Bolivia.com La Paz Miércoles, 01 / Feb / 2017

Presidente pide acabar con la microcorrupción y la burocracia

Archivado en Política

El jefe de Estado reflexionó sobre la "gente infiltrada" que se la pasa haciendo crucigramas y van en desmedro de la gestión o bien "desgastan" la labor que debe contar con compromiso y sacrificio.

El presidente Evo Morales junto al vicepresidente Álvaro García Linera, ministros y funcionarios en el gabinete ampliado. ABI
El presidente Evo Morales junto al vicepresidente Álvaro García Linera, ministros y funcionarios en el gabinete ampliado. ABI

El presidente Evo Morales demandó en el inicio del gabinete ampliado, acabar con la microcorrupción y la burocracia que existen en la administración pública, para optimizar la gestión de servicio al pueblo boliviano.

"Tareas que tenemos es la corrupción y burocracia, seguro algunos son expertos cómo acelerar en vez de un código para funcionarios públicos, por qué no aquí hacemos nuestro código", dijo en el evento que se desarrolla en el campo ferial Chuquiago Marka, al sur de la ciudad de La Paz.

Morales manifestó que la microcorrupción se evidencia, muchas veces, en la renovación de contratos de los trabajadores, cuando el jefe de personal o el asesor cobra por "abajito" hasta 700 dólares.

Mencionó que esa figura se presenta también en el sector de educación o salud porque se entregan ítems a la gobernación y los funcionarios "hacen su agosto" pues cobran recursos por los puestos.

"Si no toman cartas en el asunto, eso puedo pensar, como ministro, viceministro no pueden cortar con eso", señaló.

En referencia a la burocracia indicó que ese factor perjudica, por ejemplo, la entrega de obras, porque las instrucciones van hasta el último funcionario y finalmente "no hay nada".

"Somos soldados de la patria y hay que cumplir las decisiones tomadas", dijo.

Recordó que en reunión con la Conalcam (Coordinadora Nacional por el Cambio), los movimientos sociales sugirieron elaborar un código del servidor público pues debe existir un buen trato a la gente,  y si no es por estudios debe darse por experiencia y ética.

Relató que cuando los alcaldes van a un ministerio y realizan propuestas "se ríen en su cara" y se trata de autoridades democráticamente electas, lo que lleva a pensar que si a ellos los tratan así cómo será al pueblo.

ABI