PAGINA PRINCIPAL CHAT E-MAIL FORUM POSTALES BoliviaMall.com - Tienda virtual RADIO BUSCADOR AMIGOS Y CONTACTOS ENCUESTAS
Detalle ::::
23 de enero, 2002
   
   
Jenny Serrano nació con la sonrisa en la boca




Publicidad

(Bolivia.com) Escribe: Juan Manuel Miranda

Al dialogar con la popular artista nacional resulta imposible no esbozar una sonrisa ya que su carácter, como ella misma señala, le impide estar totalmente seria. Esta cualidad innata que corre por las venas de Serrano ya es de exportación.

Cuando atiende nuestro llamado, del otro lado de la línea se escucha la voz cálida de Jenny Serrano, excusándose por no poder atendernos de manera inmediata. Pero la solicitud de espacio para conversar es aceptada para dentro de una hora.

Cumplido el término de tiempo surge un nuevo inconveniente. Una salida de emergencia de la comediante, quien debe recuperar su celular perdido, imposibilita realizar la nota hasta dentro de 15 minutos. Finalmente, la espera tiene su recompensa; la artista cochabambina retorna al hotel donde se encuentra hospedada y accede a conversar sobre su vida, carrera y sueños.

Cualidad traída desde el vientre de la madre

Bolivia.com: ¿Cómo es que le nace el don de hacer reir a la gente?

Jenny Serrano: Nace un 13 de abril de 1963 cuando mi mamá me dio a luz. Yo creo que nací riendo. Siempre he sido una persona que ha tenido un carácter liviano, creo que las cosas en la vida siempre tienen solución, aunque a veces el momento mismo en que tienes el problema se te hace difícil.

Yo tomo las cosas con calma, siempre estoy riendo, jugando. Creo que todos deberíamos tratar de guardar ese niño que tenemos dentro porque eso es lo que me mantiene sana. La risa es remedio infalible, nunca estás enfermo, nuncas estás triste. Mírame a mí, cuando voy a los medios de comunicación, a los mercados o cuando me subo a un taxi, me doy cuenta de que la gente me mira y se ríe y para mí eso es maravilloso porque es como un alimento.

Bolivia.com: ¿Entonces es una cualidad innata?

J.S.: Es innato, es como sintiera las cosas. A veces veo a alguien y me da ganas de hacer chistes. Yo le agradezco mucho a Dios que me haya mandado a este mundo con talento porque, de qué te sirve ser millonario si eso no te lo vas a llevar al cielo, pero sí te vas a llevar al cielo el cariño de la gente. Por eso he dicho que el día que yo me muera me voy a ir cargada de costales de cariño.

Bolivia.com: ¿Alguna vez tuvo la oportunidad de llevar una conversación seria?

J.S.: Casi nunca, te cuento que he tenido reuniones con empresarios y políticos de alto rango, pero no puedo con mi carácter, al final ríen y todos terminamos riendo, muy pocas veces estoy seria. Ni cuando me enfermo estoy seria. Tiene que ocurrirme algo muy doloroso para que me sienta triste.

Champagne, el bebé mimado

Han transcurrido 11 años desde que Jenny Serrano se reunió con Alberto Gasser con el propósito de crear un grupo humorístico. Tras los primeros años de trabajo conjunto, Gasser decidió cambiar el chiste por la política y Jenny se quedó a cargo del show que se ha convertido en una razón de vida para la artista, quien se considera, ante todo, boliviana, “aunque me envasaron y nací en Cochabamba”.

Bolivia.com: ¿Qué representa Champagne para Ud.?

J.S.: Es mi empresa, mi vida, porque me hace feliz hacer reir a la gente. Es maravilloso porque eso significa que todo lo que he hecho en mi carrera está dentro de las personas.

Bolivia.com: ¿Cuáles son los personajes que interpreta Ud.?

J.S.: De los más representativo y que le gusta a la gente está la subteniente de policía Susha Condori. Pero también interpreto a la cholita paceña, el niño lustrabotas, la monjita, la Soraya de la Parra, la chola cochabambina, la vieja erótica, la maestra rural, la niñita, la secretaria, la diputada, la enfermera de la caja, etc. Los conté, tengo 40 personajes definidos y todos son creación mía.

Bolivia.com: ¿De dónde le nace la inspiración para crear?

J.S.: De la vida diaria, yo te veo a vos y ya eres un personaje para mí. A parte de mirar, analizo, observo los movimientos y si le encuentro algo gracioso, perfecciono al personaje en el escenario. Para hacer cosas infantiles me fijo en las cosas que les gusta a los niños.

Por ejemplo, la cholita paceña es feliz, pero en Cochabamba las cholas son mas bien coquetas y no son tan reilonas como las paceñas. La vieja erótica la saqué imaginándome cómo sería tener esa edad. Esta señora está casada diez veces y dice que por la edad no se va a privar de tener esposo. Su mentalidad es que hombre es hombre y no importa el nombre, por eso está en busca de otro marido. Creo que es algo que te nace.

