/actualidad/economia/

Artesanía ecológica de Rurrenabaque

Economía - Martes, 02 / Sep / 2008
(Enlared Municipal) Una decena de familias de Rurrenabaque, Beni, elabora lo que se puede denominar ‘artesanía ecológica’ en madera.

Más de 10 artesanos entre hombres y mujeres de la Asociación Rhema trabajan con distintos tipos de madera y aceites naturales para ofrecer al mercado productos certificados.

A la producción de Rhema (‘fe’ en hebreo), se la puede considerar ecológica porque las maderas con que trabaja son obtenidas de residuos de los chacos y sobrantes de otros proveedores; además, en convenio con Agroforest trabajan con madera certificada, como el almendrillo, verdolago, curupaú, cuta, chonta, y otros que tienen un color propio, el cual le da un toque exótico a las artesanías, explica el Presidente de Rhema, Freddy Seno.

“Aquí en la organización todo lo que trabajamos, los diseños, es de nuestra propia iniciativa; las ventas lo hacemos nosotros. Como Rurrenabaque es un centro turístico, una parte la vendemos aquí y otra la llevamos a La Paz”.

Las artesanías, como individuales, fuentes, charolas, vasijas y otros, antes eran barnizadas con elementos químicos; pero ahora se usa aceite vegetal, de eucalipto, y de abeja, y esto da un valor agregado a los a los productos: ser cien por ciento natural.

También se promocionan los tejidos de las palmas Majo y Asaí, para elaborar artículos de cestería como individuales y bolsones, los que son confeccionados por comunarios de Villa Altura del municipio de San Buenaventura de La Paz.

Los productos se venden en Rurrenabaque y en La Paz, y los precios dependen del tamaño y del tallado realizado a mano, siendo el más barato a Bs 80 y el más caro a Bs 230, convirtiéndose en una alternativa rentable para los artesanos.

La Asociación recibe apoyo de Conservación Internacional, que capacita a los artesanos en el tallado, diseño y acabado natural en madera y que además posibilita su asistencia a distintas ferias para promocionar sus productos.

Además, el Servicio Alemán de Cooperación Social-Técnica en Bolivia (DED) posibilitó la capacitación de los asociados en gestión empresarial. A futuro la asociación quiere expandir su mercado de ventas, siendo una primera acción el abrir una tienda propia en Rurrenabaque para poder promocionar y exhibir su trabajo.

SIGUENOS EN:

Google News