Bolivia.com La Paz Martes, 12 / Jun / 2018

Niña de 9 años entra en rehabilitación por adicción a videojuego online

Preocupados por el comportamiento de la menor, los padres deciden buscar ayuda de especialistas. 

Niña de 9 años entra en rehabilitación por adicción a videojuego online
Foto: Pixabay. Profesora de la menor alertó a sus padres

La menor llegó al punto de orinarse en el sitio donde se encontraba en lugar de detener un momento el juego por el que además, perdía horas de sueño y se dormía en clase.

Se trata del videojuego Fortnite, un juego lanzado en septiembre de 2017, y que en octubre de este mismo año, contaba con apenas siete millones de usuarios, y ahora, en lo que va del 2018 tiene más de 45 millones.

Te puede interesar: Los mejores memes tras la caída de Instagram

Este juego online gratuito lleva un sello de Epic Games y es un título de acción en el que el jugador lucha en un apocalíptico escenario para sobrevivir.

Fortnite ha logrado captar la atención de miles de jóvenes y adultos, en los que se encuentra esta pequeña inglesa de 9 años, quien, según sus padres, se levantaba a medianoche, silenciosamente, para empezar a jugar.

Su madre, Carol, comentó en el diario Mirror que en enero le compraron un Xbox, pero que solo fue unos meses después que comenzaron a notar en su hija comportamientos extraños.

Esto es real, son muchos los usuarios que corren el riesgo de volverse adictos a los videojuegos. Según estudios internacionales hasta un 9% de las personas que practican este tipo de juegos sufren adicción, por eso, en algunos países asiáticos ya lo consideran como un problema de salud pública.

Los padres fueron alertados por una profesora de la menor, quien les informó que la niña se estaba quedando dormida en clase, y se quejaba que estaba demasiado cansada en clases como gimnasia, ballet, entre otras.

La madre de la menor, incluso, llegó a pensar que su comportamiento agresivo era por sus hormonas, hasta que se dio cuenta de los pagos regulares a Microsoft con su tarjeta de crédito, pues aunque Fortnite se puede descargar de forma gratuita, los usuarios también pueden pagar para aumentar su rendimiento.

Como castigo, los padres limitaron el tiempo para jugar de la niña, dejándolo una hora entre semana y dos los fines de semana. Pero la adicción al juego por parte de la menor la llevó a romper las reglas y una noche, su padre Richard, vió la luz de su habitación prendida, y al entrar encontró a su hija sentada en un cojín totalmente mojado de su propia orina.

La niña llorando confesó que llevaba dos meses mintiendo a sus padres, fingiendo que iba a su cuarto a dormir, cuando en realidad esperaba a que se durmieran para empezar a jugar, confesando además, que llegó a durar diez horas al día, llegando a acostarse hasta las cinco de la madrugada.

Por esta razón, sus padres se vieron obligados a contactar a especialistas que ayudaran a su hija con un tratamiento de rehabilitación.