En el caso de la maestra rural pensaron que me había inspirado en Vilma Plata. No lo hice, pero mucha gente asociaba el personaje con la dirigente. En cuanto a la música, realizo una historia de todas las canciones que suenan en el medio, junto pedazos que conforman un todo.

Bolivia.com: La habilidad que tiene Ud. para interpretar las voces de sus personajes, ¿es algo innato o lo ha trabajo?

J.S.: También vine con eso. La verdad es como si todo viniera dentro de mi (interpreta una voz de niña), nadie me enseñó, pero sí sé como enseñar. Creo que no puedes guardarte para ti cosas que a otros les gustaría hacer.

En ocasiones he preparado gente. Tenía la escuela nacional de talentos, pero la tuve que cerrar momentáneamente porque no me daba tiempo. Hace dos semanas dí cursillos para comunicadores con el fin de que desarrollen la creatividad y modulen las cuerdas vocales porque es fácil, es solamente una técnica. Yo les doy una herramienta y ellos la usan.

Bolivia.com: ¿Alguna vez no logró hacer reir a la gente?

J.S.: Nunca, siempre todos mis espectáculos han sido buenos. Para mi todos son mejores porque les pongo alma, vida y corazón. Yo trabajo mucho haciendo mis libretos o preparando un espectáculo. Yo no preparo un espectáculo en una semana, lo hago en dos meses porque tengo que tener cuidado en los detalles.

Bolivia.com: ¿Algún político la felicitó en persona por interpretar su personaje?

J.S.: Nunca he satirizado a personas del gobierno ridiculizándolas, no me gusta, lo creo una falta de respeto. Sí he hecho bromas que no han sido pesadas y a raíz de eso creo que todos los políticos me quieren mucho, me llevo muy bien con todos.

Varias veces personas como Gonzalo Sánchez de Lozada o Jaime Paz Zamora han venido a mis espectáculos. Me conocen Manfred Reyes Villa y Johnny Fernández. Creo que admiran el tipo de trabajo que yo hago. Admiran que una mujer pueda producir sus propios libretos y eso es digno de distinción, ya que normalmente encuentras muchos cómicos varones, pero mujeres no hay.

Éxito en el exterior

Jenny Serrano tuvo la oportunidad de presentar en tres oportunidades su espectáculo en los Estados Unidos, donde -afirma- siempre la han recibido con cariño. En ese marco, la próxima gira que efectuará Champagne Show a finales de marzo comprenderá las ciudades de Los Angeles, Houston, Texas, San Francisco, San Antonio y San José.

Bolivia.com: ¿El show que presenta en los Estados Unidos es para latinos?

J.S.: Es para hispanos, no sólo para bolivianos porque quiero ampliar mis horizontes y mostrar que en Bolivia tenemos capacidad. Varias veces me han calificado de mexicana, no creen que soy boliviana, incluso no saben dónde está nuestro país.

Una vez hice un show gratis para los niños con sida de Honduras en los Estados Unidos y fue tan grande su sorpresa que querían llevarme para Honduras, ya que no podían concebir que una artista haga un show gratis que recaude fondos. Yo les dije que en Bolivia lo hacemos, por eso Bolivia es el corazón de Sudamérica ya que amamos a la gente.

Bolivia.com: ¿Podría dar un mensaje para esta Bolivia conflictiva?

J.S.: Hay que tener esperanza y fe. La gente está muy apesadumbrada y la alegría nos va a ayudar. Recuerdo que todo el mundo decía que la Navidad iba a ser triste y la Navidad no es triste ya que no son regalos, sino Jesús. Entonces, ya te están condicionando a que todo va a ser triste, eso es lo que te hace daño.

Tenemos que tener fortaleza, fe y esperanza en un mañana mejor. Somos un país rico en todo, pero no sabemos trabajar. A veces los bolivianos trabajan más en otros países que en su propia patria.

Las impresiones de Jenny Serrano sobre:

La política: Sucia
El amor: Lo máximo
Dios: El Supremo
Un libro: Mi planta de naranja lima
Un artista: Juan Gabriel
Una canción: Abrazame muy fuerte
Un color: Rojo
Hincha: De todos
Una ciudad: Amo Cochabamba, su verdor, parece un paraíso
La familia: Un regalo
La religión: Algo que necesitamos
El deporte: Casi no hago deporte, pero nos mantiene vivos
Bolivia: Mi otro amor
Su inspiración: Dios y el universo

La familia:

Jenny Serrano está casada con Raúl Zerain. Tiene dos hijas: Nataly y Stephanie. Sus padres son María Esperanza Flores Alba y Ángel Serrano. A propósito de su madre, Jenny dice: “Es un ejemplo para mí, ella es la que me ha enseñado que cuanto más grande se es, más humilde hay que ser”.

Sus hermanos son: Angélica (doctora), Ángel Jesus (militar) y Carlos Manuel (que es parte de Champagne Show).
Comentarios ::::
Agenda musical
Ver más