Bolivia.com La Paz Lunes, 12 / Mar / 2018

¿Qué puedo hacer para eliminar el apetito?

Varios factores determinar cuán sustanciosas son las comidas y tú puedes usarlos para controlar tu apetito. 

¿Qué puedo hacer para eliminar el apetito?
Foto: Archivo

¿Qué hace que un alimento o comida sea sustanciosa? Podrías suponer que saciar el apetito depende, más o menos, de cuánta comida consumes. Eso también podría explicar por qué tantas personas piensan que para mantener el control de su apetito simplemente tienen que acostumbrarse a consumir menos comida.

Te puede interesar: ¿Las semillas de moringa son buenas para adelgazar?

No me malinterpretes, el control de las porciones es definitivamente un factor importante para controlar el consumo de comida. Pero también existen otros factores. La composición de la comida, es decir la cantidad de grasa, carbohidratos, y la proteína que contiene, determinan en parte cuán sustanciosa es la comida; la textura también juega un papel importante. Y hasta antes de que la comida llegue a tus labios o alcance el estómago, cómo se ve y huele la comida, e incluso tus experiencias pasadas con los alimentos que tienes en el plato, envían señales al cerebro que pueden influir en cuánto vas a comer.

¿Cuáles son los factores que pueden influir en cuánto comes?

- La anticipación de que la comida te va a satisfacer: Cuando estás a punto de comer algo, cómo se ve y huele la comida envía señales al cuerpo notificándole que los nutrientes están en camino. Estas pistas, que corren de los sentidos al cerebro, preparan al cuerpo para el proceso de digestión y absorción, pero algo más sucede: el cerebro anticipa que la comida también te va a satisfacer. La influencia de los sentidos de la vista y el olfato realmente es importante; se ha demostrado, por ejemplo, que un tazón de sopa se percibe más sustancioso cuando lo consumes de forma regular a que si ese mismo volumen de sopa se suministrara de manera que circunvalara los órganos sensoriales (es decir, por medio de un tubo directo al estómago). Por lo que, antes de tomar tu primer bocado, toma un momento para apreciar el color y aroma de tu comida y recuerda cuán sustanciosa será tu comida. 

- El poder de saciedad de la proteína: La proteína ofrece más saciedad que el carbohidrato, lo que tiende a ofrecer más saciedad que la grasa. Estos efectos de saciedad de la proteína son primordialmente fisiológicos, pero existen influencias sensoriales: el sabor y textura de comidas ricas en proteínas tienden a promover una sensación de saciedad.

- La fibra es sustanciosa: La fibra ayuda con el control del apetito en varias maneras. Primero, la fibra hace que la comida sea más voluminosa: comidas altas en fibra, que incluyen alimentos como verduras y frutas, ocupan un buen espacio en el estómago por lo que te dan saciedad, a un costo de calorías relativamente bajo. También toma tiempo para digerir la fibra, por lo que disminuye la velocidad en la que sale la comida del estómago. Y las fibras solubles (que se encuentran en alimentos como las manzanas, cebada, frijoles y avena) se ensanchan al llegar al estómago, y eso también puede contribuir a la sensación de saciedad.

- La textura también importa: Por lo general, los líquidos que son espesos y viscosos se perciben como más sustanciosos que los líquidos diluidos, aún si el conteo de calorías es el mismo. Esto es otro ejemplo de cómo la propiedad sensorial de las comidas afecta en las expectativas para satisfacer el hambre: los líquidos más espesos envían señales de más nutrientes que los líquidos más diluidos, que es más probable que estén asociados con la saciedad de sed. Y existen estudios que apoyan esto: los batidos que son más espesos se califican como más satisfactorios que los más diluidos, aunque ambos contengan la misma cantidad de proteína y otros nutrientes. 

- Entre más hambre tienes, más probabilidad existe que comas: La mayoría de las personas están conscientes de esto: si esperas hasta que tienes un hambre voraz, probablemente vas a comer de más una vez que tengas la oportunidad. Una razón para esto es que mientras se elevan tus niveles de hambre, te haces mucho más sensible a los sabores salados y dulces, probablemente porque estos dos sabores envían señales de que la comida es comestible (comparado a un sabor amargo).  

Te puede interesar:

A continuación hemos hecho una lista con las cosas que hacen los colombianos con el jabón Rey. Y tu ¿qué cosas haces?

Posted by Colombia.com on Monday, March 12, 2018

Colombia.com