El fuego limpia la tierra, la bendice y le da prosperidad


ño tras año, la fiesta de San Juan en Bolivia es una oportunidad ineludible para poner en evidencia las costumbres que, en este caso en particular, adquieren diversos sentidos.
Según Manuel Rigoberto Paredes, autor del libro “Mitos, Supersticiones  y Supervivencias de Bolivia” San Juan Bautista es el santo bajo cuyo amparo se descubren los secretos  del porvenir y se obtiene el incremento de bienes.
Se conmemora la fiesta encendiendo grandes fogatas para que el santo los bendiga con salud, fertilidad y prosperidad.
En las zonas rurales mantienen la creencia  de que el fuego de San Juan limpia la tierra para que al pasar del tiempo se cubra de  pasto verde y flores.
Paredes enumera una serie de  costumbres que se practicaban y algunas que siguen practicándose, sobre todo en el campo, entre las que figuran las siguientes:
El fuego y el agua son dos elementos que se ponen en acción durante esta fiesta, por lo que en algunos lugares, a pesar del frío intenso, las personas acostumbran lavarse  la cara y el cuerpo con abundante líquido y echadse agua unas a otras.
Según algunos estudiosos el jugar con agua tiene una relación con la fertilidad  agrícola y biológica. Generalmente esta costumbre es practicada  entre los jóvenes, como una forma de coqueteo.











Especial elaborado por el departamento de Prensa  de Bolivia.com

Envíe sus comentarios a: prensa@bolivia.com

©  BOLIVIA.COM®  Inc.  Derechos reservados.