Bolivia.com La Paz Domingo, 17 / Abr / 2016

Seis formas de evitar herir a tu esposo

¿Que los hombres son el sexo fuerte y las mujeres las débiles? Muchas veces no es que no sientan ni que no les duela, sin embargo, aquí te decimos cómo evitar que hieras a tu esposo o pareja.

Seis formas de evitar herir a tu esposo

Aunque insistan mucho en hacerse los fuertes y aparenten que no sufren, sí que les duele. Estas son seis situaciones que le duelen a los hombres y que quizá no lo sabías.

1. Muestras que no le necesitas

Muchos hombres suelen decir que se sienten atraídos por las mujeres independientes. Puede que muchos digan la verdad, pero una parte de ellos siente pánico y ansiedad porque una mujer llegue a ser tan independiente, que no necesite para nada de ellos y prescinda de su presencia hasta para arreglar la tubería de un lavaplatos.

La solución es sencilla: sé independiente en la justa medida, pero hazle sentir que necesitas de él. Eso o en su lugar quizá vaya en busca de alguien que sí lo necesite como él cree que lo merece.

2. Pasas por alto eventos importantes para él

Es posible que en algún momento él haya olvidado algo importante para ti, como tu cumpleaños o el aniversario. Es posible que tenga alguna excusa —para ti poco creíble— de la razón de su olvido. Sin embargo, la situación se pondrá pesada si eres tú la que pasa por alto algo importante para él.

La verdad es que ambas situaciones, tanto el olvido de él como el tuyo son mensajes claros de que algo va mal en la relación, pues cuando se ama de verdad a la pareja se hace lo posible por recordar esos detalles.

Puedes optar por poner una solución sencilla y evitar olvidos colocando recordatorios de las cosas importantes en lugares comunes y visibles para ambos.

3. Le ignoras

No suele ser muy común que una mujer pase por alto a su compañero ante sus amigos o familia, pero puede suceder. Si te ocurre, es posible que estés dando un paso en falso en la relación. No olvides que debes tratar a los demás como te gustaría que te trataran a ti. No ofendas a tu esposo de esa manera pues el mensaje que le estás enviando es que no le importas mucho.

4. Haces que se sienta mal respecto a su persona

Que te de un beso y le digas: “¡Uff! Qué mal aliento tienes” es fatal para la autoestima de tu caballero. Repito, no todos se sienten afectados pero algunos sí, y con estos hombres lo mejor que puedes hacer es ser prudente y tener tacto al hacerle saber que le falta algo de aseo bucal o lo que sea que desees expresarle.

Igual que antes, si sabes que puedes sentirte mal porque te dice que estás pasada de libras, con él funciona igual. Lo mejor para ambos es cultivar el respeto desde el mismo inicio de la relación y pocos problemas habrá al respecto.

5. Eres ofensiva y no te disculpas

Toda relación tiene altercados y en ocasiones ambas partes pueden llegar a ofenderse. Si eres tú la que termina ofendiendo y a sabiendas no te excusas por lo que hiciste, vas a ganar más problemas de los que tenías.

Ni tú ni él merecen malos tratos. El maltrato verbal o físico en cualquiera de sus versiones es reprobable. Si se respetan desde un principio, es probable que la situación no se presente y tengas que pedir excusas por situaciones menores.

6. Le haces sentir como un fracasado

Todo hombre que sienta que no puede sostener a su familia debido a su ruina económica o pérdida de su empleo, va a caer en la angustia y el desespero al no saber cómo va a hacer para salir de esa situación.

No “eches sal en la herida” criticándolo o presionándolo para que consiga otro empleo. En su lugar, desde un principio hablen claro acerca de un ahorro programado para prevenir o estar preparados para eventos como esos, y ten algo de paciencia, hablen y busquen soluciones.

Si cultivas el respeto desde el noviazgo en tu relación, seguro los problemas maritales que hieran tanto al uno como al otro serán menores y de fácil solución.

DN / Colombia.com