Por: Redacción Actualidad, con información de EFE y ABI • Bolivia.com

La OMS informa que está por reanudar proceso de revisión de vacuna Sputnik V

La evaluación de la vacuna rusa se detuvo porque no se cumplieron algunos procedimientos legales.

La OMS puede aprobar la vacuna rusa Sputnik V antes de 2022. Foto: ABI
La OMS puede aprobar la vacuna rusa Sputnik V antes de 2022. Foto: ABI

La evaluación de la vacuna rusa se detuvo porque no se cumplieron algunos procedimientos legales.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) está a punto de reanudar el proceso de revisión de la vacuna contra la COVID-19 desarrollada y producida en Rusia, denominada "Sputnik", dijo una responsable de este expediente.

"Hay algunos documentos legales que deben ser firmados por ambas partes antes de que el proceso [de la autorización] continúe (...) Las autoridades rusas nos han asegurado que estos documentos se firmarán muy pronto, y tan pronto como esta tarea se complete (...) la evaluación del expediente se reiniciará nuevamente, el diálogo se reiniciará y luego se planificarán las inspecciones", dijo Swaminathan a Sputnik.

La directora general adjunta de la OMS para el acceso a las medicinas, Mariangela Simao, explicó que la evaluación de la vacuna rusa se detuvo porque no se cumplieron algunos procedimientos legales.

"Ahora me complace informar de que en las discusiones que mantenemos con el Gobierno ruso este problema está por resolverse y tan pronto como esos procesos finalicen estaremos en condiciones de reanudar el procedimiento", declaró en una rueda de prensa en la que la ONU y la OMS presentaron un nuevo plan para lograr la vacunación del 40% de la población de todos los países antes de que concluya este año.

Según Simao, cuando se completen las informaciones pendientes que Rusia debe entregar a la OMS también se continuará con la inspección de las distintas plantas donde se produce la vacuna Sputnik.

Hasta la fecha, la OMS ha aprobado siete vacunas contra la COVID-19 en una serie de decisiones que sirven de guía para países en desarrollo que no cuentan con la capacidad ni con organismos oficiales que puedan realizar el análisis de todos los datos que acompañan una solicitud de autorización para el uso de una vacuna, incluidas las informaciones procedentes de las distintas etapas de los ensayos clínicos.

Sputnik ha sido ampliamente administrada en Rusia, donde las entidades pertinentes aprobaron su uso, así como en varios países de Latinoamérica. 

Artículos Relacionados

+ Artículos