internaciones del petróleo.

El comportamiento del gasto en inversión pública durante la gestión fue mayor a los niveles programados, atendiendo principalmente proyectos carreteros y de infraestructura social y productiva, ejecutados por los gobiernos subnacionales debido a que estos recibieron mayores recursos por concepto de coparticipación y el nuevo Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH)